Antonia María Peralto inaugura una nueva exposición tras diez años de ausencia bajo el título de ‘A mi aire’

La artista nos sorprende con su nueva propuesta pictórica.
Cartel anunciador de la muestra.

HBN. Antonia María Peralto licenciada en Bellas Artes por la Facultad de Santa Isabel de Hungría. Curiosa por cualquier forma de expresión artística, ha usado como herramientas el óleo, el acrílico… Pero en su búsqueda de nuevos medios, no ha desdeñado la escultura, la cerámica, el collage y sobre todo el grabado, sin dejar atrás la escritura.

De sus excursiones en campos tan diferentes quizás surge este momento actual difícil de clasificar. Ella lo achaca a un momento de bajón, cuando aún en semi confinamiento, no podía asistir a sus talleres habituales y comenzó a dibujar casi por distracción.

El color es protagonista en la muestra.

Su dibujo es fuerte, rotundo, con curvas que a veces en muy pocos trazos comunican movimiento, nos cuentan historias y se engalanan con colores y detalles de collage. Calificar su estilo es harto difícil, algunos podrán pensar que su dibujo tiene influencias de Picasso, que ella hace suyas y las lleva a su terreno, más personal.

Tiene influencias del realismo mágico.

De sus escarceos con el realismo mágico, ha pasado a un surrealismo cotidiano, como de andar por casa, donde personajes de rasgos fuertes conviven con todo tipo de animalillos y en cualquier rincón surgen esos mirones que espían a las bañistas, a las parejas o a cualquier otro personaje. No faltan damas encopetadas, con aparatosos tocados o esas flamencas vendedoras de claveles, con lunares y abundantes tocados florales. Algunas obras nos cuentan toda una historia, en tiempo presente, pasado y futuro o representan escenas mitológicas como el rapto de Europa o la espera de Penélope, quizás resultado de su faceta de escritora.


Puerto de Huelva

Pedro Rodríguez, el pintor de la luz de Moguer, titula su escrito en el programa como BENDITA LOCURA y deja frases como estas, tratando de retratar esta nueva pintura de Antonia María:

Cuadro titulado ‘El beso de la mujer’.

“Son figuras imposibles que se mantienen en un desequilibrado equilibrio con su carga de humor irónico, parodia y soterrado erotismo. Simbiosis de personajes que se arraciman y acoplan, habitantes de no sé dónde, quizá de los cuernos de la luna. Otros, como escapados de la corte de Felipe IV, que sin renunciar a su miriñaque lucen atrevidos diseños del arte pop o cinético; sus caras, ¿de qué alma son espejos?; y sus formas, ¿a qué sinrazón obedecen?

‘Rojo, rojo clavel’.

Es evidente que la sombra de Picasso planea sobre estos perfiles como lo hace sobre tantas y tantas obras de pintores del siglo XX-XXI, pero que Antonia María sabe transformar en materia propia. Estos retratos imaginarios vienen cargados de un valor simbólico y conceptual, tipos humanos que sobrepasan las lindes convencionales, sarcásticos retratos-caricaturas de prominentes labios-corazón. Lo que dije: bendito disparate de tipos como extraídos de cráteras griegas, pero salpicados de lunares en bata de cola; otros, como personajes de la corte Médicis, coronados de exuberantes tocados cual cuernos de la abundancia.”

Después de participar en múltiples exposiciones individuales y colectivas en diversas ciudades, es esta la muestra más coherente y con un estilo más personal de todas. Podremos admirar estas obras, más de cuarenta.

Se inaugura, a partir de las 20.00 horas, de este lunes 16 de enero en el Centro Cultural “José Luís García Palacios” de la Caja Rural, sita en la calle Mora Claros.



Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Mercedes
Ayuntamiento de Punta Umbría, feria de la gamba
matsa
Cocehu
Simposión caballos
Aguas de Huelva
Las cosas del toro
Atlantic Copper
Ayuntamiento de palos de la frontera
Caja Rural hipoteca joven
Csif
Hospital Quirón
cepsa
Diputación de Huelva