La Virgen del Rosario saldrá en procesión de manera excepcional por las calles de Zalamea la Real

Tras varios meses de restauración, la imagen vuelve a la parroquia de Zalamea, donde será expuesta en besamano el día de su festividad, 7 de octubre. Se trata de una talla de los años posteriores a la Guerra Civil, que al carecer de cofradía propia, únicamente ha salido en procesión en contadas ocasiones, la última vez, a finales de la década de los setenta.

Saldrá en procesión durante el mes de octubre.

José Miguel Jiménez Serrano. La comunidad parroquial de Zalamea, ha decidido que la imagen recorra distintas calles del centro de Zalamea: Castillo, Olmos, Don Juan Díaz, El Caño, La Plaza, Avenida Andalucía e Iglesia. Siendo acompañada por los cantos de Amigos del Rosario, que a golpe de esquila, pondrán la nota musical a la jornada.

El 17 de abril de 1605 tuvo lugar en Zalamea la fundación de la Cofradía del Rosario por Francisco Hurtado, dominico, con licencia de fray Juan Chacón, prior del convento de Santo Domingo de Aracena, de fecha 12 de septiembre de 1604, para la que se señaló en el templo parroquial un altar en el que se colocó una imagen de Nuestra Señora del Rosario. Su culto arraigó en el pueblo y alcanzó cierta resonancia extendiéndose a algunas de sus aldeas que se independizaron luego.

La fiesta en honor de la Virgen del Rosario, el 7 de octubre, con el recuerdo de la batalla de Lepanto, revestía una gran solemnidad: había fuegos, misa, sermón y procesión. La festividad se denominó de «Nuestra Señora de la Victoria» cuando la instituyó San Pío V en 1572; con Gregorio XIII acabó con su denominación actual: Nuestra Señora del Rosario.




Ahora, tras varios meses de restauración, la imagen vuelve a la parroquia de Zalamea, donde será expuesta en besamano el día de su festividad, 7 de octubre. Se trata de una talla de Antonio Bidón fechada en los años posteriores a la Guerra Civil, que al carecer de cofradía propia, únicamente ha salido en procesión en contadas ocasiones, la última vez, a finales de la década de los setenta.







Deje un comentario

Su dirección de correo no será publicada.