Bmw

Las viviendas de la Cuenca Minera, un diseño único en el mundo

La Casa Consejo, la Casa Dirección, el Barrio de Bellavista o la Casa Grande en Minas de Riotinto, así como el Grupo de Viviendas San Carlos y la Casa Dirección de Nerva son sólo algunas de las viviendas en las que ha quedado patente la huella británica en esta comarca excepcional, donde aún encontramos ejemplos de la casa típica de la zona, previa a la llegada de los ingleses a las minas.

El Barrio Obrero de Huelva, un claro ejemplo de la huella británica en la provincia onubense.

Mari Paz Díaz. El pasado británico de la provincia de Huelva en general, y muy particularmente de la Cuenca Minera, ha influido en muchos aspectos de la cultura y la sociedad onubenses. Y así ha quedado reflejado para siempre en la arquitectura de estos municipios, que muestran particularidades que podríamos calificar únicas en el mundo, puesto que se configuraron espacios de clara inspiración británica, pero enmarcados en un paisaje y con características puramente onubenses. Es cierto que Reino Unido fue dejando su huella en diferentes países y colonias, pero sólo aquí, en Huelva, se dieron ciertas particularidades que nos deben hacer valorar este patrimonio.

Como sucedió en Punta Umbría, los británicos trasladaron su concepto de la arquitectura doméstica a Huelva. / Foto: puntaumbria.es

Así ha sucedido en determinadas edificaciones -véase, por ejemplo, el Muelle Cargadero de Mineral de la Riotinto Company Limited, S. A. de Huelva-, pero también en la arquitectura doméstica, en el diseño de las viviendas creadas en los municipios en los que tuvieron influencia las compañías mineras extranjeras, sobre todo británicas, como sucedió en Huelva, Corrales, Punta Umbría, Minas de Riotinto o Nerva, entre otros municipios. Unas casas que presentan modelos únicos en su diseño y distribución, como podemos comprobar en este recorrido que realizamos -de la mano del Instituto Andaluz de Patrimonio Histórico (IAPH)- por las principales las viviendas más emblemáticas en una comarca con una historia tan rica como es la Cuenca Minera:

La Casa Consejo fue la primera vivienda que se construyó en el Barrio de Bellavista. / Foto: IAPH.

1. Casa Consejo (Minas de Riotinto)La Casa del Consejo o Casa Consejo es un emblemático edificio de Minas de Riotinto declarado Bien de Interés Cultural (BIC), en la categoría de Sitio Histórico de la Zona Minera de Riotinto-Nerva en Huelva. Situado en el barrio inglés de Bellavista, se considera todo un exponente de la huella británica en la provincia de Huelva. El origen de la Casa Consejo se encuentra en el siglo XIX, en el año 1880, cuando la Riotinto Company Limited decide que sus directores generales residan en la propia comarca -y no en Huelva capital, como se hacía anteriormente. De este modo, esta vivienda se convertía en la casa habitual de los directivos de la compañía británica. Su primer huésped fue Charles Prebble, que llegaba al cargo de director general (general manager) en 1883. Incluso, el director de cine Antonio Cuadri rodó en la vivienda diversas escenas de la película ‘El Corazón de la Tierra’, basada en la novela homónima del escritor riotinteño Juan Cobos Wilkins.




Casa de Dirección de Minas de Riotinto.

2. Casa de Dirección (Minas de Riotinto). Es un inmueble de las antiguas oficinas de la Empresa Minera Riotinto Company Limited, sin duda, uno de los edificios de más singularidad dentro del paisaje urbano del municipio. Se construye alrededor de 1932 bajo el proyecto del arquitecto inglés Alan Brace. Concretamente, el edificio de las oficinas se ubicó presidiendo la entrada a la población por la zona Oeste. La fachada principal presenta en su zona central un cuerpo más saliente, donde se establece el acceso al interior del inmueble mediante tres vanos de medio punto. En un sector de la fachada posterior del edificio se ubica una marquesina, la cual se apoya sobre columnas de fundición.

Otra perspectiva del edificio.

Su estilo arquitectónico se sitúa dentro de la corriente estética británica implantada en la provincia de Huelva por la compañía minera, que reproduce la arquitectura doméstica británica de principios de este siglo. El edificio fue la sede de la dirección y administración de la Rio Tinto Company Limited hasta 1954, año en que siguió concentrando estas funciones para las empresas españolas que trabajaron en las minas. En la actualidad, ha recobrado nuevos usos de carácter social y cultural en la localidad.

Barrio inglés de Bellavista.

3. Barrio Victoriano de Bellavista y su icónica Casa 21 (Minas de Riotinto). En realidad, si hablamos de casas emblemáticas en la Cuenca Minera de Huelva, podríamos incluir todo el barrio de Bellavista de Minas de Riotinto, un barrio situado en una colina de antiguos escoriales al noroeste de la barriada del Valle, de la que tomó el nombre, al sur de Corta Atalaya. Independiente de la población primitiva, y dedicada a albergar en ella el creciente staff inglés, se conformó rodeada por un muro de piedra de dos entradas con casas de guardias en las puertas.

