MEMORIA DE LOS PUEBLOS DE HUELVA

Manolo ‘El Caena’, la esencia de la Punta Umbría de siempre

A punto de cumplir 88 años expresa su felicidad por la familia que tiene y el cariño de sus paisanos los puntaumbrieños.

RFB. Hoy la memoria más lejana de un pueblo como Punta Umbría vive en la persona de Manuel Hernández Rull, Manolo el Caena. Y nombrarlo en la bella localidad costera supone señalar a alguien tremendamente popular, querido e identificado como un verdadero símbolo de su sociedad, de su historia y de su propia identidad. Manolo el Caena Punta UmbríaTodo comienza nada menos que en 1915, veintiún años antes de que naciese. Por aquél entonces sus padres llegaron a este confín, desde la costa de Cabo de Gata, buscando un litoral especialmente rico en pesca, como era el onubense, donde afincarse. Manolo el Caena señala que por entonces mucha gente de aquellas tierras almerienses se mudaron a Punta Umbría, Ayamonte o Isla Cristina.

Manolo el Caena Punta Umbría 3Los Caena comienzan su vida en Punta y una trayectoria, más que centenaria, que ha hecho que ese mote haga reconocer de inmediato a esta familia tan simbólica del enclave. Rasgos característicos del mismo, como la mar, la pesca y el cante, se conectan con los Caena. Así lo sabe cualquier puntaumbrieño conocedor de su realidad social, tradiciones y la propia esencia de la tierra.

Festival de Punta Canela

Manolo el Caena Punta Umbría 5Eran cinco hermanos. Ya solo vive él, el más pequeño de todos. El mayor llegó con tres o cuatro años, los demás nacieron allí. Y todos se dedicaron a la mar. Los padres tenían barco, y los hijos se enrolaron en la tripulación familiar. Manolo, mas tarde, igualmente tendría su propio barco. Una vida entera, desde que nació en aquella pedanía entonces cartayera, sin moverse de Punta Umbría, y feliz por ello. Más exactamente sin moverse de Punta Umbría y los caladeros del Golfo de Cádiz y Marruecos.

Manolo el Caena Punta Umbría 5Cuando acabe el verano tendrá 88 años, mostrando una salud y vitalidad sorprendentes. Hace poco debieron pensar eso mismo los clientes del 3.30 al verlo tomar por la noche unas copas con el alcalde, José Carlos Hernández Cansino, tras un evento -un homenaje- en la localidad. Iba con su hija mayor, su mujer había preferido quedarse en casa. Nos cuenta que la gente lo miraba sorprendida y que debía pensar «hay que ver este tío, hay que ver lo que aguanta…«. Da las gracias, «estoy muy bien -señala-, yo no tomo pastilla ninguna, gracias a Dios«.


Puerto de Huelva

Manolo el Caena Punta Umbría 6Toda la vida en Punta Umbría y toda la vida en la mar, desde los 13 o 14 años. Empezó como marinero. En sus inicios cogió la última época en la que faenaban barcos de vela. Nos parece algo fascinante. Hablamos de que había que tener ‘brazos’. Unos marineros admirables, que para navegar y faenar usaban solo vela y remos. Más vulnerables por ello al mal tiempo. «Nos llevábamos un montón de tiempo sin salir a la mar cuando había malas condiciones -recuerda-, no es igual que ahora. Y cuando había encalmadas también había que esperar, a que hubiera viento para poder pescar a la vela«. Esperar al viento, un factor que ahora incide, pero de forma mínima. Nos dice que «la pesca actual es, comparado con aquello, casi un deporte. Antes todo era a mano«.

Manolo el Caena Punta Umbría 7Ya como armador y siguiendo embarcado en su propio barco estuvo veintitantos años faenando en Marruecos. Al fresco. «Había aquí muchos barcos de congelado -señala al muelle pesquero-, y yo tenía un barco de fresco. Mareas de seis, siete y ocho días«. Gambas, pijotas, pescadilla mayoritariamente.

Ha pillado temporales en las travesías, y también ha tenido que quedarse en el puerto dos o tres días sin poder salir hasta que amainara. Los temporales de levante en la zona del Estrecho eran duros para barcos medianos como el suyo, «tenía cacaruca«. El radar lo puso ya al final, pero antes tenían que cruzar esa zona, con la gran cantidad de mercantes que transitaban por el Estrecho, a ‘oscuras’.

