Ayamonte establece un solo acceso y Cartaya y Almonte intensifican los controles de entrada

0
82
Controles realizados en Cartaya.
Controles realizados en Cartaya.

Redacción. El Ayuntamiento de Ayamonte ha establecido un único acceso controlado para la entrada a la localidad desde la rotonda de Costa Esuri. Por su parte, en Almonte y Cartaya también han tomado medidas en este sentido y han intensificado las medidas de control en sus núcleos costeros y en la aldea almonteña de El Rocío para evitar que acudan en este periodo de confinamiento personas de segundas residencias.

En concreto, en Ayamonte agentes de la Guardia Civil y Policía Local llevarán a cabo operativos de control de acceso al municipio para impedir la entrada al mismo de personas que no cumplan los requisitos para ello, como propietarios de segundas residencias en las playas, según ha informado el Consistorio en una nota de prensa.



Así, se ha tomado esta medida ante la situación provocada por la pandemia del coronavirus covid-19, y en el marco del estado de alarma decretado por el Gobierno, y tras la celebración este viernes a las 10,00 horas, del comité de seguridad creado por el Ayuntamiento.

De este modo, se ha establecido una única vía de acceso a la localidad a través de la rotonda de Costa Esuri, en los aledaños del Puente Internacional sobre el Guadiana, desde de la autovía, por lo que se impedirá la entrada al núcleo urbano a través de la carretera Nacional 431 o de otros caminos y vías, salvo el autorizado. También se procederá al control de acceso a este complejo residencial.



Además, agentes de la Guardia Civil y Policía Local llevarán a cabo operativos de control de acceso al municipio para impedir la entrada al mismo de personas que no cumplan los requisitos para ello, como propietarios de segundas residencias en las playas.

El Ayuntamiento ha informado a la ciudadanía de que se procederá a sancionar a aquellos vehículos que realicen movimientos no justificados, así como se les obligará a regresar a su lugar de origen. Además, las autoridades advierten de que el incumplimiento de esta medida podría incurrir en delitos de responsabilidad penal.



El Portil.

Ayuntamiento de Cartaya. El Ayuntamiento de Cartaya, dando continuidad a la vigilancia permanente que realiza la Policía Local y la Guardia Civil en el término municipal, está intensificando desde este viernes por la mañana los controles en los accesos a los núcleos costeros de la localidad, sobre todo en El Rompido y en Nuevo Portil.

Se pretende, de esta forma, evitar la afluencia o circulación no justificada de vehículos y de ciudadanos en estos núcleos y velar por el cumplimiento del decreto que declara el Estado de Alarma y que prohíbe el desplazamiento de la población a las segundas residencias, según ha informado el Consistorio en una nota de prensa.

Así la Policía Local ha habilitado controles desde esta mañana tanto en las carreteras que dan acceso a Nuevo Portil, como a El Rompido y al núcleo de La Galera, con la colaboración de la Guardia Civil en algunos de estos puntos.

La medida, que ya se adoptó también el fin de semana pasado, se ha intensificado en estos días con el objetivo de velar por el cumplimiento de la normativa estatal y reducir al máximo y a lo estrictamente necesario la movilidad ciudadana, para prevenir el contagio por el coronavirus. En este sentido, la Policía Local recuerda que incumplir el decreto estatal puede acarrear sanciones importantes.

El alcalde y concejal de Seguridad Ciudadana, Manuel Barroso, por su parte, ha realizado un nuevo llamamiento a la responsabilidad de todos y de todas, porque es fundamental quedarse en casa y no realizar desplazamientos de ningún tipo”.

Por otro parte, la Unidad Militar de Emergencias se ha incorporado en Cartaya al dispositivo de desinfección de espacios con alto riesgo de posible contagio, como es el caso del Centro de Mayores y Dependientes de la localidad. Igualmente, y en otro orden de cosas, la Hermandad de San Isidro y el Ayuntamiento de Cartaya han anunciado que se suspende la romería de Cartaya de este año, prevista para los días del 23 al 26 de mayo, en base a la decisión que han adoptado de forma conjunta las dos entidades que organizan la romería cartayera.

Medidas en Almonte. Por su parte, el Ayuntamiento de Almonte va a reforzar la vigilancia diaria en el paseo marítimo de Matalascañas y los fines de semana en El Rocío para que se cumplan las restricciones relativas al estado de alarma. A partir de este sábado vehículos de Protección Civil de Almonte realizarán estas labores.

De otro lado, la alcaldesa de la localidad, Rocío del Mar Castellano, ha comentado que, ante la complicado coyuntura actual, se ha decidido iluminar de verde la cúpula de la catedral efímera, instalada en la localidad con motivo de la estancia en el municipio de la Virgen del Rocío, como “gesto de esperanza” porque “juntos vamos a superar esta crisis”.