Ante la crisis del coronavirus, cuidado con las fake news o noticias falsas

0
59
Los bulos se disparan con la crisis del coronavirus.
Los bulos se disparan con la crisis del coronavirus.

HBN. Tras la activación del protocolo de confinamiento en nuestro país, son cientos los mensajes que recibimos cada día en nuestros dispositivos electrónicos. La mayoría de ellos están relacionados con noticias sobre el estado de alerta sanitaria generado por el coronavirus, por lo que una de las posturas más responsables que deben adoptar las personas es la de apostar por la información veraz y no dejarse llevar por falsos bulos o las malintencionadas fake news. Estamos sobreexpuestos a una cantidad ingente de información que a veces nos lleva a una sobreinformación, nos satura e impide que sepamos distinguir entre lo verdadero y lo falso.

En momentos de preocupación, como es el caso actual, en desgracias, catástrofes, sucesos mediáticos, acontecimientos políticos, etc, la información es el único arma que tenemos para saber enfrentarnos a la realidad y adaptarnos al medio en el que nos ha tocado vivir. La situación actual es uno de estos casos, la incertidumbre, lo novedoso de los hechos y los antecedentes de otros países hacen que la ciudadanía necesite estar constantemente informada sobre el tema y quiera saber todo lo que pasa a cada momento. Sin embargo, ahí entra un aspecto muy peligroso: el miedo. El miedo nos impide pensar, hace que caigamos en pánico y anule nuestra capacidad racional, por lo que somos mucho más sensibles a compartir información cuanto menos dudosa.



Las fake news o noticias falsas son uno de los principales problemas del periodismo actual. El desarrollo de las redes sociales y el hecho de que casi todos dispongamos de aparatos tecnológicos con los que poder grabar o hacer fotos de gran calidad, ha propiciado la aparición del periodismo ciudadano, a veces malentendido, ya que cualquiera puede llegar a lanzar una noticia sin seguir los principios del periodismo, como la veracidad y el contraste de los datos. A eso se le suma el afán de algunos por ganar notoriedad y seguidores en las redes, llegando incluso a crear noticias falsas o poco contrastadas.

La Policía Nacional presenta la primera guía para impedir ser manipulados por las fake news: ‘Blinda tus perfiles contra las fake news’, una herramienta para evitar ser cómplice de la desinformación. Se trata de una guía con cinco recomendaciones sencillas a disposición de los ciudadanos que nos ayuda a saber cuándo nos encontramos ante este tipo de noticias para que podamos identificarlas antes de darles credibilidad y compartirlas. En España, millones de internautas utilizan la Red para leer noticias, sin embargo las fake news o noticias falsas pueden suponer un verdadero ataque de desinformación. La falsedad de estos mensajes unida a la rápida
viralización que se consigue con su trasmisión a través de las redes sociales, puede generar alarmas innecesarias, desprestigiar la imagen de una persona, una empresa o institución, o bien manipular las decisiones de los
ciudadanos que tengan acceso a ellas.



El equipo de Redes Sociales de la Policía Nacional recibe más de 200 mensajes diarios a través de sus perfiles a lo que hay que sumar más de 4.000 menciones al día. Por otro lado, es desde 2014 el perfil policial más seguido del mundo en redes sociales: tan solo en Facebook la cuenta de @PoliciaNacional ya supera los 700.000 seguidores. El feedback que establece con los ciudadanos permite a estos agentes contar con una fuente extra de alertas para la detección de bulos y fake news.

Concienciar sobre la responsabilidad en la viralización de fake news



La responsabilidad de la difusión de estos mensajes falsos es de todos. Cada internauta que reenvía este tipo de contenidos contribuye a su viralización, con todo lo que ello conlleva. Uno de los objetivos de sus creadores es
conseguir una difusión amplia y rápida. Concienciar a los ciudadanos sobre la importancia de no participar en estas cadenas de desinformación es fundamental para evitar ser víctimas de su manipulación.

Para luchar contra la desinformación y para animar a los ciudadanos a que se blinden ante las fake news que puedan llegar a sus dispositivos, la Policía Nacional ha elaborado una guía con cinco sencillas pautas:

– Conoce la fuente de la noticia: “googlear” los mensajes nos puede dar una rápida respuesta sobre la fiabilidad de su contenido. Puede tratarse de noticias antiguas, hechos que se han exagerado o pseudonoticias. Los perfiles o cuentas anónimas a veces son un indicio que nos debe hacer desconfiar. En ocasiones también puede tratarse de robots; observando su actividad y sus seguidores podrás reconocerlos.

– Contrasta la noticia: acudir a otros medios en los que confíes o a fuentes oficiales es la forma más rápida de conseguir una segunda opinión. Los enlaces a otras webs o fuentes oficiales incluidos en la noticia que justifiquen la información refuerzan su veracidad.

– A veces una imagen no vale más que mil palabras: sobre todo cuando se trata de pantallazos o imágenes que se usan descontextualizadas o incluso manipuladas. Los programas de retoque fotográfico y edición de
imágenes son una herramienta a la que acuden con frecuencia los creadores de fake news por la apariencia de realidad que pueden conseguir.

– Identifica los patrocinios: recuerda que, aunque la información no pueda considerarse falsa estrictamente, saber quién es el emisor del mensaje o patrocinador puede ayudarte a averiguar si se trata de una opinión o de auténtica información objetiva, podrás contextualizarlo y favorecer el pensamiento crítico.

– Ante la duda sobre su veracidad, abstente de compartirlo. No te conviertas en un peón de los creadores de fake news y evita que te utilicen para difundir su falso mensaje. Por muy alarmante que parezca la noticia, antes tómate unos segundos para pensar en si su reenvío a tus contactos está justificado ¡Que el sentido común sea también el más común de los sentidos!

Los ciudadanos tendrán a su disposición la guía ‘Blinda tus perfiles contra las fake news’ en los perfiles en Facebook, Instagram, Youtube o Twitter de la Policía Nacional.