Las obras de peatonalización de las calles Juan de Robles y Conde de San Juan, a punto de finalizar

0
35
Las obras de peatonalización están a punto de culminar.
Rocío Cárdenas intercambia impresiones con el encargado de Juan de Robles.

Redacción. En cuestión de días, estarán prácticamente acabadas dos importantes obras que actualmente viene ejecutando la concejalía de Urbanismo del Ayuntamiento de San Juan del Puerto mediante la concesión de dos PFEAS distintos: de un lado, la peatonalización de la calle Juan de Robles donde además quedarán solventados los accesos a las propias viviendas y de otro, la culminación del primer tramo de la calle Conde.

Nuevo aspecto de la calle Conde.

La alcaldesa Rocío Cárdenas ha girado hoy visita de seguimiento a estas actuaciones “estamos muy satisfechos por el grado de ejecución de estas obras, los trabajos van a muy buen ritmo y estarán finalizadas próximamente, en el caso de Juan de Robles antes de las fiestas falleras”. Para Cárdenas, Juan de Robles es una calle señera que ha ganado completamente en embellecimiento con estas obras que han contado con la unanimidad a la hora de acometer su peatonalización “los vecinos creyeron desde un principio que la calle fuera para disfrutarla, que fuera abierta sin aparcamientos pero con zonas de estancia para las personas mayores y niños”. A partir de ahora el consistorio tiene pendientes los trabajos de embellecimiento con el mobiliario urbano, bancos y macetas.



Las obras de peatonalización están a punto de culminar.

En la calle Juan de Robles el Ayuntamiento crea así un nuevo espacio de estancia de una zona con una alta densidad de viviendas, quedando resuelto la accesibilidad a sus edificios y eliminándose las barreras arquitectónicas. Además se está dotando a su superficie de nuevos acabados con solería de terrazo urbano y adoquines de hormigón dando un sello de identidad del que hasta hace muy poco carecía, y se han renovado las instalaciones de abastecimiento al encontrarse esta calle en muy mal estado.

Respecto a la calle Conde, como espacio comercial abierto, el concejal de Urbanismo Tomás Domínguez ha detallado unas obras que han contado con un PFEA extraordinario de 30.000 € para unos 30 metros de vía. Se ha modificado la distribución de calzada y acerados, creando una plataforma única para la eliminación de barreras arquitectónicas. Sin desniveles, los peatones y vehículos de acceso restringido compartirán muy pronto un mismo espacio. Igualmente se resuelve la accesibilidad de los edificios, dotándose a la superficie de nuevos acabados con la renovación de las instalaciones de abastecimiento que se encontraban en muy mal estado.