Victoria trabajada del Maristas en el Campeonato Provincial Cadete masculino de baloncesto

0
265
El Maristas, campeón provincial cadete masculino de baloncesto. / Foto: @fabhuelva.
El Maristas, campeón provincial cadete masculino de baloncesto. / Foto: @fabhuelva.
El Maristas, campeón provincial cadete masculino de baloncesto. / Foto: @fabhuelva.
El Maristas, campeón provincial cadete masculino de baloncesto. / Foto: @fabhuelva.

S. D. El Maristas se ha proclamado campeón Cadete masculino de baloncesto tras acabar primero en la Fase Final del mismo que se ha celebrado durante el fin de semana pasado en el Palacio de Deportes de Huelva.

Muy emocionante resultó esta fase, en la que el Ciudad de Palos llegó a la última jornada con opciones de ser segundo y, de esa manera, acceder al Campeonato de Andalucía (Cadeba), lo que al final logró el Palmavi La Palma, que era el otro gran favorito para el triunfo final.

De hecho, con la victoria del Ciudad de Palos (47-40) sobre el Ciudad de Huelva en el primer partido del último día del torneo, cualquier combinación era posible para dilucidar el subcampeón según qué resultado se diera en el choque que cerró el evento: Maristas-Palmavi La Palma. Lo único seguro era que el primer puesto del Campeonato quedaba reservado bien para los capitalinos, bien para el conjunto palmerino.

De hecho en ese choque decisivo pudo pasar de todo. Entró mejor en el partido Maristas, pero La Palma reaccionó pronto, para igualar el partido y llegar con 12-10 al final del primer periodo. En el inicio del segundo, el equipo colegial se volvió a mostrar más acertado, lo que le sirvió para, por momentos, superar los 11 puntos de ventaja, precisamente la que necesitaba para ser campeón. Pero el equipo palmerino, en unos minutos de acierto, consiguió igualar de nuevo el encuentro. El partido entró en una fase incierta, hasta que el Maristas volvió a recuperarse para llegar al descanso con 7 puntos de ventaja: 27-20.

Tras el intervalo el Maristas dejó patente que se encontraba mucho más cómodo en el encuentro que su rival, que empezó por momentos a ser presa de cierto nerviosismo. La brecha en el marcador se agrandó hasta los 18 puntos (51-33), con 10 minutos por jugarse. El último cuarto comenzó del mismo modo que acabó el tercero: la pelea ya no era por ganar el partido. El Maristas luchó desde ese momento, no sólo por la clasificación, sino por ser campeón, y La Palma lo hizo por no quedarse fuera de las dos primeras plazas.



Finalmente, el Maristas consiguió ser campeón y el equipo palmerino consiguió salvar, con ciertos apuros por los nervios, el subcampeonato y la clasificación para el Cadeba, al cerrarse un gran partido 70-52.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here