EL AMOR COMO DERECHO

Los miembros de la Plataforma de Poetas de Huelva por la Paz, en su compromiso de vida, reivindican en estas fechas de celebración amorosa EL AMOR COMO DERECHO, presentando poemas de amor en todas sus vertientes y facetas, como homenaje al más grande de los sentimientos.

Semana

El lunes añoro enredos en tu pelo

y el mar irrepetible de tus profundos ojos negros.

El martes para verte uso mis gafas arco iris,

navego en tus confines de forma solitaria.

El miércoles atraco en la isla despoblada de tu cara de añil,

me adentro en la gruta curvada de tus labios

y exploro con mis dedos tu vientre deshabitado.

El jueves me defino un libre anacoreta

de tu piel escanciada con jugo de pomelo.

El viernes peregrino por tu vergel secreto

buscando el arcón de los besos encendidos.

El sábado descanso y reposo mi cabeza

sobre el mar irrenunciable de tu jardín extremo.

Y el domingo, ¡Ay, el domingo!

entrego mi yo entre tus manos,

y me dejo naufragar en las olas de tus dedos,

y me dejo enredar eterno en la locura

sensata y fugaz de tu ineludible presencia

Javier Sánchez Durán

A TI (Casi soneto)

A tu mano, la estrella más hermosa,

el más pequeño y lozano fruto

que al blanco eterno le disputo

por encima de cualquier otra cosa.

 

A esa paloma tierna que hasta osa

hurgar mi corazón y su atributo,

penetrando al rincón más diminuto,

clavando sus espinas de suave rosa.

 

A esa reminiscencia de sirena,

tantas veces remedio y sustento

para mi dura y acerada pena.

 

A esa forma de nácar, que se llena

de dulzuras etéreas con el viento

hasta llegar a ser belleza plena.

José Luis Muñoz.

En vuestros labios

Tu vida se había tornado gris,

azotada por el tedio de la monotonía.

Llovía la tarde en una ciudad cualquiera,

¡ella emergió súbitamente!, ¡radiante!,

como bañada en polvo de estrellas;

reavivando rescoldos del pasado.

Un amor negado, segado, mutilado;

separadas por la vergüenza de otros.

Corazones latiendo al unísono

en la distancia del tiempo de la vida.

Quiso el karma tocaros con su gracia,

deteniendo el tiempo en vuestros labios,

devolviendo caricias perdidas.

¡Llenando vuestro lecho de camelias y rosas!

Rosa Álvarez

Los besos predestinados

SONETO.

Los besos que se fueron con el viento,

aquellos que del alma se escaparon,

aquellos que hacia tu boca marcharon,

murieron de tristeza y sentimiento.

 

La luna se ocultó de sufrimiento

al ver como su meta no alcanzaron

y al contárselo al sol ambos lloraron,

perdiendo la alborada hasta el aliento.

 

Tú fuiste su ilusión mientras vivieron,

buscarte fue su gran finalidad,

pero encontrar tus labios no supieron.

 

Esos besos solo per ti existieron,

fuiste su amor y su felicidad

y besar otros labios no quisieron                   

Cristóbal Carrasco Delgado.

Aquellos ojos

Aquellos negros ojos que me miraban con ternura,

Aquellos ojos que me miran me recuerdan el paso del tiempo.

La mirada sosegada, serena, recorriendo mis emociones,

susurrando los instantes vividos.

 

Aquellos ojos que me siguen mirando,

no dejan de buscar los míos castaños,

hablándome con la mirada desde lejos,

en sueños y desde el infinito.

 

Esos ojos negros me seguirán mirando,

uniendo su piel y mi piel, acariciando su morena tez,

dibujando sus labios, besándole al anochecer.

 

Los negros ojos miraron a los castaños,

los castaños ojos miraron a los negros,

emprendiendo una estela sin fin.

Mª Carmen Azaustre  Lorenzo

Poeta del mundo

Luna Llena

Eres la luna llena

que pinta los años

que pasan

con la plata de tus labios.

