Beas celebra este fin de semana su Clarines Chico

0
543
Quintos.
Cartel Clarines Chico.

Redacción. Este fin de semana, 23 y 24 de Febrero, la Hermandad de Nuestra Sra de los Clarines, celebrará el tradicional CLARINES CHICO, o romería chica, que desde 1969 se viene celebrando en la localidad de Beas, como acción de gracias porque el terremoto de  dicho año no causó daño alguno a los habitantes del pueblo, y solo causó desperfectos en la Ermita.

Simpecado.

Clarines Chico comenzará  el sábado a las 10 de la mañana, con una peregrinación del simpecado de la Hdad desde Beas hacía Clarines por el conocido como CAMINO DE LOS HUERTOS, ( un camino precioso entre prados  verdes salpicados de viñas y olivares)

Quintos.

La comitiva se compone de romeros a pie ( la mayoría), caballos y carros tradicionales. A fecha de hoy hay inscritos en la comitiva  más de 40 carros de tracción mecánica y animal. El cortejo irá acompañado de los tamborileros de la Hdad del Rocío de Trigueros.



A las 12 horas, por el camino, se rezará el Ángelus.

La llegada a Clarines está prevista las 14 horas, donde  se rezará la Salve en la ermita

A las 21 horas está previsto el rosario de velas alrededor de la Ermita

Misa en Clarines Chico.

El domingo, día 22, a las 12 de la mañana se celebrará la MISA DE ACCION DE GRACIAS.La misa será oficiada por el párroco de la localidad, don José Ramón Verea Acosta y será cantada por el coro Virgen de los Clarines.

A dicho acto religioso acuden muchas hermandades de Pueblos vecinos a rendir homenaje a la Virgen de Clarines, en particular, este año tienen confirmada la asistencia  todas las aldeas y pedanías de Beas ( Candón, Fuente de la Corcha y Navahermosa) así como la Hdad del Rocio de Trigueros.

Otra imagen del Simpecado.

Igualmente, y durante la misa, SE IMPONDRÁ LA MEDALLA DE LA HERMANDAD A LOS QUINTOS  Y QUINTAS (que son los chicos y chicas que cumplen 18 años). La tradición de los quintos se remonta a la época en que los chicos hacían el servicio militar, y se reunían para despedirse del pueblo cantando por las calles con el tradicional palillo, adornado con cientos de lazos y bolas rojos y amarillos, lazos que regalaban a las chicas como recuerdo antes de marcharse.

Aunque ya no se hace la mili, la tradición se conserva, y se ha ampliado también a las chicas que cumplen la mayoría de edad.

Los quintos regalarán a la Virgen unos corporales para los actos de culto.

La jornada del domingo termina con reuniones en las casas de Clarines donde la gente comparte y disfruta de una gran jornada de convivencia.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here