La Vía Verde del Río Tinto, un camino de 102,5 kilómetros que nacerá en Nerva y llegará hasta Huelva

1
631
Vista del río Tinto.
Vista del río Tinto.
Vista del río Tinto.

Ana Rodríguez. Son muchas personas las aficionadas en la provincia de Huelva al ciclismo y el senderismo, algo nada raro dado que nuestra tierra posee una amplia variedad de paisajes y ecosistemas dignos de conocer y disfrutar a través de la práctica del ejercicio físico. Por eso, cuando hace menos de un año comenzó a anunciarse que la nueva Vía Verde del Río Tinto sería una realidad, la noticia fue acogida con regocijo por estos amantes de la naturaleza y el deporte en particular, y por la sociedad onubense en general.

Esta iniciativa, impulsada por la Asociación Pro Vía Verde del Río Tinto, está avanzando a grandes pasos gracias al apoyo categórico de la Diputación Provincial de Huelva, más en concreto de la diputada de Infraestructura, Medio Ambiente y Planificación, Laura Martín. Fue ésta quien convocó el pasado 12 de junio una reunión de trabajo sobre el terreno de la futura plataforma a la que asistieron la vicepresidenta de Coordinación y Políticas Transversales de la institución supramunicipal, María Eugenia Limón Bayo; el presidente de la citada Asociación, Antonio López; varios representantes políticos y técnicos de la Diputación y la Junta de Andalucía. El objetivo era evaluar los trabajos que se están realizando para poner en marcha la vía (infraestructura, señalización, etc.) siendo también uno de sus fines elaborar un presupuesto lo más ajustado posible a las necesidades reales.



Reunión de la Asociación Pro Vía Verde del Río Tinto con la diputada Laura Martín.
Reunión de la Asociación Pro Vía Verde del Río Tinto con la diputada Laura Martín.

En este sentido, Antonio López avanza que a finales de julio o primeros de agosto la Diputación Provincial dará a conocer importantes y positivas novedades en torno a la Vía Verde, un avance significativo de este proyecto que ya es prácticamente una realidad porque todo está en marcha.

Y es que, estamos ante el nacimiento de una nueva vía verde, y decimos nueva porque ya la Fundación de los Ferrocarriles Españoles, encargada de la Gerencia de Vías Verdes y Medio Ambiente a nivel nacional, recoge una Vía Verde de Riotinto de 35 km. que discurre entre Valverde del Camino y Minas de Riotinto, un camino de dificultad media que califican como “transitable sin señalización ni mantenimiento, con posibles problemas de discontinuidad”.



Kilómetros que aportaría a la ruta cada municipio.
Kilómetros que aportaría a la ruta cada municipio.

Pero gracias a este nuevo proyecto, estaremos ante una plataforma de casi 103 kilómetros que cruzará la provincia desde Nerva hasta la capital onubense, pasando por un total de 14 términos municipales que ya han firmado una carta de adhesión a la iniciativa. En concreto, el camino arrancará en el nacimiento del río Tinto, en la Sierra de Padre Caro en Nerva (4,12 km.) y continuará por las localidades de Minas de Riotinto (8,06 km.), El Campillo (5,07 km.), Zalamea la Real (5,95 km.), Berrocal (8,70 km.), Paterna del Campo (7,58 km.), La Palma del Condado (5,11 km.), Villarrasa (7,20 km.), Niebla (19,47 km.), San Juan del Puerto (3,03 km.), Trigueros (3,19 km.), Moguer (9,91 km.), Palos de la Frontera (9,29 km.) y Huelva (5,82 km.), finalizando en la ría, donde el Tinto se funde con el río Odiel.

El recorrido finalizará en el Muelle de Río Tinto. / Foto: Antonio López.
El recorrido finalizará en el Muelle de Río Tinto. / Foto: Antonio López.