Manolo el Caena Punta Umbría 8Desembarcaban para vender en El Puerto de Santamaría, volvían a la mar a faenar ese mismo día y al mes más o menos regresaban para casa. «Una vida también… tela«. Se jubiló con sesenta años porque ninguno de sus cuatro hijos (dos varones y dos mujeres) se enfocó a la mar. Había tenido una avería muy importante en el barco, para desguazarlo, y desestimó empezar de nuevo, lo que habría hecho por sus hijos en el caso de que ellos hubieran estado en el gremio.

Manolo el Caena Punta UmbríaHa sido homenajeado en su pueblo como marinero mayor, lo que le ha emocionado mucho. La dureza de la mar le ha hecho vivir momentos muy intensos. Uno en concreto está grabado a fuego en su memoria y agrandó, si cabe, su devoción por la Virgen del Carmen.

Iba navegando en un barco pequeño mar adentro, a la altura de Mazagón. Estaba en la pesca de la caballa. En este momento todos los tripulantes dormían excepto él, pendiente del gobierno de la embarcación. Se resbaló y cayó por la borda, viendo con impotencia desde el agua como la nave seguía su derrota, alejándose de él en la noche. Eran las cinco y pico de la mañana del día de la Virgen del Carmen.

Manolo el Caena Punta Umbría 8Al cabo del tiempo la deriva del barco hizo que la tripulación despertase. Viraron hacia atrás pero ya el rumbo se había perdido y no pudieron encontrar a Manolo.

En el agua el Caena pensó en su familia y «mayormente en la Virgen del Carmen. Me quité toda la ropa. Y no podía nadar, porque no tenía ninguna referencia a la que ir.» Se dio cuenta de que si nadaba lo único que haría sería cansarse. Y al final, al cabo de un largo par de horas, pasó un barco cerca y un tripulante milagrosamente pudo verlo, de modo que fue rescatado. Era el verano de 1968.

Manolo el Caena Punta Umbría ríaNos recuerda esta historia a una parecida vivida por otro marino de la costa onubense, el lepero Manuel Santana, que publicamos hace poco. Gente valiente y admirable, a la que nunca podremos agradecer en su justa medida el esfuerzo para que nosotros podamos disfrutar de ese bien gastronómico tan saludable como es el pescado.

A partir de entonces Manolo el Caena comenzó a ir las festividades del Carmen a Huelva, a la procesión de la Virgen -en Punta Umbría aún no se había institucionalizado-. «Cogía la canoa y me iba a Huelva a ver a la Virgen del Carmen que salía de la Comandancia de Marina, como promesa, para acompañarla en la procesión. Entonces no la embarcaban aún por la ría, si no que le hacían un recorrido hasta el muelle y se volvía. Yo la acompañaba y luego me iba para Punta otra vez en la canoa«.

Manolo el Caena Punta Umbría 9A Manolo el Caena, con una vida profesional tan dura e intensa, le ha cabido más. Ha sido un referente social en Punta Umbría. Inquieto, activo, creativo y constante, se ha vinculado a las principales instituciones de la localidad. El alcalde nos decía que compone sevillanas con una capacidad de improvisación increíble. Es hermano número uno -y su mujer la número 2- de la Hermandad de la Virgen del Rocío de Punta. Se lo han reconocido, lo que también le ha emocionado mucho. Había sido hermano mayor en 1990, la romería que padeció la peste equina. Ha pertenecido a varias juntas de gobierno de la corporación rociera.

Hermano de la Hermandad de la Virgen del Carmen, y de la Hermandad de la Cruz, donde también está inscrito desde sus primeros tiempos. Probablemente con unos registros más afinados también tendría el número uno. Tuvo la condición de hermano mayor de la Cruz durante cuatro años, en el 66, 67, 68 y 69.

Fue fundador de la Peña Madridista, y socio así mismo de la Peña Flamenca. Criado en el entorno del muelle pesquero ha gozado de la amistad de un sinfín de vecinos, colegas y paisanos. Sus cuatro hijos le han dado ocho nietos y cuatro biznietos, con los que se siente inmensamente feliz.

«No he tenido nunca un disgusto con nadie, nunca una pelea. Tengo muchísimos amigos, aunque bastantes de mi edad han fallecido«.

Quiere a Punta Umbría y Punta Umbría le quiere a él.

 

Manolo el Caena.

Fotos y audiovisual: Edith-HBN.

Memoria de los Pueblos de Huelva. Diputación Provincial de Huelva.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Mercedes
Ecoembes
matsa
Hospital Quirón
Giahsa
Cocehu
Aguas de Huelva
Las cosas del toro
Atlantic Copper
Ayuntamiento de palos de la frontera
Caja Rural hipoteca joven
cepsa
Diputación de Huelva