‘Corazón y Manos’ entrega más de una tonelada de alimentos al Ayuntamiento de Moguer

La empresa Clece, a través de la Asociación Corazón y Manos que componen sus empleados, donó ayer al Banco Municipal de Alimentos 1.000 litros de leche, a los que se suma la aportación realizada por la Escuela Infantil Platero y yo, que entregó también la reserva de alimentos prevista para los meses en los que se ha producido el confinamiento, y que por tanto, no se habían consumido.

0
344
Corazón y Manos una campaña solidaria de Clece.
La guardería Platero y Yo se suma a la campaña.

Redacción. El alcalde Gustavo Cuéllar y la concejala de Bienestar Social agradecieron este gesto solidario de la empresa que tiene encomendada la gestión de esta escuela infantil moguereña, y felicitaron al jefe de servicio de Clece, Luciano Martín, por esta iniciativa de apoyo a los más necesitados en la que participan los propios empleados de la empresa.

En el acto de entrega estuvieron también presentes tanto la directora de la escuela infantil, Rocío Mazo, como el equipo de profesionales docentes que trabaja en ella.



A raíz de la crisis sanitaria, la empresa Koala Soluciones Educativas, filial de Clece, viene realizando a través de su asociación Corazón y Manos diferentes colectas de alimentos entre sus empleados para hacérselos llegar a muchas personas y familias que se encuentren en situación de desamparo, de forma que, al finalizar cada campaña de recogida, la propia asociación complementa la donación realizada por el personal de la empresa doblando la cantidad de alimentos que se hayan recogido para distribuirlos posteriormente entre quienes más necesitan ahora de nuestra ayuda, una labor que en Moguer se realizará a través del Banco de Alimentos Municipal que recibió ayer esta generosa donación.

Mientras que Gustavo Cuéllar destacó “el compromiso que la gran familia de Clece está mostrando con las personas que más están padeciendo las consecuencias de la pandemia”. y agradeció especialmente “la implicación solidaria de los empleados y empleadas de la empresa”, el jefe de servicio de Clece Escuelas Infantiles, Luciano Martín, comentó que “ante una situación de emergencia como la que estábamos viviendo, las escuelas infantiles y los empleados de Clece a través de Corazón y Manos, no podíamos quedarnos de brazos cruzados, por lo que hemos decidido ayudar haciendo esta donación que esperemos contribuya a ayudar a muchas familias moguereñas”.



Al igual que en Moguer, esta acción se está realizando en San Juan del Puerto, así como en localidades de otras provincias donde Clece tiene presencia como Sevilla, Córdoba o Málaga.

Alimentos para quienes más lo necesitan,

Clece, con una plantilla de más de 85 000 empleados en España, Portugal y Reino Unido, trabaja para mejorar la calidad de vida de más de un millón de personas a través del mantenimiento y limpieza de edificios, cuidado de entornos urbanos como parques y jardines y gestión de servicios sociales como residencias para mayores, escuelas infantiles y el Servicio de Ayuda a Domicilio. En Huelva, además de la escuela infantil Platero y yo de Moguer, también gestiona la Escuela Infantil Los palitos de San Juan del Puerto, así como servicios de limpieza, mantenimiento y vigilancia de edificios tanto en la capital como en el resto de la provincia.



El éxito de Clece no reside solamente en su modelo de negocio diversificado, sino en su fuerte compromiso social. Fruto de esta inquietud surge en 2017 la Asociación Corazón y Manos por iniciativa de un grupo de trabajadores de la empresa. Esta asociación tiene la misión de apoyar a personas en situación de emergencia social del entorno más cercano, contribuyendo al bienestar, a través de proyectos solidarios. Corazón y Manos también colabora con asociaciones del Tercer Sector en la atención a colectivos socialmente vulnerables, como personas en riesgo de exclusión social o víctimas de violencia de género.