La Flecha del Rompido, una de las maravillas naturales de Huelva

2
1582
El paisaje de la Flecha del Rompido es de una indescriptible belleza.
Nueva normativa que afecta al litoral onubense. / Foto: ctmalagunas.blogspot.com.
Una característica habitual del litoral onubense. / Foto: ctmalagunas.blogspot.com.

P.C.G. La geografía onubense esta llena de caprichos que la naturaleza ha ido esparciendo a su antojo y convirtiendo en maravilla. Verdaderos espectáculos que decoran nuestra provincia convirtiéndola en un auténtico museo paisajístico natural, que en determinados casos podemos disfrutar más allá de la mera contemplación visual.

En la desembocadura del río Piedras encontramos uno de esos caprichos: la Flecha del Rompido, que se ha convertido con el tiempo en una de las maravillas de Huelva. No en vano en 2008 fue una de las candidatas a las Siete Maravillas de Huelva en la categoría de naturaleza y recientemente ha sido declarada zona de interés turístico.



La Flecha del Rompido constituye un ejemplo representativo del conjunto de formaciones arenosas litorales que caracterizan a la costa onubense, clasificada en términos geológicos como una costa mesomareal.

El paisaje de la Flecha del Rompido es de una indescriptible belleza.
El paisaje de la Flecha del Rompido es de una indescriptible belleza.

La flecha es una estructura única en todo el litoral andaluz, una singular lengua de arena de más de unos 13 kilómetros de longitud que discurre paralela a la costa y separa las aguas del Río Piedras de las del océano Atlántico, desde hace el siglo XVIII, cuando se configuró como flecha litoral, a consecuencia de fenómenos como los depósitos eólico-marinos del río Piedras, el flujo de las mareas y los vientos del sudoeste.



La Flecha se extiende una media de 30 metros al año y la subida de la marea provoca la creación de lagunas naturales que hoy conforman el conocido Paraje Natural Marismas del Río Piedras y Flecha de El Rompido, que comparten los términos municipales de Cartaya y Lepe.

Una espectacular vista del Caño de la Culata.
Una espectacular vista del Caño de la Culata.

Las playas vírgenes que se generan en torno a este fenómeno natural, como las de Nueva Umbría o el Caño de la Culata, se cuentan entre las mejores de Andalucía e incluso están consideradas como las mejor conservadas de toda Europa.

Arenas blancas, ecosistemas marismeños, estuarios y sistemas de dunas móviles se dan la mano para albergar un hábitat único, con una flora y una fauna características de este entorno y que hacen del Paraje Natural de las Marismas del Río Piedras y Flecha del Rompido un enclave de gran relevancia ecológica y medioambiental, singular por su biodiversidad.

El brezo de mar es una especie vegetal característica del ecosistema marismeño.
El brezo de mar es una especie vegetal característica del ecosistema marismeño.

Flora y fauna propias
Así, en la zona de marisma existe vegetación propia de este tipo de ecosistema, adaptada a medios salinos, como las praderas de espartina marítima, almajos, verdolaga marina, limoniastrun, limoniun y brezo de mar.

Mientras que en los suelos arenosos de las dunas la flora se puede encontrar oruga de mar, junquillo, cardo marítimo y azucena de mar. Además de servir de barrera natural del océano Atlántico, la vegetación cobija especies tan interesantes como el camaleón, propia de los sistemas dunares.

Asimismo, en lo que se refiere a la avifauna, la espátula común ha encontrado en esta zona un buen lugar para la invernada, como también lo es para la reproducción, invernada y paso de otras muchas aves limícolas y especies de zonas húmedas como el ostrero, con su plumaje blanco y negro que contrasta con sus patas rosadas, y el llamativo pato colorado.

El inconfundible ostrero ha encontrado en el Paraje Natural de la Flecha del Rompido y Marismas del Odiel el hábitat perfecto.
El inconfundible ostrero es uno de las especies limícolas que ha encontrado en el Paraje Natural de la Flecha del Rompido y Marismas del Odiel el hábitat perfecto.

También es posible cormoranes y diversas especies de gaviotas. Y entre las sedentarias se pueden observar la cigüeña blanca y el aguilucho cenizo, y entre las migradoras que se reproducen en este espacio se encuentran el aguilucho lagunero y la garcilla bueyera.

Interés turístico
El acceso a la playa virgen de la Flecha solo se puede realizar en barco
, ya que hay que cruzar la desembocadura del Piedras. Un recomendable paseo de unos de diez minutos de duración que es todo un espectáculo para los sentidos.

Uno de los servicios de transbordador turístico que permite el acceso a la Flecha./FOTO: www.cartayaweb.com
Uno de los servicios de transbordador turístico que permite el acceso a la Flecha./FOTO: www.cartayaweb.com

Esto es posible gracias a los transbordadores que operan en el río Piedras entre abril y octubre, con distintas líneas regulares que trasladan viajeros desde las playas de El Rompido, Nuevo Portil y El Portil, hasta la Flecha.

Este viaje, descubrir este pequeño paraíso natural es un añadido dentro del atractivo turístico y ecológico que conforman ya las playas de esta zona del litoral onubense per se.

Asimismo, son muchas las actividades náuticas, acuáticas y de recreo que se realizan en torno a la Flecha del Rompido, como el buceo, que permite descubrir la riqueza natural que también se encuentra en los fondos marinos de este maravilloso enclave.

2 Comentarios

  1. Es realmente reconfortante el vivir en este pueblo de El Rompido, que le conozco desde hace muchos años que venia por temas de trabajo, y al conseguir comprar una vivienda aquí, paso todo el tiempo que puedo por además tener la suerte de tener una vista desde alto, de la Ría y de la. mar profunda en un ángulo de 180 grados.
    La Flecha del Rompido me parece la “Naturaleza al Poder” para hacernos mas felices, y el pasear por su playa un goce increíble

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here