Autor: Jose Ángel Piqueras López

El Amor en colores

Hoy brilla un hermoso sol al amanecer

y he podido soñar que acariciaba

tu  precioso cuerpo al desnudo,

mientras, mis manos se marchaban

buscando tus labios carnosos y carmesí

y la suavidad del rostro de una diosa .

Tu cabello abundante  en libertad

absorbe mis deseos ardientes y pasionales

y los envuelve  en una aureola de colores

impregnado lentamente  de gotas de rocío ,

que refrescaban mis labios intranquilos

resecos por la ansiedad de tu llegada.

El yo de mi interior se desmenuza,

derretidos por los pensamientos encerrados

que llegaban a mi interior como un volcán

difuminándolo por todos los poros de mi ser.

Decir tu nombre una y otra vez en mi mente

hace llegar hasta mí, el olor de la espuma del mar

que se pone ante mis ojos y se quedan  paralizado,

dejando que la brisa forme tu preciosa figura

y  se balance en un ir y venir en la arena,

para que yo te pueda rozar con delicadeza.

Poder besarte, es todo un misterio para mi

que abre  todo lo más intimo del ser que soy,

hasta llegar a que  pueda abandonarme

para que te unas a mi carne en un sola vida,

y seamos un solo amor en el infinito.

José Romero

El jardín

Desde anoche te espero.

Mientras en el cielo juegan las nubes,

aquí estoy, en el jardín junto a la fuente.

Las flores me traen tu risa,

así, el rincón que guarda nuestros besos

ya no está triste.

Sueño que me regalas una paloma blanca,

su vuelo revolotea en mi pelo,

y tú ríes…

Hoy como todas las noches añoro quererte,

y deseo ofrecerte la copa del amor.

Pero llega la mañana y no están tus besos. Silencio.

¡Ay, Amor mío! El jardín siempre nos estará esperando…

Paqui Aquino. Miembro de Poetas de Huelva por la Paz

Poesía Amor

Pasaron las horas del tiempo perdido,

quedaron las hojas marchitas

en el jardín de tu cintura

una noche olvidada.

Caricias arrancadas a la soledad

mientras el cigarrillo se consume,

pasaron las lluvias tras los ventanales

se alejaron las palabras

quietas en el alma.

Espuma tus manos

tus caricias lágrimas

una habitación sesgada por la oscuridad

y al fondo tu amor.

Raúl Talavera Lozano.

Ámame

Ámame te decía y siembra amapolas en mi cara,

no te importe el paso del otoño

el amor crece siempre en primavera.

Ámame, sé mi amante en la hierba

que vive en el invierno,

y fúndeme en los pliegues

de tu cuerpo.

Ámame te decía

contando las vocales de tu nombre,

igual que en una canción.

Ámame, sin dolor, sin mentiras,

sin heridas. Sólo amor.

Ámame.

Rosa Pazos

Intercambio de amor

Yo te doy el trigo

tú me das la flor,

yo te doy la brisa

tú me das calor,

yo te doy cariño

tú rayos de sol,

yo estrellas y lunas

tú el corazón.

 

Y pasaron las mañanas

y el ocaso floreció

y por siempre llevaremos

estas riendas del amor.

Loli González

Cálido sol

Creo retener en mi ventana

aquel silencio cautivo

que encontré en su mirada.

Siento aún su melodía

acariciando cada segundo

con la esperanza a la deriva.

 

Las sonrisas azules de la vida

abrigadas por un infinito sol

mostrándose cálido y rotundo.

El pulso acelerando el corazón

con un sentimiento profundo

donde las penas y las alegrías

son la esencia perfumada del Amor.

Casto Sancha Maestre. Aroche (Huelva)

Es Amor

Es amor

lo que siento al cerrar los ojos

y respirar ese aroma tan tuyo y de mis sentidos.

Es amor entre mis dedos

cuando enlazamos las manos.

Es amor cuando despierto a tu lado

esperando en la vigilia tu mirada clavada en la mi?a.

Es amor cuando mis labios sonri?en

abrazando a los tuyos en un beso que se hace caricia.

Es amor vida mi?a,

que palpita al compa?s de los latidos

y suena con calma.

Amor que abriga con ternura

cualquiera de mis miedos

y limpia mi llanto

en un consuelo necesario.

