Causas, síntomas y tratamiento de la intolerancia a la lactosa

A pesar de que se conozcan las causas, los tipos de intolerancia a la lactosa así como los síntomas, siempre hay que acudir al especialista.

Intolerancias. / Foto: pixabay.

Redacción.  En los últimos años, dentro del mundo de la salud, se ha detectado un aumento en el número de personas que padecen intolerancia a la lactosa. Un problema que, en esencia, no es otra cosa que la incapacidad para digerir la lactosa o, lo que es lo mismo, el azúcar que se encuentra presente de manera natural en la leche.

Ahora ya se sabe que esta intolerancia se debe a los bajos niveles que el intestino delgado de la persona afectada, genera de lactasa. Y es que esta encima es la encargada de procesar, precisamente, la lactosa.

¿Cuáles son los tipos de intolerancia a la lactosa que existen?

Una vez que ya se conoce lo que es y la causa de esta intolerancia alimentaria, hay que tener presente que existen varios grados dentro de esta y cada uno de los cuales tiene sus propias particularidades.

Intolerancia de tipo primario




Este es el grado más común con el que la sanidad se encuentra actualmente, el cual, tiene una fuerte componente genética. En este caso nos encontramos con personas que en sus primeros años de vida generan grandes cantidades de lactasa. Incluso por encima de la media.

El problema es que cuando llegan a la edad adulta, esta generación de lactasa disminuye de manera drástica lo que hace que tengan problemas al digerir la lactosa.

Intolerancia de tipo secundario

Este tipo de intolerancia se produce tras una enfermedad que afecta al intestino delgado como puede ser la celiaquía, la proliferación bacteriana o la enfermedad de Crohn. Tras este episodio, el cual, puede revestir más o menos gravedad, el intestino se queda sin apenas capacidad de generar lactasa lo que hace que la persona que padece esta dolencia no pueda procesar la lactosa de la manera correcta.

Intolerancia de tipo congénito

Esta tipología es la más extraña de todas. Y es que para que un bebé, al nacer, carezca de la lactasa suficiente para digerir el azúcar de la leche, tanto la madre como el padre del mismo han tenido que transmitirle un gen concreto. No obstante, esta variante es la más compleja ya que afecta a niños de corta edad con todo lo que ello implica.

¿Cuáles son los síntomas de esta dolencia? 

Toda la sintomatología de esta intolerancia comienza a hacer acto de presencia entre 30 minutos y dos horas después de haberla ingerido. Los síntomas que una personas puede padecer, aunque incluso se pueden dar todos, son los siguientes.

    • Cólicos en el bajo vientre con dolores muy intensos.
    • Hinchazón abdominal.
    • Exceso de gases.
    • En casos muy concretos, náuseas e incluso vómitos.

A pesar de que se conozcan las causas, los tipos de intolerancia a la lactosa así como los síntomas, siempre hay que acudir al especialista. Puede tratarse de un caso claro pero solo un facultativo será el que determine no solo la tipología de la dolencia sino también el tratamiento a seguir. Y es que no todas las personas reaccionan igual y, por lo tanto, no necesitan la misma atención.




Deje un comentario

Su dirección de correo no será publicada.