Y es que no hay que olvidar que el hilo vertebrador de este trayecto no es otro que esta fuente de agua de color rojizo, la misma por la que se guiaron los ingleses en el siglo XIX para construir el recorrido de su tren minero. Así pues, la futura Vía Verde del Río Tinto -recordemos que las vías verdes son antiguos trazados de líneas de ferrocarril en desuso reconvertidos en senderos– se va a construir sobre la antigua plataforma del ferrocarril minero de la Riotinto Company Limited, la empresa que compró la mina de Riotinto en 1873 y que, para transportar el mineral extraído hasta Reino Unido, construyó una línea de tren de vía estrecha desde la Cuenca hasta la zona portuaria de la capital onubense siguiendo el curso del río Tinto.

Excavaciones en el puerto histórico de Palos.
Excavaciones en el puerto histórico de Palos, por donde pasaría la Vía Verde.

Sin embargo, el trazado original del ferrocarril se mantendrá sólo hasta la estación de las Mallas de Niebla, planteándose en este punto crear un camino alternativo de nueva construcción que pasará por los antiguos puertos de San Juan del Puerto y Palos de la Frontera, el Muelle de las Carabelas y enganchará con el Monumento a Colón y el paseo de la Ría de Huelva hasta el muelle cargadero de mineral.

El motivo de esta desviación, como explica Antonio López, es que circular por la antigua línea del ferrocarril minero en el tramo Niebla-Huelva resultaría complicado y peligroso, ya que discurre paralela a la del tren Sevilla-Huelva y, por tanto, a la futura vía del AVE.

La ruta engancharía con el carril bici del Paseo de la Ría de Huelva.
La ruta engancharía con el carril bici del Paseo de la Ría de Huelva. / Foto: Antonio López.

Así pues, el presidente de la Asociación Pro Vía Verde del Río Tinto comenta que a través de vías pecuarias y caminos rurales existentes se establecería un nuevo recorrido hasta el antiguo puerto de San Juan, que se encuentra en la margen derecha del Tinto, construyéndose una pasarela para atravesar el caudal y seguir dirección Palos de la Frontera. Posteriormente, otra pasarela se levantaría por encima de la carretera Huelva-Mazagón para unir la vía desde el Muelle de las Carabelas con el Monumento a Colón y el carril bici del Paseo de la Ría.

Así se completaría un recorrido de 102,5 kilómetros que transcurrirían por increíbles enclaves naturales, varios puentes, túneles y, que al menos hasta Niebla, sólo sería atravesado por un tramo de carretera -un cruce a la altura de Berrocal-, siendo por tanto una ruta bastante segura a nivel de tráfico.

Pero hasta que pueda ser transitable por ciclistas y senderistas es necesario hacer aún un amplio trabajo de adaptación, ya no sólo trazar y construir el tramo entre la estación de las Mallas y Huelva, sino reparar infraestructuras (puentes, túneles, quitar raíles, echar zahorra, etc.) además de establecer la correspondiente señalización. Éstas precisamente son las labores en las que técnicos de la Diputación y la Junta de Andalucía están enfrascados actualmente, valorando la situación de la antigua plataforma minera y elaborando un presupuesto en función de las actuaciones a realizar.

La vía verde tendrá que contar con una adecuada señalización. / Foto: Facebook Asoc. Pro Vía Verde del Río Tinto.
La vía verde tendrá que contar con una adecuada señalización. / Foto: Facebook Asoc. Pro Vía Verde del Río Tinto.

En este sentido, cabe destacar que para conseguir financiar la Vía Verde del Río Tinto se presentará el proyecto a la convocatoria europea LIFE +único instrumento financiero de la UE dedicado exclusivamente  al medio ambiente, así como a otros programas con cargo a los fondos europeos.

Asimismo, también podrían llegar importantes recursos económicos procedentes de la Unión Europea a la iniciativa si ésta lograra su inclusión en la red Eurovelo, la red europea de rutas ciclistas, una posibilidad en la que también está trabajando la Diputación de Huelva con el respaldo de la Junta de Andalucía.

