Damas

Gloria Copete, una enamorada del periodismo y la educación que lucha por lograr una mirada diferente en el mundo

Tras realizar un intercambio en Uruguay, implicarse en diferentes proyectos de investigación de la Universidad de Huelva y ser voluntaria en organizaciones sociales, como Cruz Roja, esta joven onubense acaba de ser reconocida con el galardón Alumno 10C. Un empuje más en su deseo de convertirse en profesora para "aportar a las aulas un punto de vista reflexivo y crítico".

Gloria Copete es graduada en Periodismo por la Universidad de Sevilla.

Mari Paz Díaz. La profesionalidad no está reñida con el querer contribuir a hacer un mundo mejor. En una sociedad donde el tiempo es uno de los bienes más preciados, a veces, es posible encontrar algunos intervalos en nuestra vida para dedicárselos a los demás. La onubense Gloria Copete Capilla, una joven de 27 años graduada en Periodismo por la Universidad de Sevilla, es consciente de ello, porque su trayectoria es un buen ejemplo a seguir. De hecho, su elección por esta carrera en materia de comunicación se debió a su deseo de “ser altavoz de las minorías y aportar una mirada diferente a lo establecido”.

Fue así cómo, “con la entusiasta e ingenua esperanza de que con mi palabra podría cambiar el mundo, comencé mi andadura en el periodismo”, según nos cuenta Gloria, que, a lo largo de su carrera, ha combinado sus estudios con otras actividades, como la realización de un intercambio en Uruguay, donde estuvo 6 meses. Al mismo tiempo, la joven ha realizado cursos de inmersión en lengua inglesa organizados por diferentes universidades y se ha implicado en varios proyectos de investigación de la Universidad de Huelva, siendo voluntaria de grupos como los Scouts y Cruz Roja. Todo ello, sin olvidar, su participación en distintas escuelas de baile y coros, así como la ejecución de prácticas en distintas empresas durante varios años. 

Apasionada del periodismo y la educación.

Junto al periodismo, la educación ha sido siempre otra de sus grandes pasiones. “De una manera u otra, ambas siempre han estado presentes en mi vida. Desde muy pequeña he tenido claro que mi profesión estaría vinculada con lo social para poder ayudar a los demás. Años más tarde, me debatía entre ser profesora de lengua o periodista. El punto clave de esta decisión fue el tener que analizar y comentar textos periodísticos para Selectividad, pudiendo dar voz a las injusticias”, nos comenta. 




Siendo así, en la actualidad, con la misma ilusión con la que se matriculó en Periodismo, está formándose para trabajar en la enseñanza, según afirma, “queriendo aportar a las aulas esa mirada reflexiva y crítica”. Para ello, sin dejar de lado la comunicación, Gloria Copete ha realizado el Máster en Comunicación y Educación Audiovisual (Máster oficial de la Universidad de Huelva y la Universidad Internacional de Andalucía), además del Máster habilitante en Profesorado de ESO, Bachillerato e Idiomas.

Ha realizado el Máster en Comunicación y Educación Audiovisual.

Efectivamente, ahora, continúa preparándose para ser profesora de Lengua castellana y Literatura con el objetivo de “poder llevar a las aulas el tipo de educación en la que creo. Un enfoque interactivo, interdisciplinar y global en el que educación y comunicación se den la mano, para enseñar de una manera mucho más práctica y real. Una perspectiva que estoy segura que aumentará la motivación y atención de los estudiantes, ayudándoles así a mejorar la adquisición de los conocimientos y contribuirá en su desarrollo personal”. Inquietudes y actividades que viene aplicando en sus clases particulares y en las clases de español para extranjeros que imparte a inmigrantes refugiados como voluntaria en Cruz Roja.

Ha sido elegida Alumna 10C.

Todo ello ha tenido su recompensa, puesto que acaba de ser elegida Alumna 10C, un galardón que asegura que es “el reconocimiento a ese trabajo silencioso que, durante años, todos hacemos para seguir creciendo en lo laboral, personal y social. Es una distinción que va más allá de la búsqueda de la excelencia académica, pues han querido recompensarnos por esa preocupación por querer progresar en todos los ámbitos de nuestra vida buscando ser “mejores personas”. Un premio en el que no sólo cuenta un buen expediente, nivel de idiomas o experiencia profesional, sino también el grado de compromiso e implicación personal, además de otros aspectos, como el potencial creativo, el colaborar en causas humanitarias o el haber participado en programas de movilidad. Es decir, experiencias que suman a la hora de desarrollarse como persona.

No sólo lo académico es relevante a la hora de configurar un perfil profesional.

Cuestiones que reúne esta onubense que ha dedicado muchas horas a su formación, estando en constante actualización, al tiempo que ha desarrollado numerosas actividades en materia solidaria y de crecimiento. Además, los galardonados han recibido formación en las competencias más demandadas por las empresas, en temas como el liderazgo, el emprendimiento, la gestión y el trabajo en equipo, el proceso de selección, las oportunidades de empleo o el desarrollo de las potencialidades individuales. Conceptos que no son trabajados en el ámbito académico, pero que sí tienen una importancia fundamental en la búsqueda de empleo y la imagen que proyectamos a las empresas.

Gloria seguirá trabajando para conseguir sus objetivos.

En cualquier caso, para Copete, “el primer reconocimiento tiene que venir de uno mismo, estar orgulloso del trabajo bien realizado y, sólo después, la recompensa vendrá. He tenido la suerte de haber obtenido algunas becas y premios que me han permitido ser partícipe de actividades poco comunes y que no siempre están a nuestro alcance. Pero uno debe tener muy claro que el reconocimiento no debe ser la meta, sino un nuevo camino por el que avanzar”. Siendo así, Gloria tiene claro que seguirá “trabajando con dedicación y esforzándome cada día por conseguir mis objetivos. Teniendo los pies en el suelo, siendo consciente de mis posibilidades y de que hay que dejar cierto margen a lo imprevisible. Por eso, considero imprescindible no dejar de formarse y tener trazado un plan B o C”.

Ofrece consejos a los universitarios para que aprovechen al máximo esa etapa de sus vidas.

Con todo, para terminar, esta onubense aconseja a los universitarios que “expriman las oportunidades que les da la universidad para formarse y obtener prácticas en empresas y experiencias en el extranjero. Es frustrante cuando acabas la carrera y se te cierran muchas puertas simplemente por no tener X años de experiencia laboral. Entras en ese círculo de “jamás tendré experiencia si para trabajar me piden experiencia”.  Por eso, es importante cambiar la mirada y ver la universidad no sólo como una etapa de formación académica, sino también como puente hacia al mundo laboral. Más allá de las prácticas curriculares, les animo a que desde el inicio de su etapa universitaria aprovechen cualquier contacto con empresas y profesionales de su especialidad. De la misma forma que, si tienen oportunidad, vivan al menos un año en otro país. Conocer otras culturas abre la mente, amplía perspectivas, humaniza, desarrolla la tolerancia y te hace crecer exponencialmente. ¡Viajad! Y, por último, que documenten cada curso, proyecto o actividad en la que participen. En este país tenemos un grave caso de titulitis y, desgraciadamente, prima tener “un documento” que lo acredite a la demostración in situ de esa capacidad”. 






One Response to "Gloria Copete, una enamorada del periodismo y la educación que lucha por lograr una mirada diferente en el mundo"

  1. Rubén   30 enero 2019 at 3:07 pm

    Toda una crack, doy fe.

    Responder

Deje un comentario

Su dirección de correo no será publicada.