Manuel García Félix: «La cultura es la base de la buena política»

Manuel García Félix, diputado por Huelva y alcalde de La Palma del Condado

RFB. Hay una tendencia social al descrédito de los políticos. Y es verdad que demasiadas vicisitudes en la política alimentan esta dinámica generalizada. Sin ir más lejos, el espectáculo nacional que vivimos hoy en día.

Manuel García Félix dirigiéndose a su escaño en el Congreso.
García Félix en el Congreso de Diputados.

Pero, a nuestro juicio, hay dos elementos que nos invitan a reflexionar para cuestionar esta realidad no deseada. Uno que, sencillamente, los ciudadanos que se dedican a la política no dejan de formar parte y reflejar a la propia sociedad. El otro, que hay personas concretas en dicho ámbito que se alejan de este estereotipo negativo lamentablemente consolidado.

Y ahí sentimos que nos encontramos con el diputado en el Congreso de la nación por la provincia de Huelva y alcalde palmerino, Manuel García Félix. Romántico de la política y servidor público vocacional siempre, desde que lo conocimos en su día, lo observamos ilusionado con el horizonte, con las cosas que trae entre sus manos. Pero quizá en esta ocasión, en estos momentos, muestre un punto más de ilusión, un grado más en ese apasionamiento que le caracteriza.

Tenemos la oportunidad de compartir una amena charla en su despacho de la alcaldía. Curiosos, volvemos a fijar la atención en muchos detalles que hacen a esta estancia singular. Una enorme chimenea preside el espacio, que tiene a sus lados artísticos azulejos con contenido heráldico. La Palma, Huelva y símbolos reales están señalados en esa decoración, propia de una antigua sala noble.


Puerto de Huelva

Hay una espectacular librería que nos da pistas también sobre el espíritu de nuestro interlocutor. La ocupan más de cien tomos de la Enciclopedia Universal Ilustrada Espasa-Calpe. Y, a tenor de la conversación que mantuvimos, ese contenido no responde a un mero postureo.

Porque García Félix es un palmerino –hasta la médula– extraordinariamente curioso. Y esa curiosidad innata y desarrollada permite que aúne a esa condición de amante de lo local, de la esencia, de las raíces, una visión cosmopolita, abierta al mundo, de conocimiento sin fronteras.

El despacho de la alcaldía de La Palma del Condado, ocupado actualmente por Manuel García Félix.
El despacho de la alcaldía de la Palma del Condado tiene relevantes antecedentes históricos.

Nos sorprende, francamente, porque en muy pocas ocasiones nos hemos encontrado a un político, onubense, con el que puedas recrearte escuchándole hablar con sabiduría de aspectos que superen el básico marketing de su gremio. Por un momento nos ha hecho recordar a figuras como Pilar Pulgar o Domingo Prieto. Gente cultivada con la que siempre era más que gratificante tener una conversación.

Pero, más allá de ese aspecto divulgativo, lo que ofrece un perfil de estas características es una cierta garantía de que las decisiones que se toman en su esfera, y que al final tanto inciden en las vidas de los ciudadanos, tienen una base, un fundamento. Podrán ser acertadas o no, pero se sustentan en el conocimiento. Y esto ya es un valor a destacar en nuestros días.

Pensar esto nos lleva a suscribir cien por cien esa frase que nos regala en esta distendida conversación: “La cultura es la base de la buena política”. Manuel añade que “la cultura te da reflexión, la cultura te da criterio y te da entendimiento”. La cultura suele ser resultante de la curiosidad. Y como antes apuntábamos el diputado por Huelva es un ser curioso y con inquietudes. Por eso, además de haberse dedicado a su pueblo desde hace décadas, tiene una dilatada experiencia representativa en foros externos a nuestra provincia, incluso internacionales. Y por eso actualmente forma parte de la Comisión de Agricultura, Pesca y Alimentación, de la de Cultura, y es portavoz adjunto de la Comisión de Asuntos Exteriores del Congreso.