Es Amor, tu amor sin condiciones,

ese que alimenta mis di?as

y mis noches

y descansa en las madrugadas.

ESTHER FORTES

Flor de Abril

El amor de los niños en la escuela

es una flor de abril,

y no por ser temprano es menos cierto.

Sus ojos al mirarse despiden estrellas

y entre ellos surge un puente de arcoíris.

Es un amor de sonrisas y sonrojos,

de euforia y desaliento.

¡Qué alegría verse después de vacaciones!

¡Qué tristeza si alguno ha cambiado de clase!

Hay como un imán

entre el que está detrás

y el de delante.

Después de una intensa mirada

el de delante vuelve la cabeza y los dos sonríen.

Un amor de regalos entrañables;

una flor, un dibujo, una concha, una piedra…

que se esconden entre las hojas de un libro

o en una caja de lata.

Ese amor si sobrevive a los quince

será un amor eterno.

Marisa Blandón

Amor Adiado

Hoje voltei ao local onde te conheci,

mas ontem também lá fui,

assim tem sido há muitos dias.

Tenho algo por ti que… são sentimentos fortes,

que retenho, que sinto, que me fazem viver a pensar em ti.

 

O mundo gira e pula, o tempo não para,

somos tão pouca coisa, valemos nada e os sentimentos

são tão vagos, que me pergunto,

se valerá a pena entregar-me assim.

 

Fico na dúvida e na esperança, deixo o fogo em lume brando

e encaro a vida com realismo,

amanhã outro dia virá.

Antonio Cabrita

AMOR APLAZADO

Hoy he vuelto al lugar donde te conocí,

pero he estado ayer,

así ha sido durante muchos días.

Tengo algo por ti que… son sentimientos fuertes,

que retengo, que siento, que me hacen vivir pensando en ti.

 

El mundo gira y rebota, el tiempo no para,

somos tan pequeños, no valemos nada y los sentimientos

son tan vagos, que me pregunto,

si valdrá la pena entregarme así.

 

Estoy en duda y esperanza, dejo el fuego a fuego lento

y afronto la vida con realismo,

mañana vendrá otro día.

Antonio Cabrita

El arco iris en sus ojos

El tenía todos los colores del arco iris en sus ojos,

era de luna y de plata en las melancólicas noches de otoño

y se tornaban dorados de miel en los húmedos inviernos,

cada primavera miradas de libertad  le nacían en las retinas,

verdes como la esmeralda, como el romero  y el pino,

como el enebro y la jara,

y eran estanques azules reflejados desde el cielo

cuando llegaba el estío,

azules como el horizonte, como las algas azules,

como las olas del mar.

Y  hoy, cada vez que veo el arco iris, sé que me está mirando.

Manuela Lozano Pérez

El Amor no cesa

Me duermo en tu corazón cuando me acunan tus brazos,

sueño que estarán muy juntos para siempre palpitando.

 

Si por la mañana sube la marea de tus besos,

las olas me traerán tu cariño y tu anhelo.

 

Cuando miro a las estrellas con tu luz yo creo verte,

un rayo viene hacia mí y en arcoíris me convierte.

 

Qué alegría si pudiera mi corazón desplegar,

y todos mis sentimientos lograra  manifestar.

 

El mar con olas de encaje te atrae como gaviota,

y tú siempre lo acaricias entre bruma y caracolas.

 

Eres como el algodón de color rosado, muy dulce,

duermes siempre en mi interior, esperando me acurruques.

 

Quiero que siempre me ames como si yo fuera el sol,

al que siempre necesitas, igual que tu  corazón.

14/2/21. Inés  Díaz Rengel

Amor sin medida

Quiero cantar al mar alegremente

mis gozos, mis sonrisas y mis penas,

navegar con mi barca, sin cadenas,

y asirme a tu cintura suavemente.

 

Quiero ser en tu playa confidente

para ofrecerte amor en sus arenas,

y entre olas de espuma y lunas llenas,

contemplar tu mirada  incandescente.

 

Quiero vivir, vivir sola contigo

mirándote a los ojos con dulzura

y besarte en los labios con mesura.

