Medidas preventivas en la Mina de Riotinto ante la expansión del coronavirus

0
177
El sábado será una jornada para conocer el patrimonio de la comarca.
La Corta Atalaya de Minas de Riotinto.

Redacción. ATALAYA RIOTINTO MINERA, empresa operadora de la mina de cobre de Riotinto, ha activado el protocolo preventivo de actuación tras el decreto de Alerta emitido por el Gobierno de España, que, si bien permite el desarrollo de la actividad de las empresas, requiere la toma de medidas para evitar la propagación de la epidemia del coronavirus COVID?19. Siguiendo las indicaciones de las autoridades sanitarias, las medidas están encaminadas básicamente a evitar los contactos personales y reforzar la higiene personal y de los espacios de trabajo, y se están tomando en sintonía y colaboración con los órganos de representación de los trabajadores, particularmente el Comité de Seguridad y Salud.

Para ello, en primer lugar, Atalaya ha cancelado todas aquellas actividades no estrictamente necesarias para la producción, favoreciendo el teletrabajo para aquellos empleados que puedan desarrollar su tarea en casa. El resto de la plantilla acomete una reorganización de los equipos de trabajo imprescindibles para mantener la actividad que minimiza las oportunidades de contacto, reduciendo equipos y turnos y evitando el contacto entre ellos. Asimismo, las empresas contratistas están implementando sus planes de manera efectiva y bajo la supervisión del servicio de Prevención de Atalaya.



Desde el comienzo de la epidemia, la empresa viene concienciando a los empleados de la importancia de las medidas de higiene en el combate contra su expansión; así, viene realizando campañas informativas que apelan a la responsabilidad personal que todos tenemos e instan a mantener una distancia mínima de 1 metro entre personas y a realizar una correcta higiene de manos. Para ello ha habilitado puntos de lavado adicionales con carácter extraordinario y dispensadores de gel hidroalcohólico.

Para reforzar estas medidas, la empresa ha establecido un control de temperatura en las puertas de acceso a las instalaciones, prohibiendo la entrada a personas ajenas a la organización para realizar tareas no imprescindibles para la continuidad de la operación, y ha anulado visitas, reuniones, eventos y viajes. Por otra parte, la empresa ha invitado a sus empleados a evitar el uso de zonas comunes y los encuentros no estrictamente necesarios, particularmente en lugares cerrados. Por ejemplo, las imprescindibles reuniones de cambio de turno o relevos se hacen en campo y nunca en grupos mayores a dos personas. Todo ello bajo la premisa principal de nunca superar un aforo que no permita guardar las distancias de seguridad entre personas mínima de 1 metro.



De esta manera, se ha reorganizado el servicio de vestuarios y comedor, estableciendo turnos de acceso y trabajos de higienización entre turnos. También se establece preferentemente el uso individual de vehículos y equipos de comunicación, instaurando medidas de higiene y distanciamiento en el uso compartido inevitable. Todas estas medidas y las recomendaciones del Gobierno de España están siendo comunicadas a través de los medios con los que cuenta la empresa en campañas de información diaria. Atalaya continuará monitorizando a diario la situación para adoptar las medidas adicionales necesarias que permitan garantizar la salud y seguridad de todos sus profesionales, siguiendo asimismo todas las recomendaciones de prevención establecidas por las autoridades sanitarias con el objetivo de promover la contención del virus.

Sobre Atalaya



Atalaya Riotinto Minera, filial de Atalaya Mining, es la operadora de la histórica mina de Riotinto, un nuevo proyecto minero que incorpora las últimas innovaciones tecnológicas en el sector, así como los conceptos de seguridad y sostenibilidad ambiental propios de la minería del siglo XXI.

Riotinto es hoy una mina de cobre a cielo abierto que ha producido 45.000 toneladas de cobre en concentrado en 2019. Cuenta con 197 millones de toneladas de reservas de mineral de cobre, y trabaja constantemente en la identificación de nuevos recursos para seguir alargando la vida de la explotación, que actualmente se sitúa en 13 años. La puesta en marcha del Proyecto Riotinto ha supuesto una gran inversión industrial, incluyendo importantísimas mejoras ambientales y la creación de más de 400 empleos directos e indirecto.