Una festividad de ‘Todos Los Santos’ y ‘Los Difuntos’ con ‘sello COVID’

Francisco José Oliva Pérez. Todas las celebraciones, las que se han salvado de su anulación definitiva, de este 2020 están marcadas por la COVID-19. Y la festividad de Los Difuntos no iba a ser menos.

El coronavirus ha trastocado de fondo la Festividad de los Difuntos y todo lo que engloba. Antes de la pandemia, miles de onubenses iban en estos días al Cementerio Municipal de La Soledad a visitar a los seres queridos que perecieron. Un acto íntimo como dejar flores que se ha convertido en una tradición fija en el calendario y que va a seguir con restricciones. «Vamos a mantener la visita a los Difuntos porque esta muy interiorizada en nuestra cultura y debemos de posibilitarla», comenta Esther Cumbreras, Viceportavoz del equipo de Gobierno y concejala de Hábitat Urbano e Infraestructuras del Ayuntamiento de Huelva.

Festival de Punta Canela

El Cementerio de La Soledad, como el resto de instalaciones de diversa índole, sufrirá este año restricciones para minimizar el riesgo de contagio, sobre todo entre el sábado y el lunes al ser los días de mayor afluencia de ciudadanos. En el protocolo de acceso al camposanto «vamos a establecer un sistema de entrada y salida distinto para que los usuarios no tenga ningún tipo de contacto. También hemos quitado las escaleras, mecanismos de agua u otro material utilizable por los usuarios, evitando riesgo de contacto. Hemos puesto también geles hidroalcóholicos a la entrada y salida. Vamos a aumentar el numero de efectivos de Policía Local y Protección Civil para controlar aglomeraciones y mantener las distancias de seguridad. Antes teníamos cuatro policías municipales controlando el recinto de aparcamientos y la entrada y salida y ahora tendremos seis para que también haya dos más en el interior del recinto».

«Recomendamos que las personas de riesgo no vengan en estos tres días. Hay muchos días, que vamos a posibilitar con autobuses, para que puedan acudir. Entendemos que deben de acudir en días con menos afluencia y debemos posibilitarlo», señalaba la concejala de Hábitat Urbano e Infraestructuras.


Puerto de Huelva

Proseguía Cumbreras afirmando que «otra de las normas que vamos a recomendar es que los usuarios no estén mucho tiempo dentro del recinto». Aunque el Cementerio de la Soledad es un lugar de poco riesgo de afección por su extensión -73.000 m2 de hectáreas- y por ser al aire libre, apunta la edil que «no podemos mantener aglomeraciones y en un mismo sepulcro no puede haber una familia de más de cuatro miembros».

El aspecto fundamental del protocolo es otorgar la posibilidad a las personas de que puedan ir varios días. «Entendemos que las principales aglomeraciones puedan producirse en estos tres días, como siempre se ha producido aunque esperamos que no se produzcan. Si cubriésemos el mínimo del aforo que nos determina la autoridad sanitaria, estaríamos hablando de miles de personas en el cementerio y esa cantidad no acuden al cementerio de Huelva. Vamos a incentivar las visitas en los días siguientes con autobuses y ampliando los horarios aunque el protocolo principal estará desde el sábado hasta el lunes, los días de posibles aglomeraciones» para, a renglón, llamar a la ciudadania a que «no hagan todas las visitas de 11 a 2, que es lo que solía ocurrir en años anteriores en el día festivo. Desde las 08:00 hasta las 18:30 hay mas que tiempo suficiente para visitar el camposanto».

Sin embargo, y con la salud como máxima más importante a la hora de tomar cualquier decisión, dejó claro que «lo primero que queremos advertir desde el Ayuntamiento es que estas medidas que se establecen son volubles en el sentido de que si el Gobierno o la Junta de Andalucia establecen nuevas restricciones, tendríamos que cambiarlas. Vamos a cumplir y establecer la recomendaciones que nos dictan y las nuestras propias. Siempre vamos a cumplir las directrices sanitarias y si nos dijeran que hay que reducir mas el aforo o incluso cerrar el cementerio, lo haríamos. Mientras tanto, esperamos no tener qué hacerlo».

Limitaciones de movilidad y afluencia que están afectando, aún más, a un sector muy lastrado desde Marzo como el de las flores. «Desde Marzo que se declaró el estado de alarma ya arrastramos perdidas. Ya entrábamos en Semana Santa y tuvimos la primera caída severa de pedidos. A eso le sumas que nos metíamos en las comuniones y también ha fallado. También ha fallado el Rocio, las romerías, las cruces y las bodas. Por ejemplo, de las bodas, que es algo que lo trabajo menos, solo he hecho el 20-30% de las que tenía reservadas. Ha sido unos meses catastróficos», comenta Marcos Brioso, regente de la floristería ‘La Rosaleda’.

Esta festividad suele ser un punto álgido de ventas para los floristas. Apunta Brioso que con el coronavirus «se nota mucho la bajada en las ventas. La gente está con el miedo y se ha notado. En estas fechas, sé hacia antes muchos encargos la semana antes para no dejarlo a última hora. Teníamos entre 50 y 70 encargos. Este año ha sido todo a última hora, se ha apostado por la compra de flores a última hora y este lunes solo teníamos 7 encargos. Ese miedo ha sido bastante grave para nosotros».

Por contra, debido a su ausencia de riego, dando la posibilidad a ir más tarde a depositar las flores en el cementerio, la venta de las flores de tela han aumentado. «Se ha notado bastante esa subida. El sector de las flores de tela está abierto a mas sectores de tiendas de almacenes. Cualquier tienda puede vender flores de tela y es muy difícil competir.

Así, «podríamos pedir muchas cosas pero sí por ejemplo nos ayudaran con el pago de las tasas de los locales, seria esencial. Tanto muchos compañeros como yo tenemos que pagar locales, el 99%. Si tenemos que pagar una cuantía por el local, la ayuda que nos ha dado desde el Gobierno, los seiscientos euros a los autónomos por cese de actividad, no nos ha cubierto el local. Hemos tenido que estar sin ventas y poniendo dinero de nuestra cosa. Nos han pagado el autónomo tres meses pero hemos tenido que seguir pagando los locales. Si nos hubieran echado una mano con eso, hubiera sido una gran ayuda».

El Día de Los Difuntos del 2020 está impregnado por la COVID-19. Una festividad repleta de restricciones en los cementerios y en un escenario de crisis económica. Circunstancias negativas que no impedirán a los onubenses a reencontrarse y homenajear con unas flores a aquellos seres queridos que ya no están.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Mercedes
Ecoembes
matsa
Hospital Quirón
Giahsa
Cocehu
Turismo Huelva
Aguas de Huelva
Las cosas del toro
Atlantic Copper
Ayuntamiento de palos de la frontera
Caja Rural hipoteca joven
cepsa
Diputación de Huelva