Salón de la casa nº 21 de Bella Vista.
Salón de la casa nº 21 de Bella Vista, donde se muestra la forma de vida de los ingleses en Huelva.

Esta urbanización, cerrada en sí misma, está formada por viviendas de dos y tres plantas en hilera conocida como tipología inglesa semidetached houses, diseñadas en el estilo victoriano de las terraces houses, con la invariante regional de la teja curva y las paredes encaladas. En este conjunto residencial, a nivel turístico, destaca la Casa número 21, recientemente restaurada y abierta al público, que se engloba dentro de las viviendas pareadas de dos plantas, buhardilla y tejado a dos aguas rematado en teja plana.

Casa de Huéspedes de Minas de Riotinto. / Foto: Ayuntamiento de Minas de Riotinto.

4. Del mismo modo, en Bellavista también encontramos la Casa de Huéspedes, realizada por Alan Brace en 1.931, aunque diseñada en 1927, para servir de pequeño Hotel al Consejo de Administración de la Riotinto Company, así como de sala de reuniones y alojamiento de los miembros del board en sus visitas periódicas desde Inglaterra. Por un tiempo, fue llamada Casa Grande. Con estética claramente británica, en esta cada podemos destacar un porche de entrada lateral con tres arcos de medio punto, muy utilizado por Brace en sus diseños en España.

Otra imagen del edificio diseñado por Alan Brice. / Foto: IAPH.

Este edificio presenta dos plantas y cubierta a cuatro aguas de fuertes pendientes, con simetría y proporciones de solidez. Se eleva sobre la calle para ofrecer una entrada lateral a cota exterior, y está defendido por una tapia frontal, de un metro de altura. Un acceso a la misma nos dirige a un amplio patio delantero, situado a un nivel elevado respecto de la calle, con dos puertas nobles que dan acceso al interior. Al mismo tiempo, existe la entrada lateral anteriormente descrita y una entrada posterior de servicio. La planta baja consta de zona principal y zona de servicio, mientras que la planta alta, a la que se accede por una hermosa escalera, está formada por siete habitaciones, dos cuartos de baño sobre los de abajo y dos terrazas laterales. Cinco de las habitaciones tienen chimeneas. 

Casa Matilde Gallardo en Riotinto. / Foto: Marta Santofimia. Fuente: Proyecto Patrimonio Industrial de Andalucía.

5. Casa Matilde Gallardo (Minas de Riotinto). Construida a finales del siglo XIX, se trata de un excelente ejemplo de cómo era una vivienda obrera tradicional en Minas de Riotinto y, más concretamente, en Alto de la Mesa, el primer barrio construido por la Rio Tinto Company Limited en Riotinto, una zona Bien de Interés Cultural por su importancia desde la perspectiva histórica, antropológica y social para la Cuenca. Una vivienda de una única altura, de unos 60 metros cuadrados, que ocupa una parcela rectangular. Con pequeño patio posterior y cubierta con tejado con teja, la fachada cuenta con una única ventana y una puerta. En la actualidad, esta casa es sede del Centro de Interpretación Etnológico Matilde Gallardo, un espacio expositivo donde se explica, a través de elementos museográficos de diversa índole, cómo era la forma de vida de la comunidad minera. Este tipo de casa cae en desuso en Inglaterra entre 1850 y 1860, a pesar de lo cual, los ingleses deciden adoptar un tipo de edificación parecida para Riotinto para albergar a los obreros, aunque Alto de la Mesa fue comenzado a construir en 1878. A finales de los años 80 fue demolido por parte de la empresa minera un 20% de las viviendas.

Imagen de la Casa de Palancas de Minas de Riotinto. / Foto: IAPH.

6. Casa Palancas (Minas de Riotinto). Construida en 1881, no es una vivienda al uso, puesto que fue edificada para controlar el tráfico ferroviario, en principio, de los trenes de la vía general, ya fuera a Huelva o Minas de Riotinto. Después, fue una estación para los provenientes del Túnel 16 o Naya y, por último, de los que trabajaban en la zona industrial. Debido a este uso múltiple, la parte superior tiene visión de 360º, a diferencia de las casas de palancas que se construyeron en el resto de la vía general hasta Huelva. Tenía dos plantas, estando en funcionamiento desde su creación hasta el final de la línea en 1984. En 1987 pasó a formar parte de los activos de Fundación Río Tinto, siendo rehabilitada en 2004 y formando parte hoy en día del Tren Turístico de Riotinto.

Ferrocarril de Riotinto.

7. Casa de Palancas Sur o Marín (Minas de Riotinto). Aunque no tenemos fotografía de la misma, podemos afirmar que fue edificada para controlar el denso tráfico ferroviario que soportaba la vía general tras la planta trituradora de Zarandas. Por este motivo, se ubicó en la curva de Marín y de ahí su nombre Sur o Marín. También dispone de dos plantas, con cubierta a dos aguas, con teja plana sostenida sobre pilares de madera con ventanales en tres de los cuatro lados. Estuvo en funcionamiento desde su creación hasta el final de la línea en 1984. Tres años después también pasó a formar parte de la Fundación de Río Tinto.

