‘Embajadoras del Garbanzo de Escacena’ pone en valor el papel de la mujer en la agricultura

Embajadoras del Garbanzo de Escacena

Redacción. La segunda convocatoria del proyecto Embajadoras del Garbanzo de Escacena que acaba de lanzar el Consejo Regulador de Indicación Geográfica Protegida
‘Garbanzo de Escacena’ ha puesto el foco en destacar el trabajo de diferentes mujeres que
trabajan en el territorio donde se produce esta legumbre con sello de calidad diferenciada y sus aportaciones en el ámbito de la actividad agrícola y empresarial, la promoción exterior, la investigación o la labor profesional en este sector.

El objetivo del proyecto Embajadoras del Garbanzo de Escacena es hacer visible el cada vez mayor protagonismo que tiene la mujer en el ámbito de la agricultura, eligiendo para ello en cada edición ejemplos concretos en diferentes actividades que de una u otra forma inciden directamente sobre el desarrollo de este cultivo en la zona situada entre las provincias de Huelva y de Sevilla que conforma esta Indicación Geográfica Protegida.

Así en el campo de la promoción exterior, la Embajadora del Garbanzo de Escacena en esta segunda edición del proyecto es Amalia Cardenete Flores, Notaria en Escacena del Campo, por su labor de difusión y proyección de los valores diferenciales que marcan al garbanzo certificado con el sello de calidad de la IGP ‘Garbanzo de Escacena’, siendo una de las mejores defensoras de su sabor, tamaño, cremosidad y aplicaciones en la cocina.

En el ámbito de la empresa y la actividad agrícola, la Embajadora es María Rosa Ortega Cabello, agricultora y una de las referencias más destacadas de Andalucía en la incorporación de la mujer a las tareas de gestión dentro de este sector, con un protagonismo destacado en la Cooperativa Campo de Tejada que cultiva, produce y comercializa este garbanzo.


Puerto de Huelva

Como Embajadoras del Garbanzo de Escacena en el ámbito profesional y de investigación también han sido reconocidas las investigadoras Inmaculada Izquierdo Ortega y María Ángeles Fernández Recamales. Inmaculada Izquierdo es técnica investigadora de la Cooperativa Campo de Tejada y ha liderado diferentes proyectos sobre nuevas variedades del garbanzo blanco lechoso y sobre la mejora de la agronomía del cultivo, siendo una de las investigadoras más destacadas en este ámbito. Y María Ángeles Fernández Recamales es responsable del Grupo de Investigación ‘Análisis Agroalimentario Salud y Economía Circular’ de la Universidad de Huelva y dirige en estos momentos varios proyectos de investigación vinculados al garbanzo que se produce en el territorio de la IGP ‘Garbanzo de Escacena’.

El proyecto forma parte del plan que impulsa la Consejería de Agricultura, Ganadería, Pesca, Agua y Desarrollo Rural de la Junta de Andalucía para la promoción en el mercado interior de productos agroalimentarios amparados por un régimen de calidad en el marco del Programa de Desarrollo Rural de Andalucía 2014-2020. Este plan está subvencionado por la Unión Europea, a través del Fondo Europeo Agrícola de Desarrollo Rural y cuenta también con la participación del Ministerio de Agricultura y Pesca del Gobierno de España.

‘Esta acción es parte de un proyecto más global que la IGP ‘Garbanzo de Escacena’ inició en 2020 bajo el título “Garbanzo en Femenino” que tiene como objetivo destacar el papel de la mujer en el cultivo, la comercialización, la investigación y el manejo del garbanzo, así como su contribución dentro la cultura gastronómica en el territorio donde se cultiva esta legumbre.

Hay que tener en cuenta que la mujer ha tenido tradicionalmente un protagonismo limitado en toda la actividad del garbanzo, casi siempre relacionada con el uso de esta legumbre en la alimentación y la cocina a través de recetas y formas de cocinar el garbanzo que se han ido transmitiendo de generación en generación. Sin embargo, durante la última década la mujer ha ido ganando protagonismo en otras áreas de actividad del garbanzo, como la producción, la gestión o las nuevas formas de uso del garbanzo en la gastronomía. Por ello el Consejo Regulador de la Indicación Geográfica Protegida ‘Garbanzo de Escacena’ lanzó ‘Garbanzo en Femenino’ para incentivar aún más la presencia y la participación de la mujer dentro del sector del garbanzo.

Sobre la IGP ‘Garbanzo de Escacena’

La IGP ‘Garbanzo de Escacena’ certifica desde el año 2014 la calidad superior y el origen del garbanzo blanco lechoso, de categoría Extra que se cultiva en un territorio de campiña entre las provincias de Huelva y Sevilla, a las puertas del Parque Nacional de Doñana y del océano Atlántico. Gracias a este sello o certificado de calidad, la IGP ‘Garbanzo de Escacena’ trabaja para que las empresas y marcas que comercializan este garbanzo puedan garantizar al consumidor que está comprando uno de los mejores garbanzos del mercado.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Mercedes
matsa
Junta de Andalucía impuestos
Hospital Quirón
Giahsa
Cocehu
Aguas de Huelva
Las cosas del toro
Atlantic Copper
Ayuntamiento de palos de la frontera
Caja Rural hipoteca joven
cepsa
Diputación de Huelva