La farmacéutica onubense Esperanza Quintero Pichardo, nueva directora médica del Hospital Infanta Elena

0
1474
La farmacéutica onubense Esperanza Quintero Pichardo, nueva directora médica del Hospital Infanta Elena.
Comparte esta noticia
La farmacéutica onubense Esperanza Quintero Pichardo, nueva directora médica del Hospital Infanta Elena.

HBN. La crisis sanitaria ocasionada por el Covid-19 ha puesto de manifiesto una realidad poco valorada hasta ahora pero latente: la importancia vital de cuidar el sistema sanitario y a aquellos profesionales que luchan a diario por minimizar los estragos de la pandemia. Entre estos se encuentra la farmacéutica onubense Esperanza Quintero Pichardo, que pasa a ser una de las primeras profesionales de su ámbito en ocupar el puesto de directora médica del Hospital Infanta Elena. 

Especialista en Farmacia Hospitalaria y Análisis Clínicos, posee una amplia experiencia en el ámbito sanitario, además de una completa trayectoria académica. Es doctora cum laude en Farmacia por la Universidad de Sevilla y posee el VI Máster en Economía de la Salud y Dirección de Instituciones Sanitarias (EASP), el Máster de Atención Farmacéutica, además de Cursos de Contabilidad Analítica Hospitalaria y de Distritos, Cursos de Adecuación de Recursos humanos a las necesidades del Sistema Sanitario. Tras acabar sus estudios, fue la primera residente de Farmacia Hospitalaria del Hospital Manuel Lois de Hueva.

En el ámbito profesional, posee una amplia experiencia en gestión como jefa de Servicio de Farmacia Hospitalaria del Hospital de Riotinto un total de 29 años, durante los cuales ha participado como Secretaria y vocal en las Comisiones de Calidad; y 21 meses como Facultativo Especialista de Área del Hospital Juan Ramón Jiménez. Ha sido vocal de Andalucía Occidental y Extremadura de la Sociedad Española de Farmacia Hospitalaria (SEFH) desde 1997 hasta 2005, ejerciendo como secretaria y vocal de distintas comisiones de calidad y grupos de trabajo. Desde noviembre del pasado año, ocupaba el puesto de subdirectora y directora en funciones del Hospital Infanta Elena. 

Destaca su amplia experiencia.

Destacan sus 8 años como presidenta de la Sociedad Andaluza de Farmacéuticos de Hospitales y Centros Sociosanitarios (SAFH), desde Abril de 2011 hasta Abril de 2019, dónde ha colaborado de manera directa con distintas sociedades científicas médicas; ocupando también el cargo de subdirectora durante un año y posteriormente 4 años directora de la Revista Oficial de la SAFH. Para conocer mejor su perfil y sus sensaciones tras conocer su nombramiento, hablamos con Esperanza Quintero Pichardo.

– ¿Qué le supone ser la nueva directora médica del Hospital Infanta Elena?
– Es un reto muy importante y enriquecedor. Mi trayectoria profesional ha transitado entre la gestión asistencial, económica, logística y de equipos de personas. Por ello, siempre he tenido amplios contactos con el resto de estamentos hospitalarios y extrahospitalarios. El ser directora es una responsabilidad muy grande pero tengo la fortuna de contar con excelentes profesionales en todos los servicios y estamentos, así como un equipo directivo con ganas de avanzar y hacer del HIE un gran hospital, y por mi parte añadir además que tengo una gran ilusión. Me gusta mucho el diálogo y la cercanía a los profesionales, y considero que trabajar con todas y cada una de las personas que forman parte de este hospital es una gran suerte. Con todos estos factores esperamos conseguir nuestros objetivos.

– ¿Cómo acogió la noticia?
– Sinceramente, la noticia me estremeció profundamente el día 4 de Marzo, cuando por unanimidad fui propuesta como Directora Médica por la Junta Facultativa del Hospital y por mi anterior gerente gracias a la cual fue elevada en primera instancia la propuesta. Posteriormente, han pasado varios acontecimientos que han ido diluyendo el tema aunque he seguido trabajando en funciones igualmente como lo hacía casi desde que entré en el hospital. Finalmente, tras la propuesta del nuevo gerente lo vuelves a disfrutar pero de una manera diferente por la situación que vivimos. Mi mensaje sigue siendo de agradecimiento a todos los que me han llevado a ocupar este puesto. Gracias por confiar en mí. Ahora me queda mucho que trabajar, velar por los profesionales y el hospital dentro del marco de responsabilidad que el puesto conlleva.

Hasta ahora ha ocupado el puesto de subdirectora del hospital.

– ¿Qué piensa que puede aportar en este cargo?
– Todos mis conocimientos adquiridos a lo largo de mi vida profesional, además de templanza y seguridad para luchar por conseguir todos los retos que nos impongan desde el Servicio Andaluz de Salud, la Consejería de Salud y los que se establezcan a nivel interno por el equipo directivo y los profesionales. Ya hace meses que estamos intentando incrementar las acreditaciones de ciertas unidades para la docencia posgrado, necesitamos hacernos más visibles potenciando la investigación y la participación en más ensayos clínicos, implantar nuevas técnicas pioneras, colaborar con la Universidad de Huelva, las fundaciones científicas… todo ello con la finalidad de hacer del HIE un hospital atractivo para los profesionales que trabajan actualmente en él y los futuros, y ello se consigue con una buena Cartera de Servicios y una investigación y docencia potentes



Me gustaría destacar, que, en cualquier ámbito, pero aún más en medicina, para evolucionar es necesario empatizar, escuchar, dialogar y seguir aprendiendo de todos los estamentos para conseguir los objetivos que perseguimos, un hospital unido y altamente potente a nivel científico y humano, como refleja nuestro lema “el hospital de la humanización”. Considero, humildemente, que estas habilidades comunicativas me gusta cultivarlas, y abogaré siempre para que los profesionales sigan siendo receptivos a ellas.

– ¿Cómo está viviendo en primera persona la crisis sanitaria actual por el Covid-19?
– Pues lo he vivido y lo vivo con mucha templanza, cierta precaución, sin miedo y a disposición de mi hospital en todo momento. Esta situación sanitaria diferente, no me gusta llamarla crisis, ha marcado un antes y un después. A pesar de que en febrero empezamos a trabajar con los protocolos, sí me ha preocupado mucho la protección de todos los profesionales, pues ha habido mucha incertidumbre ante lo desconocido y falta generalizada en determinados momentos de material. Poco a poco todo se ha ido solucionando y seguimos en ello, pero hemos aprendido que hay que estar preparado para convivir con el virus y a tener todo preparado para ello.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here