Anciana librería que ha restaurado Manuel García Félix en el ayuntamiento de La Palma del Condado.
Antigua librería con más de cien tomos de la clásica Enciclopedia Universal Espasa Calpe.

Hablamos de la estancia en la que nos encontramos y el alcalde nos cuenta que pertenece originariamente a una vivienda adquirida y restaurada en 2000 por el ayuntamiento. Era propiedad de los Tirado, y alberga bajo sus techos un espacio con las vibraciones de una historia singular y trascendente. García Félix es consciente de ello y considera que el lugar resulta sugerente, evocador de un poso histórico relevante. En el linaje de esta propiedad -apunta- estuvo entroncado Miguel Tenorio de Castilla, natural de Almonaster pero afincado en La Palma como consecuencia de su matrimonio con Isabel Tirado y Prieto Rañón.

El diputado nos va contando la historia y nos deja ciertamente fascinados. Hasta el punto de comentar que Tenorio fue secretario particular durante seis años de la reina Isabel II y quizá padre de tres infantas. Este personaje había sido gobernador de varias provincias, entre ellas Huelva, y ministro plenipotenciario. Manuel García Félix ilustra lo que estamos hablando confesándonos que en la reciente Jura de la Constitución de la princesa Leonor, siendo testigo en el hemiciclo, como diputado, de este histórico acontecimiento, y observando la escena estuvo pensando en el cuadro que hay en el Senado, el de la Jura de la Constitución de la reina regente María Cristina -terminado por Sorolla-, en el que aparecen destacadas las cuñadas de esta, dos de las infantas que, como señalábamos, podrían ser hijas naturales del referido Tenorio de Castilla.

Ese pensamiento, ese paralelismo le sugirió escribir un artículo al respecto, lo que ha hecho. García Félix es un amante de la novela histórica. Tal es así que ha escrito una propia obra de esta naturaleza, «La última distinción«. Basada en hechos reales gira en torno a un pleito entre la Iglesia y los linajes más elitistas relativo a los sepulcros que había en la Parroquia de notables de la localidad. Algo que nos parece interesantísimo y nos deja el deseo de encontrar -está agotada la edición- y leer la novela. Amén de ‘La última distinción’ nuestro interlocutor ha firmado varios libros y centenares de artículos en periódicos y revistas sobre historia, religiosidad popular, arquitectura y urbanismo.

Volviendo a Tenorio, Manuel lo califica como un personaje apasionante, un representante rotundo del romanticismo. «Una persona culta, un poeta, que falleció en 1916, en el palacio de Nymphenburg, en Alemania, porque vivía precisamente con la infanta Paz. Tenorio tuvo un hijo con Isabel Tirado, Miguel Tenorio Tirado, que fue pintor, y falleció joven de tuberculosis. En su honor y memoria, el Centro de Arte de La Palma del Condado se llama Miguel Tenorio Tirado«.

La conversación que teníamos prevista en la cita con Manuel García Félix no tenía nada que ver con la que al final gratamente se produjo. Naturalmente se alargó y la verdad es que disfrutamos con esta vertiente del diputado por Huelva, ingeniero de formación, pero a la vista de lo acontecido lo que viene a ser un ‘ingeniero de letras‘. Enhorabuena.

 

 

Manuel García Félix, diputado nacional por la provincia de Huelva. Alcalde de La Palma del Condado.

 



1 comentario en «Manuel García Félix: «La cultura es la base de la buena política»»

  1. ¿Podríamos saber que ha hecho por la cultura, si la ha promovido, o la cultura es un abrigo más para vestir la mala política? Estoy de demagogos hasta el ático.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Mercedes
Ayuntamiento de Punta Umbría, feria de la gamba
Cocehu
Simposión caballos
Aguas de Huelva
Las cosas del toro
Atlantic Copper
Ayuntamiento de palos de la frontera
Caja Rural hipoteca joven
Csif
Hospital Quirón
cepsa
Diputación de Huelva