In Memoriam de Tomás Ramos, excelso fabulista onubense

Antonio José Martínez Navarro recuerda su figura en este in memoriam, afirmando que "era un poeta muy completo, que no dudó en hacer poesía de clara inspiración histórica".

0
333
In Memoriam. / Foto: Flick.

Antonio José Martínez Navarro. Hace unos días, el sábado 27 de junio, cerró para siempre los ojos luminosos de don Tomás Ramos Martín, después de haber vivido una vida globalizada en el amor a su familia, su profesión y el mundo de la Cultura.

A Tomás lo conoció el que suscribe hace cuarenta y tantos años cuando se acercó a recoger las publicaciones que le reservaron en ese kiosco que se alzaba en la confluencia de la calle Jesús de la Pasión y actual plaza de los “Litri” . Y como su vida estaba pletórica de bondades y de amor y cariño a Huelva pronto comenzó un germinar una amistad que ni aún La Parca ha conseguido cortar. Y es que las verdaderas amistades son eternas.



Cuantos tuvimos la dicha de conocerle y tratarle (hoy un recuerdo de profundo dolor) publicidades inmediatamente de su modestia y sencillez, ilimitadas, en bondad inagotable de una facilidad para el verso . Nuestro amigo escogió una versificación, perfectamente rimada y medida con su maestría sinigual) que terminan en una enseñanza o moral para el lector: la fábula.

Fruto de esta callada laboral fueron las últimas fábulas que se vinieron publicando en el Diario “Huelva Información”, entre los años 1995 y 1996. Entre ellas podemos citar: “El gato y la cotorra”, “El talismán”, “El secreto del mandril “,” La honradez del zorro “,” Los castores chapuceros “,” El vano parloteo “,” los dos amigos “, todas las claras derivaciones esópica. Son fábulas que el hombre lee con placer, porque siente la necesidad de buscar refugio ante la dura y difícil realidad. Traigamos a estas hospitalarias páginas la que se titula “El cisne y el sapo”:



“Un cisne plácidamente nadaba
En un lago de aguas Cristalinas
Y, una SU Lado, Saltando, acompana
. Un verde sapo a la grácil Ondina
: Por ello el ánade no se enfadaba;
Se conducía Cual muy buena vecina
Y, astuta, su níveo cuello arqueando ,
Al SAPO, de hito en hito, IBA Mirando.
Pensaba: ¡Qué feo los eres, hijo del alma!
CUALQUIERA que te viere pensaria:
“Entre horrorosos ganaria la palma”
Un pato lenguaraz Que por alli habia
Y que, Plácido también, nadaba en calma,
Del cisne critico la compañía ….
Mas negó el ave: ¡No! Tan fea pieza,
Realza, por sí, a mi belleza.

En nuestra humanidad, así sucedió
Y, en concreto, de las Bellas Artes todas,
Cualquier muestra se eleva muchas veces,
Si, una buena, una mala le acomodan “.



Era poeta muy completo, ya que no ha dudado en hacer poesía de clara inspiración histórica , tal como observamos en uno de los capítulos del libro “Poesía gráfica y relatos históricos onubenses”, que firma el autor de estas Historias Menudas. También se puede considerar como excelente prólogo, aserto que queda considerado en el II Volumen de Historia Menuda de Huelva.

En estas fechas le otorgamos el título de “Fabulista de Huelva”.

Era don Tomás trabajador incansable, de carácter aristócrata, pero sencillo, gran amigo de la gente humilde, pero no por ostentación, sino por íntimo sentido cristiano . Su humildad fue tan grande y estaba en él tan arraigado, que lo acompañó hasta su última morada. No obstante, el autor de este In Memoriam hizo que ocupara un capítulo en uno de los tomos de “Historia Menuda de Huelva”. ¡Tal era la admiración que por él controlado!

Con su muerte, el mundo cultural ha perdido un gran propulsor (ha publicado varios libros con unas cien fábulas) en varios tomos perfectamente editados.

La caridad para el prójimo, era su virtud predilecta. Nunca se le vio quejarse ni enojarse de nadie; siempre necesarios a todos con aquella dulzura propia de los imitadores de Jesús; y la sonrisa que se encuentra como estereotipada en su semblante.

Desgraciadamente, por preguntas médicas, no pude asistir a su sepelio. No obstante, mentalmente, no le dijimos adiós, sino hasta pronto, porque permanecerá constantemente en nuestra memoria, como esperamos que él interceda por nosotros desde ese hermoso Paraíso que es la mansión de los ángeles.

Un amigo y un compañero en el mundo de las letras te dedico en Memorian, volcando una vez más su corazón ante tu alma generosa. Si al conocer la noticia de su muerte la sangre de nuestra alma en las lágrimas con que nos regalamos nuestras mejillas en aquella hora de dolor en que nos llegó la triste noticia de su definitiva ausencia.

Mis condolencias a su familia, tan apreciada por este autor.