 

Quiero poner al cielo por testigo

de mi amor, sin reservas ni medida,

y amarrarme a la rueda de tu vida.

Adelaida Hidalgo

Amores

Ésa fruta de tu boca, que es mía

Ése alma que me envuelve cada día

Ésa cuna de tus brazos que me mecen

Ése susurro al oído que me das.

Ésa mirada de cómplice que usas

Ése  palpitar tan tuyo, musical

Ésa voz que me acaricia melodía

Ésa luz que va contigo siempre.

Ése corazón profundo de hombre

Ésa juventud incansable, contagiosa

Ése olor que solo es tuyo y es mío

Ése calor de tu cuerpo tan grande.

Ésas manos de candela que queman

Ése tú que nadie tiene que es tuyo.

Cristi  Fernández  Martín

Amor de la flor hermosa

Amor, manantial de inquietudes

y corazones encendidos,

deseos que escode el alma

en un bosque de llamas que

solo la aurora del tiempo apaciguará.

 

Es el amor el corazón abierto

en pleno día y la noche negra

que evoca la gota del rocío en

la flor hermosa, néctar  entre

los gozos y las sombras.

 

Amor despertador de los

sueños y nacimientos de los

suspiros que alimentan

el beso de la mañana.

Rosa Veiga Medero

Mi mente

Es mi mente un gran clamor

¡Basta ya de tanta guerra!

Seamos el cielo en la tierra.

Un silencio acogedor.

 

¿Por qué no vienes amor

al seno de la alta Sierra?

Lugar donde se destierra

entre encinas el dolor.

 

Para buscarte soy viejo.

Por ti fui mal marinero.

De mil errores reflejo.

 

Queda un último “Te quiero”.

¡No se lo daré a mi espejo!

Es mío mientras te espero.

Gabriel Gil. Sevilla

Amar

Me preguntas cuánto te quiero

y te digo que no lo sé.

Cuando llegaste a mi vida y pronunciaste

mi nombre por primera vez

fue como un eco, nadie jamás lo pronunció como tú.

Cuando me diste el primer beso

me ruboricé de tal manera

que mi cuerpo tembló como si hubiera sido

el primer beso que me daban

y cuando me entregué a ti

floté como las olas que surgen de mar adentro.

Ahora, cada beso que me das inundas mi jardín

y cuando  me abrazas con tanta pasión

mi poesía solo dice tu nombre.

 3/2/21. Carmen Vázquez

Felicidad

Te tuve

felicidad

un día

entre mis manos.

Volaste, amor,

como una mariposa,

llevándote en las alas

mis sueños y alegrías.

Solo me dejaste

la ausencia

al final

del día.

Emilio Marin

A mi Amor

Clarea la madrugada

despue?s de estar toda la noche despierta.

Clarea tu ensortijado pelo blanco sin poesi?a.

Tus besos no llegan,

solo el cantar perdido de melancoli?a.

Y mientras yo enciendo el azahar de la primavera,

tu? haces una ecuacio?n de nu?meros de plata.

Y sin embargo clarea mi amor por ti en tu suen?o tranquilo.

María José Leblic

Flores de febrero

Ramo de flores de invierno.
Regalo que nunca llevo.
Imposible igualar la belleza,
flores del almendro.

Poema del mar de las margaritas.
Nadar entre pétalos mi sueño.
Imposible igualar el encanto,
flor que llevas en el pecho.

Música del vals de las flores.
Bailar en el suelo de cristal mi cuento.
Imposible igualar tu melodía,
flores de febrero.

Flores tus ojos, vida mía.
Flores tus manos.
Flores tus versos enamorados.
Flores de invierno, hoy 14 de febrero.

Te amo

José Carlos Arellano Ramos

14 versos de amor, ni uno menos

Cómo podré, dime:
Decirte que no es San Valentín
culpable de la luna de Valencia.

Ni las mariposas en mi estómago,
tampoco el destino que desestimo
al ver la flor sonrojarse en primavera.

 Eres tú.
 Solamente tú, que al amar enseñas
 el mar de par en par, puertas abiertas.