Trazado de la ruta Eurovelo 1 a su paso por la Península Ibérica.
Trazado de la ruta Eurovelo 1 a su paso por la Península Ibérica.

La red Eurovelo está compuesta por 15 rutas que atraviesan todo el continente europeo, existiendo una denominada Eurovelo 1 o Ruta de la Costa Atlántica que es la única que pasará por la provincia de Huelva. Ésta nace en Noruega, transcurre por Reino Unido, Irlanda, Francia y España, finalizando en el Algarve portugués, en la localidad de Sagres. De esta ruta sólo están en funcionamiento actualmente algunos tramos, ninguno de ellos aún en la Península Ibérica, por tanto se trata de una ruta en construcción.

Según explica Antonio López, tal y como está proyectada Eurovelo 1 ahora, el recorrido comenzaría en España por Irún, bajaría por el camino de Santiago hasta Salamanca, pasaría por la Ruta de la Plata y alcanzaría Monesterio, entrando luego en territorio onubense, desde Cala a Ayamonte, pasando por Nerva, Riotinto, Zalamea, Valverde del Camino, San Juan y de allí hacia Portugal.

El cicloturismo, protagonista en Gibraleón este próximo sábado.
Ciclistas de toda Europa podrían llegar a la provincia gracias a la red Eurovelo.

Así pues, la idea sería conseguir que desde Eurovelo admitieran la modificación del recorrido trazado, bajando hasta Nerva y enlazando allí con la futura Vía Verde del Río Tinto. “Sería estupendo porque el río Tinto es único y de sus casi 100 kilómetros 57 están protegidos como paisajes en su tramo medio-alto. Además, casi todos los municipios están a pie de río y las antiguas vías del ferrocarril van paralelas, así que serviría también para que ciclistas de toda Europa visitaran estas localidades, atrayendo así no sólo turistas, sino también proyectos turísticos y creando empleo“, analiza el presidente de la Asociación Pro Vía Verde.

Figura 25. Molino del Cascajal.
La Palma quiere restaurar sus molinos harineros.

Y es que estas localidades por las que pasará la plataforma tienen en perspectivas llevar a cabo diferentes iniciativas que serían un reclamo más para hacer una parada en ellas mientras se disfruta del deporte. Por ejemplo, Palos de la Frontera está trabajando en la creación de un parque acuático y La Palma del Condado ya anunció su intención de restaurar los molinos harineros de las presas que están en la ribera del Tinto y crear un Centro de Interpretación de la Molienda Harinera.

Ni que decir tiene que la instauración de la Vía Verde supondría un revulsivo a la estacionalidad del turismo en los municipios por los que discurrirá, pues el cicloturismo es una actividad que se practica en cualquier época del año y que tiene un gran impacto económico, máxime si llegara a incluirse en las rutas europeas.

Son muchos los vecinos que han solicitado la creación de esta Vía Verde.
Vecinos de La Palma solicitado la creación de la Vía Verde.

Por otro lado, cabe recordar que la creación de esta Vía Verde será posible también gracias a la colaboración de la empresa Atlantic Cooper, actual propietaria de los terrenos del antiguo ferrocarril minero. La entidad cedió el pasado 1 de octubre de 2015 un total de 18 kilómetros a los Ayuntamientos de La Palma del Condado, Villarrasa y Niebla y, muy probablemente, según apunta Antonio López, el resto de los terrenos “por los que circulará la plataforma se los done a la Fundación Río Tinto. Lo cierto es que el consejero delegado de Atlantic Copper, Javier Targhetta, está muy comprometido con este proyecto”.

Escogiendo zona de muestreo en la cabecera del río Tinto
La ruta quizá sea bautizada como Camino Natural o Corredor del Tinto.

Asimismo, el presidente de la Asociación Pro Vía Verde del Río Tinto afirma, como curiosidad, que la iniciativa que defienden es posible que no pueda llamarse Vía Verde ya que no reúne las condiciones para ello. Y es que, tradicionalmente estas vías son antiguos caminos o trazados de líneas de ferrocarril en desuso pertenecientes al Estado (Adif), sin embargo la del Tinto es de titularidad particular. “Quizá le pongan Camino Natural del Tinto o Corredor del Tinto, aunque aún no es seguro”, matiza López.

