Romero, cancerbero del Real Club Recreativo de Huelva

1
768
El cancerbero onubense Romero.
El cancerbero onubense Romero.
El cancerbero onubense Romero.
El cancerbero onubense Romero.

Antonio José Martínez Navarro. Rafael Romero Vázquez, nació en nuestra ciudad el día 15 de marzo de 1954, en el seno de una familia compuesta por Manuel Romero Ventura, autónomo establecido en el Mercado del Carmen con un puesto dedicado a la venta de huevos, cebollas, ajos, etc., y María Vázquez Beas, su esposa y sus dos hijos, Manuel Eloy y María del Carmen.

Perdida en las faldas de sus numerosos cabezos, la Huelva de su niñez era una ciudad de ambiente recoleto, embebida en su pasado colombino y con un gran ambiente marinero y en la que sobresalían con luz propia dos nombres: “Litri” y el Real Club Recreativo de Huelva, con las ínfulas que les daban ser la dinastía taurómaca más antigua del mundo y la de ser el Club Decano del fútbol español. Y, con tales influencias, el pequeño Romero tomó la senda futbolística.

Realiza sus estudios en el Colegio “San Francisco” (situado detrás del Ayuntamiento) y su madre decide que continúe sus estudios en el Politécnico “Madre de Dios” (actual “Funcadia”) donde terminó Oficialía. Ya hemos dejado comentado que su afición a S. M. el Fútbol le viene desde muy pequeño. Así, a los cinco o seis años ya era integrante del equipo que se había formado en su calle y que se enfrentaba al de las otras calles o barrios. También iba a jugar al campo de los “Andrade” (limítrofe a la Piscina de los Ingleses), muy cerca del Muelle de la Compañía de Río-Tinto y no era un extraño en el Campo de los Corchos y en del Titán, equipos informales, pero necesarios para que acrecentara su afición.



Romero y Bautgarner, porteros del Real Club Recreativo de Huelva.
Romero y Bautgarner, porteros del Real Club Recreativo de Huelva.

Romero había arrancado como jugador del Veracruz de baloncesto, ya que era un niño espigado y con la agilidad necesaria para ser amigo inseparable de la canasta, pero, un día, un chaval que jugaba en el Ancla C. F., simpático equipo del barrio del Matadero, le dijo: “Vente a jugar con nosotros, Romero”. Así, lo hizo pero esta aventura futbolística duró muy poco, ya que el compadre de su padre conocía a Leli (hijo de Aurelio, conserje del Estadio), éste aceptó y con apenas doce años se fue al Estadio Municipal y comenzó a entrenar con Leli. En el equipo infantil, había un portero que se llamaba Paco y que no lo hacía mal del todo. Aquel año, jugó el último partido del calendario de los infantiles. Al año siguiente, con su magnífica estatura, grandes reflejos y excelente sentido de la ubicación en la portería, jugó de titular toda la temporada con los juveniles y quedaron campeones de Huelva y su provincia. En la fase provincial, le tocó enfrentarse con el Sevilla que lo frenó en su trayectoria triunfal. Había que aplaudir a aquel equipo, ya que en circunstancias muy precarias (los jugadores entrenaban detrás de las porterías, en donde el terreno era irregular. Al año siguiente, continuó en los juveniles a las órdenes de Carreño y empezó a jugar de titular, aunque el cuerpo técnico del Recreativo había decidido que entrenara con el primer equipo, esto es, que con quince años ya soñaba despierto en algún. Recuerda que en los juveniles habían excelentes jugadores como Paniagua (que defendió la camisola del Recreativo de Huelva), Cárdenas, Santos, Hernández, Quino, Jorge, que era un magnífico delantero centro, Ramírez, dueño y señor de toda la zona del medio del campo, jugadores que, viendo que no llegaba al primer equipo terminaron aburriéndose y colgando las botas.