Más yo, qué puedo hacer ante el hacedor,
 doncella enamorada de tu reino.

Tres palabras, sí…
 Podría decirte en inglés con osadía.
 I LOVE YOU.

Victoria Elizabeth Nowak Hradek

Tu puente

Quiero ser tu puente

el puente de los cuerpos

gestos y miradas.

Cruzar tus pensamientos

y permanecer, quedar.

Déjame quedarme,

déjame quedarme contigo

¡Para siempre!

Clara Lourenço – Poeta do Guadiana- Altura – Castro Marim- Algarve

Buscaré

Un temblor en el agua.

La suave fragancia de los lirios en tu piel.

El aria que invoca noche eternas.

Los labios que sueñan con ser patria de mi boca.

La luna que titila infinitamente en el turquesa de tus ojos.

Te buscaré en el latido de tu nombre.

En el laberinto de todos mis desvelos.

En las huellas que dormitan en mi almohada.

En la tarde licuada de silencios.

En el inconstante clamor de la memoria.

Te buscaré…

Siempre.

María Coronado

Creernos

Creernos que la luna es de sal

es hacer hincapié en esta ingenuidad que nos precede.

 

Pensar que un corazón por estar colocado en su justo lugar

hace las veces de un corazón, es rayar con la más tiránica inocencia.

 

Yo quisiera pensar que el mundo mantiene a raya un poco de justicia,

para aquellas, aquellos que saben cómo amar y

se rompen el pecho al entregarse.

 

De sal es el beso a media noche, el mundo se convierte en una enorme bola de sal

cuando la caricia se torna el gigante que prima la emoción,

que ofrece, al contonearse, todo el placer posible,

con la espada y el escudo dejados por el suelo…

Qué tristeza me da, pensar que existen soldados que jamás se desnudan.

Ana Deacracia

14 de Febrero

He buscado en los días, en los atardeceres, como no,

en el vendaval de enero, en las lluvias imprevistas,

he buscado en los cajones, en la linterna, en el domingo,

en un resplandor de luces artificiales;

busco y busco crecidas de deseos o despistes de olvido

hasta dejar venir al locuaz harén de ternuras

que tengo preparado, no hallo la manguera que me enganche

al sifón de mi agua para absolverte y beberte de piel a besos,

de derechos, de lunares, de labios, para dedicarte un cuarto de milenio

por cada amor, partícula de amor o sueño de amor

que compartas con este zahorí de sombrero y poemas.

En catorce miles de febrero al lado del tú, de ti, que amo,

perderme en los tiempos, me apetece.

Ramón Llanes

El sol del corazón

Hoy despuntó el día con un embrujo

especial,

una fascinación caprichosa me hace

sólo verte

soberbios caballos galopando

por mis sentidos,

mariposas, jugando en las arboledas

de mi alma

se divisa el asfalto tallado de pétalos

de rosas,

el sol del corazón, columpiándose

en las nubes

en el aire se arremolinan

tus besos,

tus palabras relatan  garabatos mágicos

de amor

la paz rocía el cortejo

y me abraza.

Ana María Cáliz

Mañana

Mañana se pasearán los versos, 

cuando aquí sólo queden 

perfumes. 

La esencia del viaje es lo que queda,

el paisaje es infinito,

los verdes prevalecerán en los campos

y las voces llenas de miel 

saldrán de las montañas 

limpiando oscuridades.

No importan los surcos morados 

si la tristeza es efímera, 

no importan las palabras rotas

si hay ofertas de besos vírgenes.

A veces, viene bien saber 

el color del aliento,

de la sospecha,

de las caricias.

Te huelo y me haces

desayunar a gusto. 

Pedro Javier Marín Pedrós

Amor por Fandango

Un corazón tatué

en mi propio corazón

y tan bien lo dibujé

que están latiendo los dos,

es lo bueno del querer.

Paco Durán

 

Mercedes

Junta de Andalucía, día de Andalucía


Estilo dental


Aguas de Huelva


Las cosas del toro





Atlantic Copper

Ayuntamiento de palos de la frontera



Caja Rural hipoteca joven

Csif

Hospital Quirón

cepsa

Diputación de Huelva