Feli de Huelva: ‘Lo bonito en el baile flamenco es lo que te sale del alma, lo que surge de tus entrañas’

Feli comenzó a bailar flamenco con tan solo nueve años.
Feli comenzó a bailar flamenco con tan solo nueve años.

J.A. de Mora. Su presencia nunca pasa inadvertida y si hubiera alguna posibilidad en tal sentido, ella, con franca naturalidad y sin propósito alguno, con su proceder lo desmentiría rápidamente. Y esto es así sin entrar en el mundo baile flamenco de esta mujer, porque si cruzamos ese umbral la sorpresa siempre es esperada. Decir Feli de Huelva, como le gusta a ella, es mentar al torbellino, es referirse a una fuente de energía -positiva- que parece inagotable. Además de esta irrupción que se produce en lo cotidiano cuando aparece Feli y actúa -no necesariamente bailando- uno se pregunta si no se ha buscado, también, tener como profesión la de ser buena gente.

La enseñanza es algo que apasiona a nuestra protagonista
La enseñanza es algo que apasiona a nuestra protagonista

En un camino de El Rocío me sorprendió que al reconocerla andando una de sus muchas antiguas alumnas -en este caso una jovencita- se acercase a ella, llorando de emoción por encontrársela allí, en ese momento tan especial. Sobraban las palabras, y el análisis. El que suscribe estaba allí y solo puede admitir que le impactó la situación. Cuando se le pregunta porque sonríe tanto responde que disfruta mucho con la gente, que si se levanta por la mañana con un problema trata de elevarse sobre él para ser feliz y compartir esa felicidad con los demás. Y es sincera, porque seguro que multitud de onubenses -Feli es extraordinariamente popular- que lean esto en su honesto juicio se identificarán con tal apreciación.

El cultivo de la amistad es unos de los faros de la vida de Felisa.
El cultivo de la amistad es unos de los faros de la vida de Felisa.

Se le llena la boca con el vocablo Huelva. Aun habiendo nacido circunstancialmente en Frankfurt, esta claro que de alemana le ha quedado poco, nada mas hay que verla o escucharla. Llegó a los dos años, cuando de vuelta de la emigración sus padres -también de Huelva- encontraron acomodo en la ciudad. Y recalaron en el barrio de Isla Chica, cuya sorprendente y singular luz fue la primera que comenzó a enamorar a Feli de su Huelva. Formaba parte de un equipo de cinco hermanos. Ella, como no podía ser de otra manera, encajó justo en el medio, la tercera, entre otras dos mujeres y otros dos varones. Nadie de su familia bailaba, con lo que ese arte que desparrama no responde a teorías conductistas, sino más bien a un duende que dirigida y personalmente en su mundo se situó precisamente en ella. 

Con sus alumnas siempre ha tenido una especial complicidad.
Con sus alumnas siempre ha tenido una especial complicidad.

Para completar el cuadro de los antecedentes, cuando forma familia propia lo hace con un futbolista del Recreativo, Serafín, con el que aparentemente lo único que tiene en común es lo buena gente que es. Ni que decir tiene que a su marido, gallego, esto del baile no le va mucho, aunque sea un completo enamorado de esta su tierra de adopción. Es como un mecanismo de compensación del universo, que le ha dado tanto arte flamenco a Feli, que tiene que complementarse con todo lo contrario en su pareja, que está en otras virtudes. Sus dos hijas, bellezas también pero que no tienen nada que ver con la madre, tampoco parece que vayan a orientar su devenir en el baile flamenco con lo que todo lo que le rodea a Feli resalta su singularidad.


Puerto de Huelva

Vicente Redondo, El Pecas, el cantaor con el que Feli prefiere bailar.
Vicente Redondo, El Pecas, el cantaor con el que Feli prefiere bailar.

Aquello, lo del baile, empezó como a los nueve años, cuando Feli comenzó a apuntar maneras y su padre la llevó a la Peña Flamenca de Huelva donde impartían clases Matilde Coral y Rafael el Negro. Allí aprendió durante cuatro años, creciendo con tan grandes maestros. Posteriormente comenzó a recibir clases, en la Peña Flamenca de Punta Umbría, de Carmen Giraldez, que venía de Sevilla semanalmente y que contribuyó a que Feli subiera un peldaño. A partir de aquí empezó a actuar profesionalmente, haciendo pareja con el Lolo. Felisa Fernández Victorio, que es el nombre completo de nuestra protagonista, pasó a formar parte de la pareja profesional Melisa y El Lolo. Bailaron para muchos artistas, entre ellos Los Marismeños, El Fali y Paco Toronjo.

