El actor onubense Cristian Gamero rueda bajo las órdenes de Brian de Palma tras triunfar en México en Netflix

Después de participar en series como 'El Ministerio del Tiempo', este joven del Molino de la Vega ha conseguido convertirse en un rostro conocido en México, gracias a su participación en una producción sobre Luis Miguel. Un papel que se une a otros trabajos, como el formar parte de la última película de Brian de Palma en 2017. Ahora, en octubre, lo veremos en España en la gran pantalla en un nuevo proyecto junto a María León. ¿Su futuro? Tiene claro que está en Los Ángeles.

El actor onubense Cristian Gamero.

Mari Paz Díaz. A veces, el destino nos reserva alguna que otra sorpresa que nunca podríamos haber imaginado. Es una sensación que, en muchas ocasiones, nos sucede con nuestra profesión. ¿Cuántas personas conocemos que estudian una carrera, más o menos enriquecedora, y acaban dedicándose a algo completamente distinto? Quizás es lo que ha pensado en más de una ocasión el actor onubense Cristian Gamero, que, después de quedar Campeón de Andalucía 2007 como boxeador, se ha convertido en una cara más que conocida en México, donde está triunfando en una serie de Netflix sobre la vida de Luis Miguel, una producción sobre este cantante mexicano que está siendo todo un éxito de espectadores en América Latina. Un papel que se une a otros trabajos, como el haber rodado bajo las órdenes del director Brian de Palma. 

En octubre lo veremos en el cine con María León en la película ‘Sin fin’.

En España, a Cristian Gamero hemos podido verlo en series tan exitosas como ‘El Ministerio del Tiempo’ y ‘Centro Médico’. Además, en octubre, aparecerá en la película española ‘Sin fin’. Se trata de una road-movie ubicada entre Cádiz, Málaga y Madrid, que es la opera prima de los hermanos Alenda, y donde Cristian comparte cartel con actores tan conocidos como Javier Rey y María León, los protagonistas de la historia.

El onubense interpreta a ‘Bosco’ en la serie sobre Luis Miguel, producida por Netflix.

Trabajos en España que tan sólo son un pequeño ejemplo de una carrera profesional que se inició hace cinco años y que ha tenido un punto de inflexión: su marcha a México para trabajar en la serie sobre Luis Miguel, producida por Netflix y Telemundo. El onubense da vida a ‘Bosco’, un cantante que brilla más por su físico que por su voz. Un personaje que le ha dado la oportunidad de trabajar con otro español, Óscar Jaenada, al tiempo que le ha convertido en un rostro conocido en México, donde ha sido entrevistado por numerosos medios de comunicación mexicanos.

Tras practicar boxeo durante un año, se decantó por la interpretación.

Todo un logro para un joven de barrio de Huelva, que se inició en el boxeo siendo un adolescente, llegando a ser Campeón de Andalucía en 2007 y obtener el Bronce en el Campeonato de España un año después. Pero, ¿cómo consiguió dar el salto desde el boxeo hasta el mundo del cine y la televisión? Según nos cuenta el mismo Cristian Gamero, “durante la adolescencia boxeaba, pero estuve compitiendo durante un año y lo dejé. Necesitaba otra motivación. Entonces, en un viaje de vacaciones a Madrid con mis amigos, mi hermana me avisó de que estaban realizando un casting para una película. Y, desde ese momento, quise ser actor. Me informé por las escuelas y acabé estudiando con Fernando Piernas, primero, y con Eduardo Recabarren y en la escuela Juan Codina, después”. En concreto, se ha formado en Madrid, en la Escuela regular actoral ‘Eduardo Recabarren’ entre 2013/2016, habiendo realizado, además, cursos de especialización con Laura Cepeda, directora de casting, Fernando Piernas, Marina Gutiérrez, Inma Velasco o Vicente Fuentes. 

Ha rodado bajo las órdenes de Brian de Palma.

Así comenzaba una trayectoria profesional que le ha llevado a hacer cine, -tanto largometrajes, como cortos-, teatro y televisión, proyectos entre los que destaca, como hemos comentado, el haber participado en el película ‘Dominó’ de Brian de Palma (2017), una coproducción Dinamarca-Francia-España-Bélgica. En teatro, por ejemplo, ha formado parte del reparto de obras como ‘Un dios salvaje’ (2016), ‘Mesa real’ de Shakespeare (2015) o ‘El caso de las Petunias Pisoteadas’ de Tennessee Williams (2014).




De todo ello, de sus proyectos, sus inquietudes y su amor por Huelva, nos habla Cristian Gamero en esta entrevista concedida a Huelva Buenas Noticias

Desde niño le gustaba imitar a los actores.

-Cristian, ¿por qué te decantaste por la interpretación?
-Cuando era niño, siempre me encerraba en el cuarto y, durante horas, imitaba a los actores de las películas. No sabía por qué, pero disfrutaba mucho. Luego, cuando di mi primera clase de interpretación, sentí que era a lo que quería dedicarme toda la vida.

-¿Cuáles han sido tus primeros trabajos como actor? 
-La primera oportunidad de trabajo fue en la serie ‘El Ministerio del tiempo’. Luego he rodado dos películas, ‘Dominó’, la última película de Brian de Palma, y ‘Sin ti’, de los hermanos Alenda, con Javier Rey y María León. Y, el año pasado, empecé a trabajar en México en la serie ‘Luis Miguel’ de Netflix. Y muy feliz.

En la película de Brian de Palma tuvo que rodar una escena muy complicada, recibiendo las felicitaciones del director. / Foto: IndieWire.

