El Puerto de Huelva, clave en la estrategia energética de España

HBN. El puerto onubense -su industria- ha venido teniendo desde hace décadas una importancia determinante en la producción y distribución de combustibles de origen fósil. Al mismo tiempo en producción de electricidad también ha contado con protagonismo al disponer en sus terrenos instalaciones con capacidad productiva. Esta posición de referencia energética del Puerto de Huelva se ha debido fundamentalmente a contar con una de las ocho refinerías que hoy operan en España y dos de las seis centrales de producción eléctrica de ciclo combinado que existen en Andalucía.

Terminal portuaria de la regasificadora onubense.

A estas dos vertientes energéticas hay que añadir la planta regasificadora situada en la zona de Nuevo Puerto, en el término palermo. Esta instalación permite reconvertir gas natural licuado y introducirlo en el sistema nacional de gaseoductos. La guerra de Ucrania ha elevado la actividad en este sector, situando la planta onubense en una posición aún más estratégica si cabe.

Además se cuenta en el complejo portuario con una importantísima capacidad de almacenamiento, tanto de crudo y productos petrolíferos como de gas. La planta de regasificación es una de las seis españolas y la onubense solo está ligeramente por debajo en capacidad de almacenamiento, con 619.500 m3, de la de Barcelona.

Cepsa-La Rábida.

Hay otros grandes puertos en el litoral español destacados en este sentido, como Algeciras, Cartagena, Tarragona o Barcelona. Pero probablemente en ninguno se verifique un mix energético tan completo como en el de Huelva.


Puerto de Huelva

Esta potencia energética de las instalaciones ubicadas en terrenos portuarios onubenses es el punto de partida para un desarrollo que se presume verdaderamente espectacular, en un horizonte relativamente inmediato. En este sentido hay dos hitos relacionados que están marcando el futuro del complejo, ya energético, onubense. La evolución de su actividad definida por Cepsa, la firma titular de la Refinería de La Rábida, y las expectativas de producción del Hidrógeno Verde.

La industria es una gran consumidora de Hidrógeno.

Cepsa ha incorporado desde ya hace tiempo en su planeamiento estratégico el concepto de transición energética. Su propósito declarado es contribuir a invertir los efectos del cambio climático. En ese sentido han desarrollado y están inmersos en una dinámica de producción de biocombustibles, con el objetivo de ir abandonando gradualmente la producción de combustibles de origen fósil. Las emisiones de los biocombustibles pueden llegar a suponer un 80% menos de emisiones de CO2 que las de los combustibles fósiles.

En los transportes por carretera cada vez más se aprecia la transición energética.

Hay distintos tipos de biocombustibles, con diferentes especificaciones y posibles usos. Difieren en el porcentaje posible en su combinación con combustibles tradicionales en función de tipo de transporte o industria que los use. Y el proceso supone ir mejorando el mix para conseguir menos emisiones, con un objetivo pleno en 2050.

En paralelo a esta dinámica se entra en la era del hidrógeno verde, en la que Cepsa, y por tanto Palos de la Frontera -que es uno de los dos centros fabriles de la firma- pretende tener una posición de liderazgo europeo. La intención de Cepsa es que su planta de Hidrógeno Verde de Palos esté operativa en 2026. Junto a Algeciras nuestro puerto va a configurar el denominado ‘Valle Andaluz del Hidrógeno Verde‘. Se prevé que ambas plantas produzcan el 50% de todo el hidrógeno verde a consumir en España en 2030.

Las emisiones en la circulación vial se verán reducidas-

Pero para propiciar que Huelva sea un polo fundamental en la producción de Hidrógeno Verde no es solo Cepsa la que apuesta aquí, y en los terrenos de su Puerto, por factorías de esta naturaleza. Iberdrola, en una alianza con Fertiberia, ha puesto los ojos igualmente en nuestra provincia para desarrollar un macro-proyecto de Hidrógeno Verde que podría estar operativo en 2027.

El hidrógeno es el elemento químico más abundante de la naturaleza. Su demanda global como combustible se ha triplicado desde 1975, como señala la Agencia Internacional de la Energía.

Puerto de Huelva. Pantalán de Enagás en primer plano.

Alcanzó los 70 millones de toneladas anuales en 2018 y ha continuado creciendo. Además, es una fuente de energía limpia que solo emite vapor de agua y no deja residuos en el aire, a diferencia del carbón y el petróleo.

La relación del hidrógeno con la industria, en particular en el hub del puerto de Huelva, desde una perspectiva energética viene de lejos. Este gas se ha empleado como combustible desde principios del siglo XIX para coches, dirigibles y naves espaciales.

El puerto de Huelva tiene una gran actividad de tipo energético.

La descarbonización de la economía mundial, un proceso inaplazable, le otorga hoy en día  más protagonismo. Si su producción se abarata un 50 % para 2030 tal y como vaticina el Consejo Mundial del Hidrógeno, estamos sin duda ante uno de los combustibles del futuro.

El Puerto de Huelva se presenta como un lugar ideal para el desarrollo de factorías de esta naturaleza. Una posición geográfica excepcional, disponiendo de grandes superficies y, sobre todo, de un liderazgo en horas de sol año. Y el factor comercial, con clientes industriales ya emplazados es una gran ventaja en términos de viabilidad. Las inversiones que se prevén para estos proyectos son multimillonarias. La teórica creación de puestos de trabajo supondrá, según las estimaciones, cientos de nuevos empleos directos y miles inducidos.

 

Puerto de Huelva, estrategia energética.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Mercedes
matsa
Hospital Quirón
Giahsa
Cocehu
Turismo Huelva
Aguas de Huelva
Las cosas del toro
Atlantic Copper
Ayuntamiento de palos de la frontera
Caja Rural hipoteca joven
cepsa
Diputación de Huelva