En el Gran Teatro, tras una actuación con sus alumnas.
En el Gran Teatro, tras una actuación con sus alumnas.

El transcurrir del tiempo hizo también que abriera su propia academia particular de baile. A partir de ella y por impartir clases a la hija de Pepe Carrasco y Charo Tristancho, que eran responsables vecinales, entró en contacto con Juan José Oña, entondes delegado municipal de Cultura. El ex-jarcha la fichó para el programa ‘Cultura en los Barrios‘ y ahí se le abrió un apasionante mundo docente a Feli, que le ha permitido conocer a muchísima gente y establecer lazos afectivos con infinidad de alumnas. Primero impartió en Los Rosales. Mas tarde tuvo una extraordinaria experiencia en El Torrejón, y posteriormente en Pérez Cubillas y en El Lazareto.

Tras muchos años en este cometido que tanto le ha fascinado, Feli decidió dedicarse por entero a sus hijas, y ahora, transcurridos 13 y desde hace algo así como un año, ha vuelto a retomar las clases particulares y disfrutar enseñando lo que sabe, que es mucho.

Felisa Fernández Victorio, en una puesta de sol en el Guadiana.
Felisa Fernández Victorio, en una puesta de sol en el Guadiana.

Le preguntamos a quién admira más como bailaora y afirma sin dudar que a Sara Baras, aunque reconoce que en panorama nacional hay muchas buenas bailaoras. En Huelva también, según su opinión, y también buenas profesoras, en la capital y en la provincia. Precisamente nos destaca a Loli, de Lepe, pero insiste, con la generosidad del artista de verdad, en que hay muchas y muy buenas.

También nos define el equipo ideal para acompañarla al baile. Concretamente El Pecas, como cantaor -al que le une una gran amistad-; El Choro padre, como palmero; Felipe– el hermano del Pecas-, al cajón; y Joaquín, con la guitarra. Y reconoce que no puede evitar reflejar su estado de ánimo cuando baila porque, aunque entiende que la técnica es fundamental aprenderla y ejercitarla, por encima está lo emocional, que le salga ‘el duende de dentro, que lo bonito es lo que te sale del alma, de las entrañas‘.

Y con el alma ha vivido y vive Feli su experiencia como bailaora, y nos dice que lo más emocionante para ella ha sido la convivencia con las alumnas, cientos de alumnas, a las que trata de motivar y disfruta apreciando como se van abriendo, superando la vergüenza, creciendo en el arte, en la ejecución. Cuando las alumnas le dicen que les da vida -nos comenta Feli-, la hacen la persona más feliz del mundo.

La trayectoria de bailaora flamenca de Feli es una singularidad en su familia directa.
La trayectoria de bailaora flamenca de Feli es una singularidad en su familia directa.

Nunca ha desechado a una alumna, porque entiende que hay diversas facetas del baile, y que en cada una de ellas puede haber una oportunidad concreta para que una aprendiz evolucione. Las hay con más proyección artistica, técnica, de creatividad, de elegancia, siempre se puede conseguir sacar lo mejor que cada bailaora novel puede ofrecer.

Hoy Feli, con esta ya dilatada trayectoria a pesar de su juventud, se ocupa, a parte de su familia, a ser amiga de sus amigos, a impartir clases particulares de baile y especialmente a dar clases en un programa municipal en Los Desniveles, donde nos dice que disfruta mucho con un grupo de adultos que crece cada día, en número y en aprendizaje.

La entrevista con Feli solo puede acabar, y de hecho lo hace, con un ‘estoy enamorada de mi tierra y del baile y… viva Huelva’.

Gracias, Feli, y mucha suerte -te la mereces-.



1 comentario en «Feli de Huelva: ‘Lo bonito en el baile flamenco es lo que te sale del alma, lo que surge de tus entrañas’»

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Mercedes
Cash Fresh
Ayuntamiento de Punta Umbría, feria de la gamba
Cocehu
Simposión caballos
Aguas de Huelva
Las cosas del toro
Atlantic Copper
Ayuntamiento de palos de la frontera
Caja Rural hipoteca joven
Csif
Hospital Quirón
cepsa
Diputación de Huelva