El centro de FP ‘José Luis Graíño’ participa en un proyecto de cooperación entre África y Europa

Este proyecto pionero facilitará la movilidad de docentes y alumnado.

0
93

Redacción. El Centro Público Integrado de Formación Profesional ‘Profesor José Luis Graíño’, situado en el enclave histórico de La Rábida (Palos de la Frontera, Huelva) será el único centro educativo del Sur de España que participe en una experiencia piloto promovida por la Unión Europea y Africana. Dieciséis países de esta Unión, ocho de ellos europeos, y treinta y dos organizaciones no gubernamentales relacionadas con la juventud, la educación y el empleo, llevarán a cabo este singular programa formativo. Durante cuarenta meses se facilitará la movilidad del profesorado entre los distintos estados, produciéndose un intercambio entre setenta profesores europeos y ciento treinta y cinco africanos, así como la participación de trescientos alumnos en prácticas con empresas del continente europeo.

Esta innovadora iniciativa pedagógica, social y laboral -denominada con la siglas SAAM (Supporting Alliance for African Mobility), que en el idioma afrikáans significa JUNTOS- arrancó con una primera reunión (meeting zero) en Bruselas entre los días 10 y 13 de febrero de 2020. Encuentro que se pretendía continuar en el continente africano pero que debido a la situación de pandemia global, se celebraría de manera virtual el pasado 7 de mayo. Además de los Centros implicados, el proyecto cuenta con una amplia red de organizaciones, lideradas por la Asociación con sede en Zaragoza MUNDUS. Se pretende así establecer un espacio de interculturalidad para el aprendizaje y el refuerzo de las relaciones entre la formación profesional y el mercado laboral, más allá de las fronteras de cada país u organización participante.

La delegada territorial de educación, deporte, igualdad, políticas sociales y conciliación, Estela Villalba ha mostrado su satisfacción porque un centro de nuestra provincia participe en un proyecto pionero de esta envergadura, que abre puertas a nuestro alumnado, y ha destacado la labor de los docentes de este centro y su constante apuesta por programas innovadores que contribuyen a mejorar la calidad de la educación en Huelva.

El proyecto SAAM, que fue aprobado junto a otros dos (Intervet y Overstep), contará con la mayor financiación de los mismos: cuatro millones de euros para “cambiar metodologías, plantear nuevos retos para el profesorado y abrir los ojos ante todo lo que nos rodea”, como ha propuesto Alfonso Garmendia, director del centro San Viator, de Vizacaya, uno de los responsables de haber dado forma a un proyecto que persigue la mejora y modernización de las enseñanzas profesionales. Con carácter pionero, además, de exploración de nuevas alianzas entre espacios geográficos ajenos hasta ahora a una cooperación de esta naturaleza.

Desde esta perspectiva de alianzas entre organizaciones, centros educativos, países y empresas se abre una interesante ocasión para el intercambio de ideas, experiencias y buenas prácticas en el ámbito de una innovadora formación para el empleo. De ahí que la primera fase se centre en un adecuado análisis y diagnóstico para destacar los modelos más adecuados y ajustar las actividades de aprendizaje, enseñanza y desarrollo curricular. A tal efecto se desplazarán 102 trabajadores a los países africanos.




El Centro José Luis Graíño de La Rábida contará con tres profesores participantes, cuya labor está coordinada por la arquitecta y profesora Mila Pérez Caballero, quien tiene ya una acreditada experiencia en programas de intercambio como Erasmus. Este centro público integrado de formación profesional acoge a unos quinientos alumnos de grado medio y superior y posee un larga experiencia de colaboración con el entorno industrial y turístico de la provincia de Huelva. Ramas como alimentaria, química, electrónica, mecatrónica, construcción o administración ofrecen al alumnado un horizonte claro de oportunidades laborales. Asimismo, son ya varios estudiantes los han tenido ocasión de experimentar en el extranjero sus capacidades profesionales con éxito. Para ella, este proyecto SAAM inspira el entusiasmo de lo nuevo, aunque también ofrece un canal idóneo para la cooperación con un Continente del que estamos tan cerca pero del que aún nos sentimos tan lejos. “Siendo Huelva un lugar tan en la frontera (de países, regiones, océanos y continentes) parece lógico promocionarlo como territorio idóneo -que ya lo es desde hace mucho en las relaciones iberoamericanas- para la interculturalidad, en este caso con África. Concretamente el centro onubense trabajará codo con codo con Nigeria, Camerún y Burkina Fasso, ha indicado la coordinadora del proyecto.

En un segundo momento, serán 101 docentes africanos los que se desplazarán a Europa, con la idea de ir creando una red de programas de movilidad e intercambio y difusión de conocimientos. Se establecerá entonces un Plan de Acción que permita dinamizar los programas de formación y 64 expertos se desplazarán a África para crear departamentos especializados, desarrollando planes específicos para cada centro. Creada esta infraestructura pedagógica, trescientos estudiantes africanos se desplazarán a los países participantes de la UE (Finlandia, Alemania, Bélgica, Francia, Grecia, Italia, Portugal y España) para cursar sus estudios y realizar prácticas en empresas europeas. Será en este periodo en el que las organizaciones no gubernamentales, a través de su voluntariado, estrechen más su relación con el proyecto.

En la etapa final, SAAM se propone establecer una Plataforma Colaborativa permanente, de tal modo que esta experiencia pueda extenderse en el tiempo. Como señalábamos al principio, este programa, pionero e innovador, puede abrir un necesario cauce de mayor cooperación educativa y profesional entre dos continentes que pueden aprender mucho uno del otro. Para los promotores se trata de realizar un Erasmus+ “más competente, ambicioso y diverso”. También más solidario, podríamos añadir.