El 26 de mayo de 1973, llegó la expedición de Huelva a jugar contra el Racing Club Portuense en el último partido de liga de Tercera División, Grupo cuarto, y se encontraron con una ciudad que vivía los momentos culminantes de la feria local. En verdad, ninguno de los dos equipos se jugaba demasiado, sólo la honrilla deportiva. Estaba la comitiva albiazul en el hotel, cuando le dijo Enrique Ales: “Romero, hoy vas a jugar tú”. Llegó la hora de la verdad, saltó al rectángulo de juego, ordenó a la defensa, hizo varias paradas estupendas y no encajó ningún tanto en su portería. En la prensa onubense, se le declaró como figura del partido hasta el punto de que le pusieron como remoquete “El Águila del Puerto”.

El equipo onubense, que empató a cero goles, alineó a los siguientes jugadores: Romero, Paniagua, Arias, Ortiz, Azuaga, (Molowny), Montiel, Santos, Jeromo, Moscosio, (Mora), Robles y Dorrego. Tras aquel partido, lo llamó el presidente del Recre, Sr. Martín Berrocal y como viera que Romero era prácticamente juvenil, le hizo que firmara un contrato como profesional. Y comenzó la temporada 1973-74 (en la que el Club Decano jugó en Tercera División, Grupo IV, y ascendió a Segunda División) y el entrenador del equipo de Huelva, Enrique Ales, lo alineó como titular en 28 partidos de Liga y Copa. Recordémoslos:

02-09-73 C. D. Eldense, 1 Recreativo de Huelva, 1
08.09.73 Recreativo de Huelva, 5 Atlético Marbella, 1
16-09-73 C. D. O´Donnell, 0 Recreativo de Huelva, 0
29-09-73 Recreativo de Huelva, 3 Melilla C. F., 0.
30-09-73 Calvo Sotelo C. F., 0 Recreativo de Huelva, 2
07-10-73 A. D. Almería, 4 Recreativo de Huelva, 1
14-10-73 Balompédica Linense, 0 Recreativo de Huelva, 0.
28-10-73 Recreativo de Huelva, 2 Xerez C. D., 1
04-11-73 Recreativo de Huelva, 3 Cacereño, 0.
11-11-73 Orihuela, C. D., 1 Recreativo de Huelva, 2.
18-11-73 Recreativo de Huelva, 5 Valdepeñas, 0.
25-11-73 C. D. Badajoz, 0 Recreativo de Huelva, 2.
02-12-73 A. D. Ceuta, 2 Recreativo de Huelva, 2.
09-12-73 Recreativo de Huelva, 1 Real Jaén, 0.
16-12-73 Melilla Industrial, 1 Recreativo de Huelva, 1.
23-12-73 Recreativo de Huelva, 1 R. C. Portuense, 0.
30-12-73 C. d. San Fernando, 2 Recreativo de Huelva, 1.
06-01-74 Recreativo de Huelva, 1 Cartagena, 0.
13-01-74 A. D. Hellín, 0 Recreativo de Huelva, 0.
20-01-74 A. Marbella, 1 Recreativo de Huelva, 1.
27-01-74 Recreativo de Huelva, 1 C. D. O’Donnell, 1.
03-02-74 Melilla C. F., 3 Recreativo de Huelva, 1.

En el Campeonato de España, Copa del Generalísimo, los resultados que se dieron fueron los siguientes:

26-09-73 C. D. San Fernando, 1 Recreativo de Huelva, 0.
10-10-73 Recreativo de Huelva, 2 C. D. San Fernando, 0.
01-11-73 Real Jaén, 0 Recreativo de Huelva, 2.
14-11-73 Recreativo de Huelva, 1 Real Jaén, 0.
05-12-73 Recreativo de Huelva, 0 C. D. Sabadell, 0.
19-12-73 C. D. Sabadell, 1 Recreativo de Huelva, 0.