-¿Cómo te has sentido trabajando con Brian de Palma?
-Fue la mejor experiencia de mi vida. Me llegó a través de un casting que no me lo esperaba para nada. Fue un rodaje increíble y días muy especiales para mí. La escena de acción que tenía que hacer era complicada. Necesitábamos un especialista. Cuando terminamos, Brian de Palma nos dijo que estaba muy contento por cómo había quedado la escena, dado que estaba muy preocupado por el poco tiempo que tenía. Se hacía de noche y había una gran cantidad de extras, sin olvidar la dificultad que entrañaba. Así que teníamos que resolverla con pocas tomas. Y lo conseguimos. Por ello, el director nos felicitó.

Cristian, durante el rodaje de la serie de Luis Miguel, junto a Óscar Jaenada. / Foto: Twitter.

-También te has convertido en un rostro muy conocido en México. ¿Cómo te surgió esta oportunidad?
-Desde dos o tres meses antes de irme a México empecé a mandar material a los representantes y directores de casting mexicanos. Entonces, me mandaron a grabar un casting para el personaje de Jaime Camil para esta misma serie sobre Luis Miguel. Pero, realmente, fue un caos. Nunca me había grabado para un casting y me grabó un amigo con 40º de fiebre. Eso, sin olvidar, el ruido de los coches y demás. En fin, un caos, pero acabé mandándolo y me olvidé del tema. Un día, viviendo ya en México, me llamaron otra vez. Pero querían verme para otro personaje. Fue así cómo hice el casting para ‘El Bosco’. Y, al mes siguiente, me dijeron que el personaje era mío.

Nos cuenta cómo consiguió este papel en la serie de Netflix.

-¿Qué ha supuesto para ti este personaje?
-Mucho. La serie ha sido un éxito en Netflix y, por supuesto, en México, lo que me ha permitido abrirme a este país para trabajar. Es maravilloso. Y, tengo que añadir, que trabajar con un grandísimo actor, como Óscar Jaenada, compartir escenas con él, ha sido un privilegio y un gran aprendizaje para mí.

-¿Qué papeles te han marcado más?
-Como experiencia, el trabajar con Brian de Palma fue un sueño. Fue en Almería, en pleno verano, con más de 200 figurantes para hacer una escena, el escenario…, todo fue brutal. Fue una escena de acción. Sin duda, me quedo con ella. A nivel interpretativo, destacaría el trabajar textos de Lorca, puesto que he realizado el monólogo de Leonardo en la obra ‘Bodas de Sangre’. Es lo más bonito que he sentido en esta profesión. Trabajar desde el amor, el motor que mueve el mundo.

Cartel de la obra de teatro en la que está trabajando ahora en México.

-En breve, te veremos en España en una nueva película española.
-Sí. Se llama ‘Sin Fin’. Es una película de los directores Alenda, protagonizada por Javier Rey y María León. Yo encarno el personaje de Lucas, un joven seductor madrileño que interrumpe la historia de ambos. Es una historia de amor. Destacaría la forma en la que han trabajado los directores, que juegan con la máxima verdad de un actor trabajando. Además, ellos dos están maravillosos. Estoy seguro que les van a dar muchos y merecidos premios.

-¿Qué proyectos tienes a partir de ahora?
-Tengo varios proyectos, pero, hasta que no se confirmen, no se puede decir nada. Sí puedo comentar que son muy importantes. Esperemos que puedan anunciarse pronto. Por el momento, sigo de gira en México con la obra de teatro ‘Noches de la Sixtina’, dirigida por Antonio Befumen.

Tiene claro que su futuro está en Los Ángeles.

-¿Cuáles son tus planes de futuro? 
-Lo primero es actuar. Es lo más importante. Quiero trabajar entre México y España. Y, de cara al futuro, tengo claro desde que empecé que, paso a paso, pero acabaré trabajando en Los Ángeles.

-Hablemos de Huelva, ¿qué supone para ti? ¿Vienes mucho?
-Ahora mismo, llevo sin ir desde diciembre. Huelva es maravillosa. Es una ciudad tranquila y lo tiene todo. Echo mucho de menos a mi familia. La echo de menos cada día, así como a todos mis amigos. Es lo más importante que tengo. Es algo que duele, pero, para conseguir tus sueños, tienes que sacrificar mucho en la vida. Me gusta pasarme la noche hablando con mi madre, jugar con mi hermano, mi hermana y mis sobrinas. Me encanta llegar y estar, como desde niño, en mi barrio, en El Molino de la Vega, hablando durante horas con mis amigos, con los de siempre y donde siempre.  Valoro mucho la amistad y mis amigos son para siempre.

Echa mucho de menos Huelva, a su familia y amigos, pero tiene claro que está luchando por su sueño.

-Siendo así, ¿qué les dirías a los onubenses? 
-Que se lean ‘La voz de tu alma’. Ese libro me cambió la vida. Que se escuchen a ellos mismos, que hagan caso a su interior y a su intuición, que no presten atención a las opiniones de nadie. Es tu vida. Que arriesguen, que arriesguen siempre. Sólo hay una vida y hay que luchar por trabajar por lo que amas. Tu trabajo es la mitad de tu vida. Y quien no arriesga, no gana. Hay que salir de la ciudad, conocer mundo, enriquecerse con los países que conoces, con su cultura, sobre todo, crecer. Como dice Tony Robins: “La felicidad está en el crecimiento”.




Deje un comentario

Su dirección de correo no será publicada.