El nadador paralímpico onubense David Sánchez Sierra protagoniza un documental que se estrenará en Canal Sur en 2025

No solo es una película documental, es un recordatorio de lo que podemos lograr cuando creemos en nosotros mismos y nos apoyamos mutuamente.

David Sánchez Sierra

HBN. El onubense David Sánchez Sierra, nadador paralímpico, protagonista de un documental que se estrenará en Canal Sur TV en 2025. El productor Fran López Reyes conoció la historia de este joven nadador a través de un encuentro casual con el entrenador del joven David. 6 meses antes de la participación en los juegos paralímpicos de Tokio el nadador estaba deprimido y quería abandonar la natación. Ya entrenado por Berto Martínez, consigue la marca mínima.

Los directores José del Corral y Eduardo Muñoz, serán los encargados de narrar la historia de superación de este deportista y seremos conocedores del mundo del deporte adaptado a través de David y su más que posible participación en las próximas paralimpiadas de París
2024.

Junta de Andalucía Rocío

David Sánchez SierraNo solo es una película documental, es un recordatorio de lo que podemos lograr cuando creemos en nosotros mismos y nos apoyamos mutuamente. Aunque la película está actualmente en fase de rodaje y se estrenará en Canal Sur Televisión, los directores y protagonistas de «Aliento» están disponibles para compartir avances exclusivos y detalles emocionantes sobre la producción.

Enlace teaser:


Puerto de Huelva

Biografía de David Sánchez Sierra

El aplazamiento de un año de los Juegos de Tokio 2020 ha permitido a este onubense estrenarse en una cita paralímpica cumplida la veintena para traerse de la capital japonesa tres diplomas que añadir a un historial en franca progresión que incluye un título y un par de medallas de bronce europeos.

David Sánchez nació en Huelva capital en enero de 2001 sin antebrazos, pero no tardó mucho en sentir la atracción de la piscina. Con todo, practicó otras modalidades (fútbol, pádel, baloncesto o tenis) antes de adentrarse en serio en el mundo de la natación competitiva bajo la tutela de Pepe Griñón, entrenador del Club Onubense de Deportes Adaptados (CODA), quien al ver la destreza con que se deslizaba en el agua le puso el apodo de “Tiburón”. Su primera prueba oficial tuvo lugar con catorce años (2015) en Nerva, donde se hizo con una medalla de oro en 50 metros mariposa ante niños sin discapacidad alguna.

Dos años después ya estaba compitiendo internacionalmente: su estreno se produjo en los Juegos Mundiales de Vila Real de Santo António (Portugal) 2017, donde se colgó tres oros y una plata. Al año siguiente debutó en el Europeo de Dublín (Irlanda), donde de nuevo fue el más rápido en los 50 mariposa dentro de su clase (S6) y también conquistó un bronce en 200 estilos; y en 2019 hizo lo propio en el Mundial de Londres, con esperanzadores resultados (6.º en 50 mariposa, 10.º en 100 espalda y 12.º en 200 estilos).

Tras el nefasto –por la pandemia sanitaria– año 2020, encaró 2021 con la ambición de estar en los Juegos de Tokio. Fichó por el CN Colombino y a las órdenes de Alberto Martínez sostuvo una evolución excelente, colgándose tres oros y dos platas en el Campeonato de España por comunidades autónomas celebrado en Castellón, y sumando un nuevo bronce en el Europeo de Funchal, cómo no en 50 mariposa, su especialidad, aunque también fue 5.º en 200 estilos.

Así que el Tiburón onubense llegó a Tokio dispuesto a dar algún mordisco. Empezó su actuación el 26 de agosto con una décima plaza en los 200 estilos y con una quinta –y primer diploma– en la final de los 4×50 libre, en la que sustituyó a otro andaluz, el veterano Chano Rodríguez. El remozado cuarteto español siempre estuvo cerca de las medallas y, de hecho, el onubense concluyó la tercera posta llevando a España de la cuarta a la segunda posición, si bien el último relevista, Toni Ponce, no pudo resistir el esprint final de sus homólogos de Italia (plata), Brasil (bronce) y Ucrania (cuarta), que le superaron. El título fue para China, con récord del mundo (2:15.49).

Cuatro días después regresó al Centro Acuático de Tokio para su prueba fetiche, los 50 mariposa, con 16 aspirantes. Tras ser cuarto en su serie con 32.45 –nuevo récord de España–, accedió a la final, donde se hizo con otra quinta plaza y diploma al realizar un tiempo de 32.49, a 1 segundo y 68 centésimas del campeón, el chino Jingang Wang, y a solo 72 centésimas de la medalla de bronce, que se adjudicó el colombiano Nelson Crispín.

El nadador de Huelva cerró su periplo en Tokio 2020 el 3 de septiembre participando en los 100 espalda. David finalizó en cuarta posición en la tercera y última eliminatoria con un tiempo de 1:21.14, a un segundo de batir el récord de España, lo que le valió para lograr el octavo mejor tiempo y acceder a la final de la prueba. Allí repitió puesto (8.º) con un tiempo de 1:19.92, ahora sí plusmarca nacional. El vencedor y medalla de oro fue el chino Hongguang Jia, con un tiempo de 1:12.72.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Hospital Quirón
Mercedes
matsa
residencia clece
Cocehu
Simposión caballos
Aguas de Huelva
Las cosas del toro
Atlantic Copper
Ayuntamiento de palos de la frontera
Caja Rural hipoteca joven
Csif
cepsa
Diputación de Huelva