CHICHARITO LA JABA

Lo de las farolas de la Merced no era una broma, de mal gusto

La obra de remodelación de la plaza está a punto de acabar, y lo que pensábamos que eran farolas de obra son las que se van a quedar definitivamente

Obras plaza de la Merced Huelva

María Rocío Contreras. Pues si, lo de las nuevas farolas de la Plaza de la Merced no era una broma, era verdad que eran esas que veníamos viendo ya desde hace tiempo. No era una broma ni tampoco lo que yo, me reconozco mujer inocente, pensaba que podría ser, una especie como de luces de obra provisionales. Esas farolas de la Merced que vislumbrábamos por encima de las vallas no eran de obra… eran de verdad, vamos, para siempre.

Farolas La Merced
Detalle de una de las nuevas farolas. /Foto:MRC.

No, no eran de obra. Lo que resulta es que en esto en particular y me parece que en su conjunto -es una cuestión de ‘estilo’- se consuma el peor de los escenarios. Ahí estamos otra vez con nuestra querida y entrañable plaza de la Merced siguiendo en ese sendero de ‘castigo’ visual que le viene desde que alguien decidió que no podía seguir siendo aquella sencilla, diáfana y a ras de suelo en la que tanta gente aprendería a montar en bici o sencillamente corretería en los evocadores años infantiles.

Ahora se aprecia claramente el resultado de esta última remodelación, tras meses ‘oculta’ con las vallas metálicas recubiertas de esas telas típicas de plástico. Que a la plaza le venía bien acabar con su penúltima imagen -la última es esta que resultará- nadie puede objetarlo. Ese maltrato de obstáculos de aquella propuesta con distintos niveles incomprensibles, amén de un conjunto estético penoso, pedía a gritos, si había dinero, que volviéramos a reconciliarnos con la vetusta plaza. Ahora son menos obstáculos, pero se sigue con la manía de ponerlos, cuando aquel ras de suelo era característica de la plaza.

Pero, como lamentablemente resulta frecuente en esta ciudad, otra guantá a los y las que deseamos más armonía, más sentido de la estética. Otro atentado a lo que consideramos buen gusto. Habrá, como es natural, quien no coincida con este. Lo respetamos, pero necesitamos expresar el lamento por si algún milagro pudiera permitir que las cosas se fueran haciendo de otra manera en nuestra querida antigua villa. Yo conocí La Merced de pequeña ya sin el templete pero diáfana, sencilla y bonita.


Puerto de Huelva

A la obra ya le queda poco. /Foto: MRC.

No entiendo como en el Ayuntamiento, en su momento, cuando se proyectó la remodelación no se les ocurrió tratar de recuperar la forma original de la misma. Incluso podían haber pensado en reconstruir el templete que aparece en tantas fotografías antiguas que circulan por ahí. Se lo agradeceríamos.

No comprendo tampoco cuando se hace un diseño como el de esta plaza o cualquiera, no se toman como referencias para este a los edificios más representativos de la misma. Máxime con contenido histórico identitario, como en este caso el antiguo Convento de la Merced, hoy catedral y campus universitario. Bien al contrario, resultan pegotes que distorsionan el concepto de entorno.

Cada vez me estoy sintiendo más bicha rara… ¿será que el mal gusto lo tengo yo?.

5 comentarios en «Lo de las farolas de la Merced no era una broma, de mal gusto»

  1. Es lógico cuando hay personas que se la dan de entendidos y no tienen ni idea de nada.
    Esos póster con focos modernos, son para parques y otro tipo de zonas, tenemos que saber diferenciar entre el casco antiguo de la ciudad y conservarlo y entre las zonas nuevas
    Aveces nos creemos que por entrar de concejal ya sabemos de todo y no es así.
    Cuando de algo no se sabe, se acuden a profesionales que asesoran lo más conveniente, tenemos que mirar por nuestra ciudad y darle su propio sello…
    No es cuestión de política ni de partidos, es de hacer las cosas correctamente…
    Pero en fin….

  2. MAL GUSTO ES QUEDARTE MUY MUY CORTA. SON MUY MUY FEAS. NUESTROS TECNICOS NO PARAN DE AFEAR HUELVA, SERÁ QUE NO SON DE HUELVA Y SIENDO ASI NO TIENEN SENTIDO DE LO ESTETICO Y LO BONITO.

  3. Es que, sencilla y claramente, estamos en manos de los más absolutos ineptos en todo lo referente a la gestión. Están ahí porque se acercan a las organizaciones PP/PSOE, se acoplan, trepan, abrazan a la pierna adecuada y…. puestecillo al canto. Esos son los requisitos para alcanzar el «platito de lentejas… con jamón 5J» que les garantiza (encima) ser «Señorías».

    Como bien dice la articulista, era muy difícil lo que el pueblo reclamaba, aquella sencilla y linda plaza, diáfana. No, había que darle ese lamentable toque de los indecentes supuestos «gestores». A saber como tendrán sus casoplones.

    No lo duden: la culpa, en esto y en todo lo concerniente a Huelva (infraestructuras, sanidad, medioambiente,…), toda la culpa de los pobrecitos y pobrecitas que porque «España se rompe», por «Venezuela», «por el antifascismo», «por… lo de Rita la cantaora», una y otra vez, siguen, como autómatas inconscientes votando a esos NEGOCIAZOS que son el PP y el PSOE.

    Pues a disfrutar lo votado cada vez que miréis las «farolitas», colegas !!!

  4. Pero qué casco antiguo? Que entorno? No veis que está rodeada de edificios que no tienen nada que ver con la catedral. No tenemos desde hace mucho. Mucho tiempo casco antiguo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Mercedes
matsa
Hospital Quirón
Giahsa
Cocehu
Turismo Huelva
Aguas de Huelva
Las cosas del toro
Atlantic Copper
Ayuntamiento de palos de la frontera
Caja Rural hipoteca joven
cepsa
Diputación de Huelva