Enrique García Bolaños plasma en el poemario ‘Peluquería Canina’ la condición humana

1
577
????????????????
Comparte esta noticia
El onubense Enrique García Bolaños.
El onubense Enrique García Bolaños.

Ana Rodríguez. A pesar de su nombre, Peluquería Canina, el último proyecto de Enrique García Bolaños no tiene nada que ver con cortarle el pelaje al mejor amigo del hombre. Se trata del segundo libro de poesía de este ingeniero técnico -el primero se titulaba Señales-, natural de Huelva, que reparte su tiempo en la actualidad entre la realización del Máster en Ingeniería Industrial y su gran pasión, la escritura.

El particular nombre de este nuevo volumen, que acaba de darse a conocer, responde a que este poemario «es una especie de bestiario» en el que su autor trata de plasmar, básicamente, la condición humana. En este sentido, Enrique destaca que tal tarea «me resulta igual que una peluquería canina: razas, dueños, collares y arneses, tijeras… y hay perros que ladran y perros que se dejan hacer«.

En Peluquería Canina el lector podrá encontrar una treintena de poemas de temática variada -sociales, realistas, amorosos…-, pero que tienen un eje común: la reflexión sobre el hundimiento de la clase media.

Su autor asegura que está muy contento con el resultado de su trabajo y también con el prólogo, obra de Francisco Mulet, de quien se confiesa un auténtico fan: «me parece un maestro y me encanta cómo junta los nombres, cómo reimagina los adjetivos… Es un gustazo que sus palabras abran el libro». Asimismo, también ha tenido García Bolaños palabras de agradecimiento para José Ángel Garrido, quien ha realizado la portada: «yo soy un fanático de las portadas, muy mitómano, tengo portadas de discos por todos lados, y José ha superado con creces todas las expectativas. La portada es todo lo que debería ser».

Asimismo, cabe destacar que Peluquería Canina es el primer libro de una nueva editorial independiente, Versátiles, que han puesto en marcha Mar Domínguez y José Ángel Garrido. Esta gran oportunidad, que Enrique considera además de un honor y un orgullo, una gran responsabilidad, surgió gracias a que el ingeniero conocía desde hacía años a los nuevos editores: «empezamos en Generación Montero en Hispanidad Radio, un programa semanal muy loco, y terminé acompañándolos a la guitarra en sus recitales. Ellos llevan años animándome a publicar, pero siempre me he mantenido en un segundo plano. Se juntó que ellos daban el paso en solitario y abrían la editorial Versátiles y yo terminaba mi segundo poemario, y han querido apostar por él para que sea su primer título«.

Portada del libro 'Peluquería Caninca'.
Portada del libro ‘Peluquería Caninca’.

Para el ingeniero onubense, «la poesía es la única forma cabal que encuentro para expresar mis inquietudes y enfrentarme con el mundo. Es el terreno que conozco, donde me siento cómodo sin mapas». Además, Enrique define su poesía como «una lucha permanente», que le da «la oportunidad de dejar de ser por un instante».

Su afición por la escritura no es algo nuevo, sino una necesidad que siempre lo ha acompañado. En este sentido, cuenta que de pequeño «pronunciaba muy bien las palabras raras, como Guillermo, frigorífico o Sonytel. Un año, en la fiesta del Día de Andalucía del colegio, me tocó recitar aquello de ‘Sevilla para nacer, Granada para morir…’, que es la letra de una sevillana de los Amigos de Gines y no un poema de Lorca. Entonces tenía memoria y por lo visto estuve varios meses con el soniquete».



Cuando creció un poco más empezaron a interesarle la poesía de Garcilaso, Santa Teresa, Lope, Góngora, Quevedo, Bécquer y las generaciones del 98 y del 27, dando más tarde el salto a la literatura fantástica gracias a la biblioteca de ciencia ficción que tiene su padre. «Durante la ESO y Bachiller, reunía las frases de mis profesores en los cuadernos y las agendas de mis amigos para dar constancia de las barbaridades y genialidades que iban diciéndonos. Luego volqué esas notas y seguí con la tarea en un espacio del fallecido Messenger, a tres columnas, que después derivó en un blog donde empecé a compartir música y a contar historias fantásticas que no leía casi nadie. De todo eso surge el universo», afirma.

Así, con el tiempo, nacieron SeñalesPeluquería Canina, estando actualmente el onubense inmerso en los ya sucesivos recitales y presentaciones de esta última obra. El poemario se presentará en Huelva la tercera semana de mayo y su autor participará posteriormente en el encuentro Palabra Ibérica en Vila Real de Santo Antonio los días 3 y 4 de junio, teniendo previsto también actos en la Casa Grande de Ayamonte, Voces del Extremo en Moguer, los Burros Verdes, el 1900…

En esta línea, Enrique ha querido mandar un mensaje a los ciudadanos para que se animen a acudir a su presentación en la capital y, en general, a acercarse a la poesía: «en estos tiempos liberales de súper consumo, donde todo van tan rápido, donde los tuits y los estados de Facebook caducan a los cinco minutos, la poesía es el arma del presente, clara y concisa en un puñado de versos. Que no tengan miedo. Que el academicismo está muerto. Que, aunque no lo parezca a veces, la poesía es mucho más accesible que la novela. Y más barata».

1 Comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here