Mercedes

La onubense Cinta Pérez desarrolla su vocación docente como tutora en un colegio de Infantil y Primaria de Reino Unido

Después de estudiar el Grado de Educación Infantil en la Universidad de Huelva y hacer unas prácticas en una escuela bilingüe de Londres, esta joven onubense se marchó hace tres años a Reino Unido tras hacer el Master en Enseñanzas de Lenguas Extranjeras, gracias a las ayudas que recibió de la Fundación Atlantic Copper. Una experiencia como maestra que está aprovechando al máximo.

La onubense Cinta Pérez trabaja como maestra en Reino Unido.

HBN. Nacida en Huelva hace 27 años, Cinta Pérez Infante siempre tuvo claro que su vocación era la de ser maestra. Por este motivo, la joven tuvo claro la carrera universitaria que debía elegir: el Grado de Educación Infantil en la Universidad de Huelva, unos estudios que le ha llevado desde hace tres años a Reino Unido y, en concreto, a la ciudad de Maidenhead, situada a 30 minutos en tren de Londres. Y es que Cinta es tutora de un colegio de Educación Infantil y Primaria en Buckinghamshire, una ciudad situada muy cerca de su lugar de residencia.

Una auténtica enamorada de su trabajo.

Un trabajo que ha podido desarrollar gracias a su conocimiento de los idiomas, puesto que, durante su último año de carrera, estuvo haciendo unas prácticas en una escuela infantil bilingüe de español-inglés en Londres a través de una Beca Erasmus+ Practicas. Reconoce que “me gustó tanto la experiencia que decidí realizar un Master en Enseñanzas de Lenguas Extranjeras, también en la UHU. Y, mientras lo hacía, estuve trabajando en un colegio local como profesora de inglés”.

Así que, después de finalizar este posgrado, quiso perfeccionar su inglés y desarrollar su carrera profesional. Y, para ello, se marchó de nuevo a Reino Unido a probar suerte. En primer lugar, Cinta empezó trabajando en una guardería hasta que, después de un año y medio, consiguió trabajo como profesora en un colegio público de Infantil y Primaria, donde continúa ejerciendo la docencia en la actualidad, siendo tutora de un curso que equivale en España a segundo de Preescolar.




Ha estudiado en la Universidad de Huelva.

Una experiencia más que interesante que hemos querido conocer con más detalle en esta entrevista en la que también nos habla de las becas de la Fundación Atlantic Copper, dado que las obtuvo en tres ocasiones durante su recorrido académico.

-Cinta, ¿por qué te decantaste por estos estudios en el ámbito de la educación?
-Siempre quise ser profesora de Educación Infantil. Me gustan mucho los niños. Y tras hacer las prácticas en la escuela bilingüe en Londres me di cuenta de que también disfrutaba mucho enseñando idiomas. Por eso, cuando encontré el Master de Enseñanza de Lenguas no me lo pensé. Vi la manera perfecta de cohesionar los dos ámbitos y/o expandir mi campo de trabajo.




Ha disfrutado en tres ocasiones de las becas de la Fundación Atlantic Copper.

-¿Cómo fue la experiencia en este posgrado?
-En el Master de Literatura Europeas y Enseñanza de Lenguas de la Universidad de Huelva tiré por la rama de la enseñanza de Lenguas extranjeras y fue una experiencia preciosa. Éramos muy pocos en la opción presencial del Master, por lo que parecían clases privadas. Aprendí mucho y me complementaba a la perfección con mi trabajo de ese momento como profesora de Inglés.

Su conocimiento de los idiomas ha sido fundamental en su trayectoria.

-¿Cómo accediste a las Becas de la Fundación Atlantic Copper?
-Me enteré de estas becas gracias a un familiar cuando estaba cursando el tercer año de carrera y, tras comprobar que cumplía con todos los requisitos, las solicité. Me la concedieron y fue de gran ayuda. Al año siguiente volví a solicitarla, junto a la ayuda extra que ofrecía por ser estudiante Erasmus, pues para entonces estaba a punto de irme de prácticas a Londres. Y también la solicité durante mis estudios de postgrado, por lo que fui beneficiaria, -y afortunada-, durante tres años consecutivos.

Una joven con muchas inquietudes.

-¿Qué supuso para ti? ¿Cómo influyó en tu vida?
-Para mí no sólo fue un reconocimiento a mi esfuerzo, ya que tienes que tener muy buen expediente académico para poder solicitarla. También fue una gran ayuda a mis estudios. Yo siempre he sido una persona con muchas ambiciones. Me ha gustado mucho seguir formándome de manera complementaria a mi carrera universitaria, por lo que esta beca me permitió hacer diferentes cursos de formación, además de seguir estudiando Inglés, que para entonces era fundamental para todo lo que quería hacer. De la misma forma, la ayuda que ofrecen a la beca Erasmus fue fundamental para mí, ya que me ayudó a cubrir los altos gastos que supone vivir en Londres.

El centro en el que trabaja se encuentra en Buckinghamshire. / Foto: jardinessinfronteras.com

-¿Cuál es tu balance de tu vida profesional? 
-Hasta ahora, muy positivo. Aunque siento que aún me queda mucho por vivir y, sobre todo, por aprender.

-¿Qué estás haciendo en estos momentos?
Soy tutora de lo equivalente a segundo de Preescolar en un colegio de Educación Infantil y Primaria en Buckinghamshire, muy cerca de donde yo vivo. Ya es mi tercer año como tutora del mismo curso.

¿Cómo has logrado formar parte de este proyecto?
Con mucho trabajo, mucho esfuerzo y gracias a ayudas como la de Atlantic Cooper. A través de mis estudios y mis prácticas en el extranjero conseguí nivel de inglés suficiente para empezar como educadora infantil en una guardería en Inglaterra. Y, de ahí, una vez que gané más experiencia y mejoré mi inglés, conseguí mi puesto como maestra en el colegio. Es un proceso largo y duro, pero que realmente merece la pena.

Tiene muchos proyectos de cara al futuro.

-¿Cómo te planteas el futuro?
-Como he comentado, tengo la sensación de que aún me queda mucho por vivir, aprender y conseguir. No soy una persona conformista y me gustan mucho los retos. Se me pasan muchas cosas por la cabeza: hacer algún Master aquí, sacarme el C2 de Inglés, aprender otro idioma, cambiar ciudad, de trabajo…

-¿Cuál sería tu sueño?
Mi objetivo en la vida siempre ha sido estar feliz conmigo misma, haciendo y trabajando en lo que me gusta. Aunque, si tengo que ser más específica, te diría que, me encantaría seguir ligada al mundo de la educación, en algo que me permitiera usar y desarrollar los dos idiomas que hablo: español e inglés. Idealmente en algo que me diera suficiente flexibilidad para viajar a casa, a Huelva, siempre que lo desee. Si existe ese puesto de trabajo, ¡aun lo estoy buscando!

-¿Qué es lo más echa de menos de Huelva? 
-Lo que echo más de menos, aparte de la familia y amigos, es el mar, el buen tiempo y el buen comer.

Considera que el esfuerzo tiene su recompensa.

¿Algún mensaje a los onubenses?   
-Que no tengan miedo a arriesgarse, que no se rindan y que se esfuercen al máximo, aprovechando los años de formación al cien por cien. Que realmente el esfuerzo merece la pena. Muchas gracias por contar conmigo para esta entrevista y muchas gracias a Atlantic Cooper por su apoyo durante mis años universitarios.










Deje un comentario

Su dirección de correo no será publicada.