Ciudades inteligentes, el fruto de la inteligencia colectiva

Huelva forma parte de la Red Española de Ciudades Inteligentes, espacios en los que la aportación e iniciativa ciudadana son esenciales para alcanzar este modelo ideal de ciudad habitable, amigable y sostenible.

Ciudad inteligente o smart city. / Foto: www.muycomputerpro.com/
Ciudad inteligente o smart city. / Foto: www.muycomputerpro.com/

Sapiensity. Esta nueva sección nace con el objetivo de ser un espacio donde hablemos de las últimas tendencias en materia de tecnología y ciudad y para invitar a la reflexión de los ciudadanos, pues ellos son la diana de toda estrategia, política o actuación y quienes determinarán cómo será la sociedad en el futuro.

En esta línea, comenzaremos abordando el concepto de smart citizens o ciudadanos inteligentes, los cuales serán una utopía en sentido estricto hasta que no mejoren las condiciones de vida en nuestras ciudades.

Es necesario que los ciudadanos participemos activamente a través de los canales a los que tienen acceso, pues sólo así seremos los actores y a la vez los beneficiarios principales en la toma de decisiones de nuestros representantes. Tenemos que poder interactuar y comunicar de manera efectiva, algo posible gracias a los centros de recepción de información para su tratamiento y análisis posterior. El individuo está llamado en este entorno a poner en marcha medidas y liderar iniciativas ciudadanas colectivas o individuales que pongan el énfasis en los problemas más prioritarios.




Cabe destacar que de nada sirve construir grandes infraestructuras tecnológicas o desplegar mobiliario urbano novedoso o construir edificios inteligentes si al final la ciudad no es más habitable, amigable y sostenible.

Ciudadanos, colectivos y plataformas, administraciones y empresas de todo el planeta están reaccionando y profundizando en estas tendencias que demanda un mundo global, donde procesos de inteligencia colectiva en materias como la salud, alimentación y cultura, entre otras muchas, están diseñando nuevos modelos económicos, culturales o geopolíticos sin parangón.




El crecimiento sustancial de la población mundial, la limitación de recursos naturales disponibles y los efectos de la destrucción de pulmones verdes, la insuficiente oferta alimentaria para abastecer las necesidades futuras o las altas tasas de contaminación acústica y de emisiones domésticas e industriales obligan a replantearse los patrones de comportamiento para aportar soluciones de calado a las futuras generaciones: nuestros hijos y nietos.

Tras la reciente activación en Sapiensity del observatorio y recopilador Tozoeland podremos compartir con todos vosotros aquellas reflexiones y visiones que están discutiéndose en foros de todo el mundo que, entendemos, los ciudadanos del siglo XXI debemos tener presentes para valorar lo que tenemos y lo que debemos perseguir.

Culturas, contextos o bienes estratégicos, entre otros, marcan diferencias entre ciudadanos de todo el planeta, pero todos coincidimos en querer disfrutar y apoyarnos en las mismas herramientas para vivir felizmente, crecer y sentirnos útiles y realizados, en tener oportunidades para explorar otros caminos libremente o visualizar un horizonte para encauzar las vidas de los más jóvenes: hay más elementos de unión que de diferenciación.

Las ciudades vienen desarrollando en los últimos años una transformación inimaginable en lo relativo al uso de las nuevas tecnologías en tanto que han conseguido globalizarse, integrarse y hacerse accesibles. Toda esta revolución, unida a otras áreas de conocimiento que tienen que ver con la gestión de las Nuevas Energías, la gestión de la Movilidad en urbes masificadas o la Accesibilidad para todo tipo de colectivos, han dado pie a que la expresión susodicha esté en boca de todos: las Smart Cities/ Ciudades Inteligentes.

En este tiempo podemos comprobar cómo expresiones del tipo eficiencia energética, sostenibilidad económica o ambiental, inteligencia colectiva, participación ciudadana, hábitat urbano, innovación social, emprendedor social, etc. nos acompañan a través de los medios hasta hacerse familiares.

En estos últimos años nuestros representantes políticos europeos han apostado por definir líneas de actuación orientadas a la innovación y a una especialización inteligente de los sectores potencialmente más atractivos para las ciudades, dando lugar y concretándose en el Marco Horizonte 20/20, en lo relativo a ciudades inteligentes, cuyo objetivo es mejorar los estándares de vida de sus ciudadanos.

Actualmente, a las 25 capitales de provincia fundadoras de la Red Española de Ciudades Inteligentes (la R.E.C.I.), se les han unido ocho capitales más, entre las que se encuentra Huelva. Y recientemente, estas 33 capitales españolas se han unido a 25 capitales portuguesas para conformar la Red Ibérica de Ciudades Inteligentes.

Las personas tenemos un papel fundamental en este cambio para que sea duradero y sostenible. Sin una concienciación clara y práctica de cada individuo y de los colectivos que los representan (“somos lo que hacemos y no lo que decimos” ), sin una apuesta decidida de las administraciones por agilizar y re-enfocar sus servicios públicos desde una óptica Open City y sin una nueva cultura empresarial más globalizada, tecnificada y con un firme propósito de cooperar siendo sostenibles no podrá alcanzarse este gran reto que tenemos de subsistir siendo felices.

Noticias Relacionadas
•    Hoteles Inteligentes
•    Ciudadanos Inteligente




2 Responses to "Ciudades inteligentes, el fruto de la inteligencia colectiva"

  1. Jose Antonio   15 diciembre 2013 at 9:34 pm

    Buena sección. Esperemos que tras la presentación de la 1ª semana se entre en materias más prácticas con ejemplos más interesantes.
    Un saludo.
    http://www.fitbike.es

    Responder
  2. ANTERO   26 abril 2014 at 12:17 am

    El tema de las ciudades inteligentes es muy interesante, el logro pleno de las ciudades inteligentes no será una utopia, si desde ahora aprendemos a comportarnos, hacer uso de los recursos, de la energia, cuidar el medio ambiente, etc . de una manera responsable inteligente y pensar en forma colectiva, sumado a la infraestrutura y mobiliario urbano inteligente, se encontrará el camino a lograr las ciudades inteligentes.

    Debemos empezar ya….

    Responder

Deje un comentario

Su dirección de correo no será publicada.