Congreso de frutos rojos huelva

Sierra: «Quería que Moguer estuviera presente en la celebración tras ganar el Mundial»

Sierra muerde la medalla de oro conquistada en el Mundial de balonmano.
Sierra muerde la medalla de oro conquistada en el Mundial de balonmano.
Sierra muerde la medalla de oro conquistada en el Mundial de balonmano.
Sierra muerde la medalla de oro conquistada en el Mundial de balonmano.

Paco Gamero. La bandera de Moguer en plena fiesta. José Manuel Sierra, moguereño, nacido para el balonmano en el Pedro Alonso Niño, se había proclamado campeón del mundo con la selección española en un partido pluscuamperfecto. La locura desatada y Sierra no dudó en enfundarse esa bandera que le habían traido sus familiares desde la cuna de Juan Ramón. «Quería que Moguer estuviera presente en la celebración del Mundial; mi familia estaba allí con ella y aproveché esa ocasión», señaló el reciente campeón mundial, horas después de coronarse.

España había derrotado a Dinamarca, posiblemente el mejor equipo de balonmano del mundo -por lo menos hasta el domingo por la tarde-, y Sierra era uno de los componentes de ese plantel. «Si te digo la verdad no lo tengo asimilado todavía -ya habían pasado unas horas del final del partido-; veo la medalla y casi no me lo creo, pero es verdad«, comentó el meta moguereño muy feliz por haber podido aportar su granito de arena. «Es un sueño haber podido ayudar a conquistar este título, desde la portería o desde el banquillo, todos hemos ayudado; en la portería unas veces le ha tocado a Arpad, y otras a mí, pero la medalla está ahí», dijo.

Congreso de frutos rojos huelva

Sobre el partido final Sierra reconocí que «ni en sueños pensábamos que se iba a resolver de esa manera», incidiendo en que «todos queríamos quitarnos la espinita de las dos últimas derrotas que sufrimos ante ellos, pero nunca de esa forma». La clave, según el ahora jugador del París Saint Germain, estuvo en que «salimos muy metidos en el partido, pudimos hacer todo lo que habíamos planteado, y fuimos ese día muy superiores; además, Dinamarca nunca esperaba que se desarrollara de esa manera y no tuvo capacidad de reacción».

Sierra, con la bandera de Moguer, junto al otro portero de la selección, Sterbik.
Sierra, con la bandera de Moguer, junto al otro portero de la selección, Sterbik.

Después de proclamarse campeón del mundo, el reto próximo es también ambicioso: los Juegos Olímpìcos de Río de Janeiro en 2016. «Son palabras mayores, pero porqué no. Tendré ya 38 años, pero ilusión y esperanza tengo, eso de estar en unos Juegos debe ser increíble». Precisamente a los anteriores de Londres estuvo cerca de ir, pero… «Ni lo pienso, eso pasó, fueron otros compañeros, hay que tener en cuenta que España dispone de grandísimos porteros», comentó.


Puerto de Huelva

Tras el Pedro Alonso Niño, Sierra se fue muy joven al Barcelona, para luego pasar por el Ciudad Real, el Valladolid en dos etapas, y ahora recalar en el París Saint Germain. «Se aprende siempre; he tenido la suerte de coincidir con enormes porteros de los que he asimilado muchas cosas; en todos estos equipos he podido pelear por cosas importantes, lo mismo que en la selección, y estoy satisfecho por ello», destacó un jugador que, a pesar de estar fuera de casa desde hace muchos años, tiene claro que «Moguer es mi tierra, vuelvo cuando puedo y creo que no he cambiado mucho, sigo siendo el mismo, amigo de mis amigos».

Una de las cosas que se trae a su pueblo de fuera es ese apelativo de ‘Quillo’, con el que fue bautizado en sus inicios en Barcelona: «Cuando llegué allí no conocía el nombre de mis compañeros, y para hablar con ellos les decía ‘quillo’… se me quedó».

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Mercedes
matsa
Junta de Andalucía impuestos
Hospital Quirón
Giahsa
Cocehu
Aguas de Huelva
Las cosas del toro
Atlantic Copper
Ayuntamiento de palos de la frontera
Caja Rural hipoteca joven
cepsa
Diputación de Huelva