Trucos para ahorrar en gastos rutinarios

0
243

HBN. Una notable parte del sueldo se esfuma al tener que hacer frente a los gastos de tipo rutinario. Los mismos son numerosos y se caracterizan por verse obligados a abonarlos cada mes o trimestre. Algunos de ellos tan solo surgen una vez al año. Aun así, sumarlos todos supone la obtención de una cifra considerable.

Por suerte, puedes ahorrar poniendo en práctica algunas claves que iremos mencionando en próximos párrafos. Las mismas cada vez son aplicadas por más personas, sobre todo a raíz de la difícil situación sanitaria que dio comienzo en el primer trimestre del 2020 y que originó una gran crisis económica.

Desde aquel entonces muchas familias han pasado por serias dificultades a nivel monetario. Así pues, no es de extrañar que no duden ni un solo segundo a la hora de realizar acciones como las siguientes.

Navegar por Internet en busca de ofertas

Las ofertas no solo son propias de las tiendas online. Hay muchas empresas que ofrecen servicios a un menor precio respecto al que tienen habitualmente, aunque para dar con estas oportunidades es importante ir navegando por la red de vez en cuando sin dejarlo todo para el último momento.

Por ejemplo, supón que dentro de dos o tres meses hará un año desde que renovaste el seguro de tu coche. No es buena idea esperar al día antes para empezar a mirar precios. Conviene hacerlo con antelación, dando así con promociones que sean realmente atractivas.



Tras detectar algún precio que esté por debajo de la media del mercado, no dudes en leer a fondo el contrato. Conviene analizar las ofertas que ofrecen las compañías de seguros como Verti para la póliza del coche, yendo más allá del precio en sí.

Y es que tal vez un coste bastante bajo te lleve a pensar que el producto ofrecido por la competencia es mejor, en este caso los seguros de otras compañías. Cerciórate de que ello no es así analizando la promoción en cuestión, debiendo en dicha situación averiguar qué coberturas tiene.



Si navegas habitualmente por la red no te costará dar con ofertas muy llamativas. Pero, ¿y si todavía no ha llegado el momento de hacer el gasto recurrente? Ten en cuenta que muchas empresas también pasan por un momento delicado a nivel monetario, obteniendo menos ingresos que antes de la crisis del COVID-19. Así pues, es viable negociar un poco, en este caso sugiriéndoles que te mantengan ese precio cuando vayas a renovar el seguro.

A una compañía aseguradora, eléctrica o de cualquier otro tipo le interesa mucho que termines contrato con la actual empresa y te decantes por ella, ganándole así la partida a la competencia. Así pues, no tendrán ni una sola duda al alargarte el plazo de una promoción en concreto.

Revisa bien todas y cada una de las facturas

Si bien es cierto que los onubenses suelen tener por mano la acción de revisar las facturas, no en todos los casos se lleva a cabo esta tarea que tanta importancia adquiere si lo que pretendes es ahorrar en los gastos rutinarios.

Supón que anualmente tienes unos gastos habituales de aproximadamente mil quinientos euros. Sin embargo, tras calcular el desembolso efectuado a lo largo de 2021 te das cuenta de que el importe ha subido hasta los mil setecientos. ¿Cómo es posible?

Sería entonces cuando te arrepentirías de haber cometido un error: no revisar en su momento cada factura, ya que tras tantos recibos resultará difícil averiguar en cuál de ellos hay algún tipo de fallo.

De hecho, tal vez no exista ningún error. Por ejemplo, quizá el aumento viene dado por la subida de la factura de la luz que han experimentado no solo los habitantes de Huelva, sino también el resto de españoles. Incluso en este caso será importante saber exactamente cuánto pagas para poder controlar bien los gastos, para lo cual también es imprescindible aplicar la siguiente clave.

Haz uso de una app que te ayude a llevar un buen control

Si te pones a sumar, a día de hoy la lista de gastos recurrentes es amplísima. Más allá de facturas del agua, la luz y el gas, los seguros y las revisiones de tu vehículo, hay que añadir algunos que hasta hace pocos años no existían. Un claro ejemplo es el de las plataformas de streaming a las que estés suscrito.

Controlar todos estos gastos puede ser bastante complicado. Afortunadamente en la actualidad existen aplicaciones muy recomendables que te ayudan a llevar a cabo la tarea, la cual te permitirá ahorrar.

Y es que el sistema tendrá en cuenta no solo lo que ingresas cada mes, sino también lo que gastas, avisándote si estás cerca de llegar al límite para que puedas reducir en la medida de lo posible los desembolsos efectuados hasta que termine el mes en cuestión.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here