Todo se desarrollaba a la perfección, ya que Romero era una de los guardametas menos goleados de las diversas Divisiones y el Recreativo iba en cabeza de la clasificación, cuando en la jornada 28 Enrique Ales se la jugó. Se había enfrentado en Recreativo de Huelva en el estadio “Álvarez Claros” con el titular, el Melilla, que le había ganado por tres goles a uno. En aquel partido, había un aire de Levante que sacaba el portero y la pelota llegaba de nuevo a tu área. Este viento furente, hacía bueno aquel refrán que decía:

“Tres cosas tiene Melilla
Que no las tiene Madrid:
El Levante, el Poniente y
“El Telegrama del Riff” (aludiendo al nombre del diario melillense).

En definitiva, que aquel año se despidió de alinearse más con el Recreativo. En la temporada siguiente, 1974-75, y con el Recreativo en Segunda División, Romero se uniformó y defendió los colores albiazules en los siguientes partidos:

07-09-74 Sevilla F. C., 2 Recreativo de Huelva, 0.
15-09-74 Recreativo de Huelva, 2 Cádiz C. F., 3.
22-09-74 Córdoba C. F., 3 Recreativo de Huelva, 0.
29-09-74 Recreativo de Huelva, 0 Burgos, C. F., 0.

En realidad, muy pocos partidos, ya que Enrique Ales decía que “Espejo ganaba tres millones de pesetas (cantidad desorbitante en aquella época) y debía jugar. En la siguiente temporada y continuando el equipo de Huelva en 2ª División, ya se vio actuar a Romero en más ocasiones. Fueron éstas:

05-10-75 Recreativo de Huelva, 2 C. D. Sant Andreu, 0.
19-10-75 C. D. Castellón, 3 Recreativo de Huelva, 1
26-10-75 Recreativo de Huelva, 2 D. Alavés, 0.
02-11-75 Cádiz C. F., 1 Recreativo de Huelva, 0.
09-11-75 Recreativo de Huelva, 1 Terrasa, 1.
23-11-75 C. D. Málaga, 3 Recreativo de Huelva, 0.
30-11-75 Recreativo de Huelva, 2. G. Tarragona, 2.
06-12-75 C. D. Ensidesa, 0 Recreativo de Huelva, 0.
14-12-75 Recreativo de Huelva, 3 Córdoba, C. F., 1.
21-12-75 Real Murcia, 0 Recreativo de Huelva, 1.
28-12-75 Recreativo de Huelva, 2. C. D. Tenerife, 0.
04-01-76 Real Valladolid, 2 Recreativo de Huelva, 0.
11-01-76 Recreativo de Huelva, 0 Real Burgos, 2.

En la temporada 1976-77, sólo se alineó el 5 de junio de 1977 en un partido en el que el Recreativo ganó en su Estadio al Barcelona Atlético por cinco goles a uno.

En la temporada 1977-78, comenzó alineándose de cancerbero recreativista Alonso, pero en la jornada séptima lo hizo Romero que jugó ininterrumpidamente durante catorce partidos de liga. A saber: Recreativo, 2 Tarrasa, 0; Córdoba, 0, Recreativo, 1; Recreativo, 2, Zaragoza, 0; Baracaldo, 3, Recreativo, 0; Recreativo, 2 D. Alavés, 0; Málaga, 1, Recreativo, 0; Recreativo, 4, Tenerife, 0; Granada, 2, Recreativo, 1; Recreativo, 4, D. Coruña, 1; Real Oviedo, 0, Recreativo, 2; Huelva, 1, Sabadell, 0; Getafe, 1, Recreativo, 1 Recreativo, 2, Castellón, 0; Recreativo, 3, Burgos, 2 y Recreativo de Huelva, 3, Osasuna, 1 y el Recreativo ascendió a la División de Honor del fútbol español.
En Primera División, realizó su debut en la jornada once, en un encuentro celebrado en Las Palmas el día 19 de noviembre de 1978, en el que la Unión Deportiva venció por 3-0, y continuó jugando hasta la jornada 29 (a excepción de la 28 en que no jugó contra en el Estadio onubense contra las Palmas que venció 2-4), en que en la Catedral bilbaína perdió el Recreativo por cinco goles a tres. Y aquí se dio una paradoja: Si cuando el equipo descendió de Primera División le echaron la culpa a Romero, nadie recordaba que también había sido Romero el culpable del ascenso en la temporada anterior.

