La médica onubense Ana Piñeiro Borrero consigue el Premio Real Maestranza de Caballería de Sevilla

1
296
Ana Piñeiro Borrero ha ganado el premio Real Maestranza de Sevilla por su expediente en medicina.
Ana Piñeiro Borrero ha ganado el premio Real Maestranza de Caballería y Excmo. Ayuntamiento de Sevilla.

Cristina Morales. El Premio Real Maestranza de Caballería y Excmo. Ayuntamiento de Sevilla es un galardón que otorgan ambas instituciones a los graduados que han obtenido el mejor expediente académico de cada facultad de la Universidad de Sevilla en el curso académico anterior. Es un distintivo de la US para sus estudiantes más destacados de cada disciplina que la institución imparte. Este año, en la confirmación de los reconocidos, ha figurado una onubense en el premio otorgado a los estudiantes de medicina. Se trata de Ana Piñeiro Borrero, una joven natural de Huelva capital que, a sus 24 años, ya ha finalizado su grado en medicina y se encuentra inmersa en el estudio del MIR, el examen que debe realizar para comenzar con su especialidad y ser médico residente.

Nacida el 4 de diciembre de 1994, estudió en el colegio Santa Teresa de Jesús de la capital onubense hasta que comenzó con sus estudios en medicina en la Universidad de Sevilla. Su centro de estudios es precisamente el que ahora le otorga este reconocimiento, un galardón que agradece como respuesta a su esfuerzo, aunque su verdadero premio es haber finalizado con éxito su carrera. Su incansable esfuerzo tiene como principal objetivo el convertirse en una profesional reconocida no por sus premios, si no por su labor con los pacientes.



Esta onubense destaca por su sobresaliente expediente en sus estudios de medicina.

Su sueño es ser feliz, estado que alcanza estando cerca de la medicina, para lo que espera con impaciencia comenzar su periodo de residencia. Tras tantos años de estudio, pronto podrá comprobar por ella misma todo lo que rodea a la medicina. Esta onubense es consciente de la importancia de la investigación en su profesión, sin embargo ella desea realizar un trabajo más de campo, tratar a sus pacientes y conseguir ganarse su confianza. El trato con el enfermo y realizar un buen diagnóstico, es lo que verdaderamente le apasiona, dedicar su vida a la medicina y aportar algo bueno a la sociedad.

Hablamos con Ana Piñeiro Borrero, para que nos cuente más acerca de este premio y de su prometedora carrera.



– ¿Cómo acogiste la noticia?
Nunca había estado pendiente de este tipo de premios, pues creo que lo primero que hay que buscar es la satisfacción personal, pero por supuesto me hizo muchísima ilusión recibirlo.

– ¿Qué supone para ti este reconocimiento?
Después del esfuerzo dedicado durante todos estos años a la carrera, es un orgullo que instituciones ajenas a la propia Facultad reconozcan también tu trabajo. Es una gran manera de terminar la etapa académica y se lo agradezco. Ahora toca seguir esforzándome en ser la mejor profesional que pueda para los pacientes, pues al fin y al cabo ellos no entienden de premios, sino del trato recibido.

Sueña con ser una buena médica y que sus pacientes la valoren.

– ¿Por qué decides estudiar medicina?
Tenía claro que quería dedicarme a algo que aportase a la sociedad a través del servicio a personas concretas, cada una con sus problemas y circunstancias. La medicina no es ni mucho menos la única forma de conseguir esto, pero era la profesión que sabía que me haría feliz. A día de hoy sigo pensando lo mismo, sin duda.

– ¿Qué estás haciendo ahora?
Actualmente preparo el examen M.I.R (Médico Interno Residente), que tendrá lugar en febrero. El puesto obtenido en este examen a nivel nacional te permite elegir la especialidad en la que quieres formarte durante los próximos cuatro o cinco años, que es el periodo que dura la residencia. No obtienes un puesto de trabajo fijo, ya que terminado el periodo de formación finaliza también el contrato, pero te da la oportunidad de aprender la profesión que quieres ejercer.

– ¿Qué planes tienes?
A corto plazo, la prioridad es el examen M.I.R, y después tocará disfrutar del tiempo libre hasta el inicio de la especialidad. Tengo muchísima ilusión por comenzar la residencia, pues será cuando empiece a ejercer como médica y a aprender a un ritmo increíble.

Actualmente se encuentra inmersa estudiando para realizar el MIR.

– ¿Cuál es tu sueño?
Ser feliz con lo que haga; esa ha sido siempre la meta que ha guiado mis decisiones. En mi caso, para eso es fundamental seguir rodeada de los míos y dedicarme a algo que me satisfaga. Ese es el sueño realista, el que puedo en cierta manera controlar. Sueño también con el día en que no haga falta reivindicar derechos tan fundamentales como el de la igualdad, en todos los aspectos (género, raza, nacionalidad, orientación sexual, nivel socioeconómico…), pero eso requiere del esfuerzo de todos.

– ¿Qué te gustaría conseguir en la medicina?
Que los pacientes me tengan en buena estima; que sientan que siempre he puesto todo mi empeño en hacer lo mejor posible para ellos, incluso en los casos en los que el resultado no pueda ser todo lo bueno que querrían. Cada vez más, dentro de la profesión médica se exigen además otras cosas, como la investigación y la publicación de artículos o la realización de ponencias en congresos. Sin duda son aspectos también importantes y en los que me gustaría participar, pero nunca dejando de lado la práctica clínica, que para mí es el pilar fundamental de esta profesión y lo que me llevó a dedicarme a ella.

Esta onubense destaca por su constancia en sus estudios de medicina.

– ¿Le mandarías un mensaje a los onubenses?
No creo que sea nadie para dirigirme a ellos, pero si me lo permiten me gustaría decirles dos cosas que para mí son fundamentales en todos los aspectos de la vida: que se enorgullezcan de lo bueno que tenemos (que es mucho) y que sigan luchando por todo aquello que aún queda por mejorar. Quizás sea muy obvio, pero la manera de progresar es no quedarse quieto.

Sin duda un ejemplo de constancia y trabajo duro que ha recibido su justo reconocimiento. Una onubense que deja su huella en la vecina Sevilla por su sobresaliente expediente académico. 

1 Comentario

  1. Muchas gracias a Huelva Buenas Noticias por hacerse eco de la noticia del Premio Real Maestranza de Caballería concedido a la onubense Ana Piñeiro Borrero.

    Es una satisfacción contar con medios de comunicación que promocionan nuestra tierra y sus gentes.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here