Congreso de frutos rojos huelva

Aurelio Cazenave, la apuesta por la cooperativa de viviendas en Huelva

J.A.M. Pudo ser Aurelio Cazenave ingeniero de caminos, que era lo que deseaba su padre. Sin embargo le dio una vuelta al concepto de carrera técnica y cumplió a medias este deseo al estudiar arquitectura en Sevilla.

Aurelio Cazenave nos atendió en el Restaurante Puerto Colón. / Foto: Edith.

Nació en Granada pero vino pronto a Huelva, de niño. Su padre llegó para ejercer como farmacéutico, siguiendo el paso de alguna forma de dos hermanas mayores, que se habían casado con onubenses y residían aquí.

Congreso de frutos rojos huelva

Es un profesional inquieto que no desdeña una oportunidad y que resulta inaccesible al desaliento. Por eso su concepto es amplio y trata de ubicarse allí donde hay posibilidades. No se queda a esperar que le llegue el trabajo o la inspiración. Los busca con ahínco. Tiene visión, elemento diferencial no solo en este gremio, sino para cualquier otra actividad profesional o empresarial. Roza el millón de metros cuadrados ejecutados, una cifra mítica de actividad en el mundo de la arquitectura.

Ha tenido en los últimos años la actividad diversificada territorialmente pero con mayor presencia en la provincia de Málaga. / Foto: Edith.

Desde su sede central en Huelva opera fundamentalmente en Málaga, Granada, Sevilla y en nuestra propia provincia. Tiene mucha actividad en Málaga, casi un 70% de la misma, y trata de compaginar ese ‘trajín’ laboral con su vida familiar aquí.


Puerto de Huelva

Suficientemente rodado, porque acabó la carrera en 2001, y teniendo ya desarrollado su propio despacho y empresa de proyectos agrupando a otros profesionales, asume la responsabilidad técnica en Urbanismo y otras parcelas afines (2011) en el Ayuntamiento de Almonte, habiendo sido previamente asesor en esta materia (2008). La intensa experiencia de este desempeño enriquece su perfil.

El arquitecto acumula una intensa y heterogénea experiencia profesional. / Foto: Edith.

Finalizada esta etapa -en la que contaron con él sucesivamente corporaciones de distinto signo político-, en 2015, el término natural de crecer se asienta en su devenir profesional pero, al cabo de unos años y como cualquier hijo de vecino, experimenta una cierta catarsis a consecuencia de la pandemia.

El impacto le dejó, al igual que a todos nosotros, unas semanas hablando solo por los pasillos. Pero tardó poco en reaccionar. Es en ese momento de absoluta incertidumbre cuando no se abandona a la esperanza, en el sentido de mera espera, y retoma un concepto en el que había hecho una incursión en 2005: las cooperativas de viviendas.

El ‘Mirador de Estepona’, de su autoría. / Foto: AC.

Junto a un promotor de Jérez un poco visionario había realizado una primera experiencia allí que funcionó. Este tipo de desarrollos estaban muy localizados, como precisamente en Jérez. Nos comenta que en esta ciudad ahora está muy arraigado en la cultura habitacional de la gente.

El modelo le resulta apasionante, y se plantea trasladarlo a un ámbito más ambicioso. Y, en particular, piensa que puede importarlo para Huelva, que es el lugar que más le interesa, donde vive, duerme y tiene a su gente.

Aurelio Cazenave inició esta nueva etapa de cooperativismo de viviendas en Aljaraque. / Foto: Edith.

Cree que puede proporcionar trabajo en el sector y generar ventajas competitivas frente las grandes promotoras de fuera. A ello se suma el nuevo interés por la vivienda unifamiliar tras lo acontecido por la pandemia.

Entonces se plantea aplicarlo. Analiza los terrenos disponibles en los planeamientos y localiza uno en Aljaraque sobre el que fija la atención. Se dirige a los propietarios y les ofrece trabajo y solvencia profesional para poner en valor la superficie. Estaban en medio de la pandemia y a través de videoconferencias consiguieron un acuerdo.

El Hospital Costa de la Luz de Huelva, también proyecto de Aurelio Cazenave. / Foto: Edith.

Su gente se puso a trabajar, sobre la marcha, y en tan solo diecisiete días estaba constituida la cooperativa. Llegan a un entendimiento e inicia el primero de nueve proyectos de esta naturaleza en los que su firma está en estos momentos implicada.

Basan la viabilidad, Cazenave y su equipo, en montar un sistema de gestión lo más potente posible. Que todo sean facilidades para el cooperativista, y que se vea favorecido por los mejores precios como consecuencia de la naturaleza jurídica y operativa del modelo.

Centro deportivo ‘Los Altos de Estepona’. / Foto: AC.

«La filosofía de la cooperativa no es otra que ir apuntando a precios de coste en el bien final -señala Aurelio-. Se socializa y cooperativiza el negocio. En una ciudad y una provincia donde los números de cualquier promotor son complicadísimos como Huelva, siempre al límite entre números rojos y negros, nosotros los tenemos siempre en negro porque hablamos de cooperativas«.

Aún siendo un apasionado del modelo, Aurelio admite que no es fácil, que requiere mucho trabajo, compromiso y solvencia profesional. Al fin y al cabo, es conseguir la sintonía y satisfacción de un grupo de personas, los cooperativistas, con toda la complejidad que, en tanto humanos, puede conllevar. «Hay que creer en ello» -afirma-.

Aurelio Cazenave considera que gestionar cooperativas de viviendas requiere gran solvencia profesional. / Foto: Edith.

A punto de culminar el primero de los desarrollos de las nueve cooperativas en marcha, la experiencia acumulada les ha generado un aprendizaje que ahora hace todo mucho más fácil. La Ley, además, es muy garantista y exige auditorías que aseguren una impecable ejecución. Ellos están auditados por la propia Junta de Andalucía y también por una auditoría externa.

Desde cuatro viviendas, la más pequeña, hasta más de 140 en una que tienen proyectada para Sevilla, están ejecutando una variada gama de dimensiones. En Huelva capital desarrollan cuatro iniciativas, en Aljaraque otras tantas y otra en El Rompido. La bonanza del modelo, y su utilidad social, también se acredita según Cazenave en que es el primero que lucha contra la inflación en el sector: precios ajustados a los costes por su propia naturaleza.

Cazenave es optimista y percibe muchas oportunidades en la provincia de Huelva. / Foto: Edith.

Es consciente que se encuentra en una dinámica innovadora en nuestra provincia, y está convencido que en el sector se encaminarán por esta línea. Pero entiende que se requiere equipamiento, en términos de personas, y mucha voluntad. Considera que para desarrollar cooperativas de viviendas precisamente la cooperación entre profesionales es imprescindible.

Es optimista, confía en las posibilidades de esta provincia. Un paraíso según su opinión. Entiende que hay que ‘subirse al dron’ y observar las cosas desde lo alto, con perspectiva. Sin dejar de atenderlos, no perderse en problemas concretos e indagar sobre lo que sucede de forma más amplia, con mayor ángulo de visión.

 

 

 

 

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Mercedes
matsa
Hospital Quirón
Giahsa
Cocehu
Aguas de Huelva
Las cosas del toro
Atlantic Copper
Ayuntamiento de palos de la frontera
Caja Rural hipoteca joven
cepsa
Diputación de Huelva