MATSA aboga por una gestión de las aguas que garantice la protección del medio ambiente

0
124
Es importante cuidar un recurso tan valioso como el agua.
La gestión del agua cuidando el medio ambiente es clave.

Redacción. Estela González es supervisora del Servicio de Aguas de la compañía minera MATSA, un área que tiene como objetivo la correcta gestión de este recurso natural garantizando la máxima protección del medio ambiente. Natural de Almonaster la Real, es licenciada en Ciencias Ambientales por la Universidad de Huelva y tiene un Máster en Prevención de Riesgos Laborales. Se incorporó a la plantilla de MATSA en el año 2008, primero en el departamento de Medio Ambiente y más tarde en el de Servicios Generales, donde desarrolla su trabajo en la actualidad. De su mano conocemos cómo se gestiona el ciclo integral del agua en la compañía.

Estela González es supervisora del Servicio de Aguas de MATSA.

– ¿Cuál es la filosofía de MATSA con respecto a la gestión del agua?
Partimos de la necesidad de cuidar un recurso tan valioso y escaso como el agua, por lo que la filosofía con la que trabajamos en MATSA está enfocada en la recirculación de todo el agua que entra en contacto con nuestro proceso productivo. El objetivo final es que el consumo de agua procedente de fuentes externas sea el mínimo posible. Por ello, trabajamos continuamente en la optimización de los tratamientos del agua, de tal forma que consigamos un agua adecuada para cada tipo de proceso.



– ¿Con que infraestructuras cuenta la compañía?
Contamos con tres plantas de tratamiento de aguas, una en mina Magdalena, otra en Sotiel y una última en Aguas Teñidas a la que llamamos PTA 1. Estas son utilizadas principalmente para el tratamiento de agua procedente de interior de mina. Además, tenemos la PTA 2, que es una infraestructura más versátil con una tecnología mucho más puntera en la que tratamos el agua relacionada con las operaciones industriales, que, por sus características, es mucho más complicada. Además, existen cuatro balsas de regulación que forman parte de este proceso.

Es importante cuidar un recurso tan valioso como el agua.

– ¿Qué papel juega la innovación en este proceso de tratamiento de aguas?
En el caso de la PTA 2 se ha aplicado una tecnología muy novedosa dentro del sector. En una primera etapa se trata el agua con peróxido de hidrógeno, una fórmula poco habitual en el ámbito de la minería. A continuación, en una segunda fase aplicamos aluminato sódico para reducir los sulfatos, que son uno de los principales contaminantes de estas aguas. MATSA es una de las pocas empresas mineras del mundo que utiliza estos sistemas para el tratamiento de las aguas, además, con muy buenos resultados.



– MATSA está trabajando intensamente en el ámbito de la mejora continua, ¿cómo se aplica esta política a la gestión del agua?
El área de gestión de aguas está compuesta por un equipo muy preparado y cualificado, con muchas ganas de hacer cosas nuevas. Por ello, contamos con un laboratorio en la planta de agua en el que desarrollamos continuamente proyectos de investigación para intentar mejorar nuestros procesos, reducir los costes y ser más eficientes.

Además, trabajamos en ámbitos como la economía circular, para la reutilización de los lodos que se generan en el proceso de tratamiento, siempre con el objetivo de reducir al máximo los residuos.



Ahora, estamos inmersos en la elaboración de una memoria en la que vamos a recoger todos los proyectos de I+D+i que hemos desarrollado en 2018 en el área.

MATSA cuenta con tres plantas de tratamiento de aguas.

– MATSA ha conseguido cifras importantes en cuanto a la reducción del consumo de agua de fuentes externas, ¿cuál es la situación actual?
Las mejoras implementadas en el tratamiento de aguas en los últimos años, nos permiten recircular al proceso productivo casi el 100% del agua utilizada en nuestras instalaciones. De esta forma, trabajamos minimizando tanto el vertido de aguas al medio, como el consumo de agua fresca. Además, con el objetivo de que los recursos hídricos del entorno puedan ser utilizados para otros actividades productivas como pueden ser los regadíos.

– MATSA forma parte de EsAgua, ¿cuál es el objetivo de esta plataforma?
El objetivo de EsAgua es el de difundir los valores referentes a la reducción de la huella hídrica y la importancia del buen uso del agua en los entornos industriales. MATSA fue la primera empresa andaluza en formar parte de esta red. En la actualidad, estamos trabajando para estandarizar nuestra huella hídrica, calcularla y referenciarla para tener un mayor control y poder reducirla.

El Día del Agua nos ayuda a concienciarnos sobre la importancia de cuidar este recurso.

– Entre las innovaciones de MATSA en materia de tratamiento de aguas se encuentra el proyecto de Humedales ¿Qué son y en qué fase se encuentran?
Es un proyecto que se encuentra en fase de pruebas en MATSA. Se trata de un tratamiento pasivo en el que se emplean plantas autóctonas para la reducción de las concentraciones de sulfatos y metales en las aguas de origen minero. El objetivo que se pretende con este proyecto es el de disponer de una tecnología completamente limpia y natural para el tratamiento de aguas. Esta más orientada al futuro, para la fase de restauración una vez cesen las operaciones.

– ¿Qué retos se plantea la compañía con respecto a la gestión de las aguas?
El principal objetivo es continuar reduciendo el consumo de agua de fuentes externas y seguir optimizando su tratamiento. Siempre estamos abiertos a la investigación de nuevos métodos para ser lo más eficientes posible. También estamos avanzando hacia la automatización de los procesos para mejorar la seguridad de los trabajadores de la propia planta y tener un mayor control sobre las operaciones de gestión de las aguas. Sobre todo, queremos seguir incidiendo en la mejora continua y en la economía circular, buscando siempre nuevos usos para los residuos que se generan en la operación.