Un proyecto que nació por el impulso ciudadano. Pero esta iniciativa no hubiera echado a andar si no fuera por el impulso ciudadano, por la demanda de un colectivo, amantes del deporte, la naturaleza y el río Tinto, que tomaron la decisión de unirse para hacerse oír.

Logotipo de la Asociación.
Logotipo de la Asociación.

Hablamos, por supuesto, de los miembros de la Asociación Pro Vía Verde del Río Tinto, que lidera, como se ha comentado, el palmerino Antonio López. Éste recuerda cómo toda su vida ha estado muy ligada al Tinto: “de pequeño iba al río con mi padre y si tenías una postilla o una pupa te echabas agua porque las secaba. En casi todas las casas había una garrafa llena y se usaba, por ejemplo, para curar las grietas en las manos”.

Tras el último viaje del tren minero a las Mallas en marzo de 1984, comenzó el deterioro y expolio de la infraestructura y de ahí surgieron las primeras voces que reivindicaban que aquello siguiera delante, aunque de otra manera, como una vía verde.

Antonio López, tercero por la derecha, junto a otros miembros de la Asociación.
Antonio López, tercero por la derecha, junto a otros miembros de la Asociación.

Así nació esta Asociación, “de un grupo de personas que llevamos más de 20 años reuniéndonos, quedando para ir en bici, hacer senderismo, etc. por los alrededores del Tinto, hasta que decidimos que por separado no hacíamos nada, que era mejor tener una entidad jurídica bajo la que aglutinarnos para ser más fuertes y luchar por ello”.

El 3 de septiembre de 2015 se fundó la Asociación Pro Vía Verde del Río Tinto que actualmente apoyan más de 3.000 personas, muy especialmente a través de redes sociales. Sus primeros pasos fueron reunirse con los parlamentarios Guillermo García de Longoria y Julio Díaz Robledo, presentando posteriormente una Proposición No de Ley a la mesa de Medio Ambiente del Parlamento. La PNL se aprobó por unanimidad antes de diciembre de 2015 y la Asociación comenzó a moverse, concertando diferentes reuniones con representantes de municipios e instituciones afectadas. “Hasta tenemos ya el contacto para reunirnos con Susana Díaz, presidenta de la Junta, para que apoye el proyecto y le dé más vida”, reconoce López.

Una imagen de la visita.
El Parlamento andaluz aprobó una PNL a favor de la vía verde.

El último paso hacia la consecución del ansiado objetivo final fue la reunión celebrada el pasado 12 de junio, y a la que Antonio asistió como representante social del proyecto. “Estamos muy contentos de que cuenten con nosotros y agradecemos mucho a la diputada Laura Martín, que tiene una ilusión enorme por la Vía Verde, su invitación. Nuestra Asociación quiere seguir impulsando este proyecto, servir de interlocutores entre los estamentos políticos y apoyar a los que apuesten por él, porque nuestro color es el Tinto y eso es lo que defendemos“.

Así pues, se siguen dando pasos hacia este camino natural que pondrá en valor un río tan valioso como desconocido para que siga siendo sinónimo de riqueza y futuro para la provincia de Huelva.

1 Comentario

  1. Excelente artículo. Como integrante de ese colectivo de deportistas y amantes de la naturaleza que llevan años reivindicando entre otras vías verdes, la del Río Tinto, solo puedo desear a todos los que están luchando por esta maravilla de recorrido la mayor suerte posible y que las autoridades lo vean como un diamante en bruto para añadir un aliciente turístico más a la bella provincia de Huelva.
    Las autoridades competentes solo tienen que fijarse en un caso de éxito como es la Vía Verde de la Sierra entre Puerto Serrano y Olvera.
    Sigamos en nuestro empeño.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here