Claves para triunfar en las apuestas deportivas

El deporte ha vuelto a nuestras vidas tras un largo periodo de inactividad y las casas de apuestas comienzan a retomar su actividad.

0
61

HBN. El deporte ha vuelto a nuestras vidas tras un largo periodo de inactividad y las casas de apuestas comienzan a retomar su actividad. Tras varios años de meteórica subida, el cese de las competiciones deportivas provocó un acusado descenso en el número de usuarios de las apuestas.

Ahora que el mundo de las apuestas deportivas vuelve a despertar, sigue estos consejos para mejorar los resultados de tus apuestas deportivas.



Juego responsable

El primer mandamiento que debe seguir un apostante es jugar de manera responsable y segura. Controla la cantidad que vas a destinar a las apuestas. Una buena manera de hacerlo es asignar una cantidad mensual máxima, cantidad que nunca debe salir del dinero que debas asignar a tus gastos elementales ni superar el 50% del dinero que puedas dedicar al ocio y/o al ahorro.



Especialización

Apuesta siempre a un único deporte, pero antes de apostar, domina ese deporte, conócelo, infórmate, estudia, analiza estadísticas, consulta páginas de apuestas deportivas y pronósticos… De esta forma estarás más cerca de acertar los resultados y, además, podrás identificar las mejores cuotas.



Prudencia

No tomes decisiones en caliente. Analiza bien cada uno de tus movimientos. La impulsividad hace que el azar se dispare, lo que a la larga termina siendo contraproducente. Toma tus decisiones con cabeza. Sé racional.

Localiza las mejores cuotas

Una buena cuota es aquella que, en base a tus conocimientos deportivos, pague por encima de las posibilidades de que se dé ese resultado.

Para calcular la probabilidad que atribuye una operadora divide 100 entre la cuota. El número resultante es esa probabilidad. Por ejemplo, si la cuota es de 2.00, eso quiere decir que la operadora considera que hay un 50% de probabilidades de que ocurra ese resultado (100/2=50). Si consideras que el porcentaje de que se dé ese resultado es mayor, habrás localizado una buena cuota.

Apostar al caballo ganador

Una estrategia que suele funcionar es lo que podríamos llamar “apostar al caballo ganador”, es decir, jugar una cantidad relativamente alta en cuotas muy bajas. Lo que podría ser apostar a la victoria del Madrid o del Barça frente al colista de la Liga o equipos del estilo. Para obtener una buena ganancia deberás apostar una suma importante, pero las posibilidades de que el resultado se dé serán muy altas.

Si vas a seguir esta estrategia, ten en cuenta este último consejo: no abuses del caballo ganador porque en algún momento saltará la sorpresa y entonces las pérdidas serán muy grandes. Si siempre la ejecutas, ten por seguro que más de una vez te llevarás una sorpresa desagradable. Así que, ya sabes, ejecútala cada cierto tiempo. Y si vas a apostar siempre a esas cuotas, ten la precaución, entonces, de no hacer apuestas elevadas.

Cash out

Un buen apostante sabe cuándo retirarse a tiempo. Es necesario recordar una máxima: para tener éxito en el mundo de las apuestas, lo importante es asegurar las ganancias. Da igual la cuantía de la ganancia; todas las cantidades suman.

Por esta razón utiliza con frecuencia la opción del cash out, es decir, el cierre de una apuesta antes de que llegue a su fin. Haz uso del cash out cada vez que veas peligrar una apuesta; ganarás menos dinero, pero te asegurarás ganar algo y lo que es más importante: no perder.