Los fados de Cristina Nóbrega y el flamenco de Rocío Márquez se unen en Trigueros por ‘El Puente’

0
97
La cantante portuguesa. / Foto: Harina de Otro Costal.
La cantante portuguesa. / Foto: Harina de Otro Costal.
Cartel anunciador del concierto.
Cartel anunciador del concierto.

Redacción. El próximo sábado 19 de octubre, a partir de las 20.30 horas, se celebra el I Aniversario de ‘El Puente. Encuentro Cultural de Portugal y España’ con una actuación que une el fado y el flamenco. Se trata de Cristina Nóbrega, acompañada a la guitarra portuguesa por Carlos Gonçalves y a la viola de fado por Rogelio Ferreira, así como Rocío Márquez, con la guitarra española de Joaquín Brito. Todo ello en el Centro de Arte ‘Harina de Otro Costal’ de Trigueros.

La cantante portuguesa Cristina Nóbrega. / Foto: Harina de Otro Costal.
La cantante portuguesa Cristina Nóbrega. / Foto: Harina de Otro Costal.

Cristina Nóbrega nace en Lisboa. Desde pequeña asiste al Conservatorio Nacional de Danza e ingresa en la Academia de la Música.



Descubre el fado en su época universitaria. Canta ocasionalmente en reuniones de amigos y Casas de Fados donde percibe la capacidad de su voz para despertar los sentimientos y emociones entre el público que la escucha.

Estrena en Madrid el 14 de Septiembre de 2008, invitada por el Circulo de Bellas Artes en “La Noche Blanca” y es requerida por las más prestigiosas Casas de Fado para formar parte de su elenco.



Cristina Nóbrega es licencia en Ciencias Económicas por la Universidad de Lisboa y trabaja como ejecutiva en una empresa internacional de telecomunicaciones. Profesión que compatibiliza su faceta de fadista.

En mayo de 2009 es reconocida por la Fundación Amalia Rodrigues, con el premio “Amalia Rodrigues, Revelación 2009”. En este corto espacio de tiempo, va contando sus intervenciones por éxitos tanto en Portugal como en el extranjero. Siendo la primera fadista de la historia en llevar el fado hasta las fronteras de China.



Con la necesidad de cantar temas propios, va conociendo a lo largo de estos dos años, músicos y poetas que realizan para ella composiciones y poemas y junto con otros escogidos por la propia artista, dan forma a su nuevo álbum “Retratos”, editado por Sony Music. En 2012 es elegida por el compositor Jose Luis Tinoco para la realización de un CD conmemorativo de la obra de su vida, que es presentado en el marco incomparable del Claustro del Monasterio de los Jerónimos, espacio que no se abría a una fadista desde la muerte de Amalia Rodrigues.

Esta onubense confiesa llevar a su tierra por bandera en cada una de sus actuaciones. /Foto: Pako Manzano
Rocío Márquez. /Foto: Pako Manzano

Igualmente entre 2012 y 2013 graba un CD de fados tradicionales con catorce temas, escritos expresamente para ella por el poeta Tiago Torres da Silva. Uno de los más reconocidos poetas de fado contemporáneos. En 2012 es reconocida con el premio de la G.D.A. otorgado por la Sociedad de Autores Portuguesa, uno de los pocos premios remunerados económicamente.

Rocío Márquez. Rocío Márquez (Huelva, 1985) comenzó en el mundo del flamenco siendo una niña. Con tan sólo nueve años se inició en la Peña Flamenca de Huelva, donde tuvo la oportunidad de aprender junto con otros niños, -como Argentina o Jesús Corbacho- los diferentes estilos de fandangos, de la mano de Amparo Correa y Manolo López. Entonces se subió por primera vez a un escenario, en la Peña Flamenca de Palos de la Frontera, donde fue la primera vez que ganó un concurso de fandangos de Huelva. Poco después, Rocío Márquez comenzó a frecuentar la casa de Eduardo Hernández Garrocho, que le enseñó a cantar saeta.

Con 11 años le salieron unos nódulos en la garganta, pero gracias a la ayuda de la soprano Gloria Muñoz consiguió aprender de técnica vocal, unas enseñanzas que coincidieron con sus estudios de piano en el Conservatorio. Poco después se marchó a vivir a Sevilla, donde entró a formar parte de la Fundación Cristina Heeren, un centro en el que tuvo la oportunidad de aprender de maestros como Paco Taranto y José de la Tomasa.

A partir de aquí, Rocío Márquez ha ido creciendo como artista y como persona, si bien, un punto de inflexión en su carrera fue la concesión en 2008 de la Lámpara Minera del Festival del Cante de las Minas de la Unión, que obtuvo junto con otros cuatro primeros premios, hecho que sólo ha conseguido Miguel Poveda anteriormente. La Lámpara ha sido sólo uno de los múltiples reconocimientos de esta joven artista.

Una cita para no perderse.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here