En la temporada 1979-80, el Recreativo está en segunda división y abre una cuenta “Suscripción pro-fichajes” en su Secretaría de la calle Méndez Núñez. Romero se acerca a la sede del Decano y le solicita la carta de libertad, pero no se la dan. Había dos o tres equipos que querían ficharlo, entre ellos el Real Murcia y el futuro, como jugador cancerbero onubense, es incierto. Castell y Bau son excelentes porteros y le cierran el paso. En la temporada 1980-81, no juega ningún partido. En la temporada 81-82, se enfunda la camiseta del equipo onubense en un partido celebrado el 6 de diciembre de 1981 en el Estadio municipal frente al Sabadell y donde se alza con el triunfo el Recreativo por un tanto a cero y cierra la temporada el 28 de febrero de 1982 ganando el Recreativo uno a cero al Getafe.

En la temporada 1982-83, sigue perteneciendo a la disciplina del Recreativo y se alinea en dos únicos encuentros. Así, el 27 de marzo de 1983 defiende los colores del Recreativo en Huelva frente al Mallorca (2-2) y, siete días más tarde, en Altabix donde gana el Elche por 2-1, pero no lo dejan en libertad de que sea contratado por otro club.

En su última temporada en el equipo huelvano, 1984, va a hacer su debut el día 7 de abril de 1985 en Vigo, contra el Celta, con empate a cero y vestirá por última vez la camiseta del club más antiguo de España el día 21 de ese mismo mes en un partido jugado en el Armajal., donde se impone el Cartagena por un gol a cero.

Tras dejar al Recreativo, quiso alejarse del fútbol, pero vino el Bollullos y estuvo tres temporadas en el equipo vinatero. Por cierto, tuvo mala suerte en su primera temporada ya que estuvo enfermo con una hernia discal (con la que estuvo seis meses), el Recreativo de Huelva estaba buscando un portero, pero no pudo ficharlo por la lesión. Cuando terminó su contrato con el once bollullero, quiso ficharlo el San Roque, de Lepe, que estaba en Segunda B, pero desistió, ya que el médico le había dicho que si seguía jugando tendría que ser operado de la dichosa hernia discal y como no quiso arriesgarse…

En la parcela de las lesiones, Romero ha sido un profesional afortunado. Así, tuvo una fractura en la nariz, de la que le operaron sin complicaciones; una luxación en el brazo y una ligera lesión en los metacarpianos.
Romero fue un magnífico guardameta, dotado de reflejos rapidísimos y muy resolutivo en la tapada en un mano a mano. Deducimos que debió ser un gran portero para ser titular del Recreativo de Huelva con 17 años, cuando en el Club había dos excelente porteros (Espejo y Martínez). Romero no aprovechó su oportunidad, cuando con sólo 18 años lo pretendía fichar el Valencia, a lo que Martín Berrocal se negó.

Estando Romero en activo (hace unos 26 o 27 años), instaló una tienda de alimentación en el Nuevo Parque “Los Rosales”, en la que, en la actualidad, por su amabilidad y excelentes productos, se ha hecho acreedor de una nutrida y fiel clientela.

1 Comentario

  1. Ademas de un gran portero es una gran persona.En su época de estudiante en Estudios Politécnicos Madre de Dios fue un buen estudiante.Tuve la dicha de ser uno de sus profesores y ha pesar de los años transcurridos me saluda con gran afecto y hablamos de nuestro Recre.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here