Fotografía de las Viviendas de Vista Alegre, en Minas de Riotinto. / Foto: IAPH.

8. Edificio de viviendas Vista Alegre (Minas de Riotinto). Entre 1908 y 1909, la Riotinto Company Limited construye en El Valle, lugar conocido a partir de ese momento como Vista Alegre, 12 casas adosadas y en hilera para los comerciantes del Almacén nº 2 de la mina. Eran casas que venían a dar respuesta al crecimiento de la población británica en la zona, pero, aunque fue dotada progresivamente con diferentes servicios, lo cierto es que estas viviendas no tuvieron mucho éxito, dado que “tenían excesivamente cerca la presencia de las viviendas de Bellavista, donde la calidad de vida y el confort no tenían comparación con las viviendas en pisos”, explica el IAPH. Estas casas se encuentran en buen estado de conservación, por lo que, actualmente, están ocupadas.

El incidente no ha causado heridos ni ha habido afectación al Medio Ambiente. /Foto: Ayuntamiento de Nerva.
Nerva también cuenta con muchas casas singulares. / Foto: Ayuntamiento de Nerva.

9. Grupo de Viviendas San Carlos (Nerva). Estas viviendas fueron construidas por la empresa The Peña Copper Mine para albergar a sus directivos. Estaban dispuestas en torno a una plaza, donde incluso había una pequeña fuente. El acceso a esta plaza estaba custodiado por una verja de la que, actualmente, sólo se conservan los machones de ladrillos que la soportaban. Las viviendas están adosadas en un número de ocho. Todas disponen de un pequeño jardín delantero, tras el que se produce el ingreso a la vivienda por la puerta flanqueada por dos ventanas, que son habitaciones. Toda la vivienda está dispuesta en torno a un pasillo central a partir del cual se disponían cuatro estancias y un salón. Lamentablemente, estas viviendas San Carlos están en estado ruinoso, exceptuando una rehabilitada como futura sección etnográfica del Museo Minero.

Imagen de la Casa Dirección de Peña del Hierro (Nerva). / Foto: IAPH.

10. En Nerva también nos encontramos con una Casa Dirección, un edificio antiguamente destinado a los directivos de la mina, de claro sabor e influencia británica, aunque hoy se encuentra abandonado. Posee chimeneas de prototipo de columnas dóricas en fábrica de ladrillos. Se conserva la pérgola de madera, con cartabones curvos. Se aprecia también una entrada a un patio con jambas y dintel de ladrillos rojo oscuro, con llagueado blanco, bajo una tapia coronada de ladrillo plano a dos vertientes.

Imagen del Ayuntamiento y calles del centro de Nerva. / Foto: IAPH (Autor: Aguilera Carrasco).

11. También en muy mal estado de conservación se encuentra la Casa de Huéspedes de Peña del Hierro (Nerva), un edificio de una planta, de clara influencia británica, construido a mediados de la década de los noventa por The Peña Copper Mine. El edificio era de sólida construcción con muros anchos, chimenea en el salón y hermosas habitaciones de ventanas muy amplias. Esta vivienda tenía como función servir de alojamiento a los directivos e ingenieros de paso por esta explotación minera, disponiendo incluso de piscina. La funcionalidad de esta vivienda no cambió cuando Peña de Hierro pasó a manos españolas a finales de los 50 del siglo XX, incluso cuando la concesión pasó a Explosivos Rio Tinto siguió empleándose para albergar técnicos contratados por esta empresa. El edificio prácticamente ha desaparecido por el expolio sufrido en los años 70 del pasado siglo XX.

La Peña del Hierro de Nerva, un lugar mágico.

12. Casa de Máquinas del Malacate de Peña de Hierro. Edificio de planta cuadrangular, construido en mampuesto y ladrillos en los esquinales. Tenía como función albergar el motor del malacate. La superficie de la casa de máquinas se redujo en 1939 cuando se sustituyó el motor de vapor por otro eléctrico, mientras que, a partir de 1966, cuando termina la actividad en el edificio, fue abandonado siendo pasto del paso del tiempo y los expoliadores, hasta que fue restaurado por Fundación Río Tinto entre 2006 y 2007.

Círculo Mercantil de Nerva, enclavado en un entorno de viviendas propias de la fisonomía nervense. / Foto: IAPH.

Por último, en Nerva merece una mención especial el Círculo Mercantil, un edificio fundado a principios de siglo, que cuenta hoy con multitud de servicios y asociaciones tras ser reformado. Situado junto al Ayuntamiento nervense, se encuentra en el corazón de la localidad. En cuanto a su estructura, cuenta con tres plantas de altura y presenta una fachada sobria y estéticamente muy interesante.

Una comarca excepcional.

Como se puede comprobar, las viviendas y casas con valor histórico y patrimonial de la Cuenca Minera son un nuevo ejemplo de que esta comarca de la provincia onubense cuenta con muchos atractivos que se añaden a su propio entorno, un paisaje único y de gran belleza que sorprende a los visitantes y acoge cada día a sus vecinos.







Deje un comentario

Su dirección de correo no será publicada.