Una beca permite a la onubense Patricia Gozálvez adentrarse en la exótica Costa Rica

Licenciada en Historia del Arte, en la actualidad realiza el último curso del Grado en Derecho. Tras vivir en Lyon, París y Florencia, la joven vive una nueva experiencia en el extranjero, esta vez en Latinoamérica.

Patricia Gonzálvez llegó a Costa Rica en el mes de julio.
Patricia Gozálvez llegó a Costa Rica en el mes de julio.

Rosa Mora. “La espina dorsal del planeta es mi cordillera. Soy el mar Caribe que vigila las casitas haciendo rituales de agua bendita (…)”, canta Calle 13 en su popular tema ‘Latinoamérica‘. Un continente, América del Sur, que cautiva a aquellos que lo conocen, y que cada año atrae a miles de viajeros y personas de todo el mundo, deseosos por sumergirse en una extensa región llena de contrastes. Es el caso de Patricia Gozálvez Trigueros.

La onubense cursa su último año de Derecho. En la foto, durante un almuerzo junto decano de la facultad de Derecho de la Universidad de Costa Rica, Don Alfredo Chirino; el Vicedecano, Don Erick Gatgens; el profesor de Derecho Procesal Penal, Don Javier Llobet; el docente de Penal; Don Carlos Tiffer, y el decano de la facultad de Derecho de la Universidad de Huelva, Don Juan Carlos Ferré.
La onubense cursa su último año de Derecho. En la foto, durante un almuerzo junto al decano de la Facultad de Derecho de la Universidad de Costa Rica, Don Alfredo Chirino; el Vicedecano, Don Erick Gatgens; el profesor de Derecho Procesal Penal, Don Javier Llobet; el docente de Penal; Don Carlos Tiffer, y el decano de la Facultad de Derecho de la Universidad de Huelva, Don Juan Carlos Ferré.

Siguiendo su instinto aventurero, la onubense aterrizaba el pasado 24 de julio en la ciudad centroamericana de San José, capital de Costa Rica. “Mi afición por conocer otros lugares, involucrarme en otras culturas y vivir nuevas experiencias me llevó a solicitar una beca de estudios para venir aquí. Nunca había estado en Latinoamérica y despertaba mi curiosidad. Cada cierto tiempo es bueno cambiar de aires, oxigenarse, descubrir y adaptarse a otras formas de vivir“, cuenta Patricia a Huelva Buenas Noticias.

Visitando playa 'La Mina'.
Visitando playa ‘La Mina’.

Licenciada en Historia del Arte por la Universidad de Sevilla con postgrado y máster en Arte, Museos y Gestión del Patrimonio Histórico, en estos momentos realiza el último curso del Grado en Derecho, estudios que le están permitiendo vivir su actual experiencia en Latinoamérica, periplo que ha querido compartir con los lectores de este medio.




Viajar es una de sus mayores aficiones. En la imagen, en la playa de Uvita, en el Pacífico.
Viajar es una de sus mayores aficiones. En la imagen, en la playa de Uvita, en el Pacífico.

– ¿Siempre deseaste residir durante un tiempo en el extranjero?
– Sí, es algo que me encanta, he vivido en Lyon, París, Florencia y ahora en Costa Rica, por estudios o por trabajo. Cada vez que regresaba de mi estancia en el extranjero pensaba en cómo podía hacer para volver a vivir en otro lugar, aunque he de reconocer que como en España y concretamente en Andalucía no se vive en ningún sitio.

Reside en San José.
Reside en San José.

– Vives en San José, ¿La calificarías como una ciudad agradable?
-Concretamente San José no es el lugar más bonito ni apacible de Costa Rica. Cuando llegué tuve que acostumbrarme hasta a caminar porque las calles tienen muchos agujeros y tenía que tener cuidado para no tropezar, además, se orientan por puntos cardinales, lo cual me complicaba un poco la vida para llegar a los sitios, por no hablar de que apenas existen pasos de peatones y cruzar era todo un reto de supervivencia al principio. Sin embargo, creo que es una ciudad con muchas posibilidades y con una amplia oferta cultural, siempre hay conciertos y festivales de música entre otras actividades.




Catarata los Chorros, en Costa Rica.
Catarata los Chorros, en Costa Rica.

– Cuéntanos, ¿Cómo es tu día a día?
– De lunes a viernes tengo clases en la Facultad de Derecho, por lo que suelo levantarme muy temprano ya que tres días a la semana tengo clase a las 7.00 horas de la mañana, luego, como en el comedor de la universidad y vuelvo a casa para preparar los trabajos que nos mandan y estudiar. Algunas tardes también tengo clase y, por la noche, depende del día, salgo con amigos o los compañeros de casa organizamos cenas y noches de películas.

Calles de San José, capital de Costa Rica.
Calles de San José, capital de Costa Rica.

– Y el tiempo libre, ¿En qué sueles emplearlo?
– El tiempo libre lo dedico sobre todo a viajar, que es lo que más me gusta. También salgo con mis amigos para ir a conciertos, a bailar o para hacer alguna actividad de las que ofrece la ciudad, como la noche en blanco de los museos, entre otras.

– ¿Qué es lo que más te ha llamado la atención de la vida en Costa Rica? 
– Además de que se orientan por puntos cardinales, la naturaleza es increíble, tanto en  las playas o en la selva tengo la sensación de estar dentro de una película y de vivir en un paraíso donde me encantaría parar el tiempo y poder disfrutar de él por siempre.  El “pura vida” es algo único, una filosofía de vida en muchos lugares del país donde la gente es muy relajada y cercana, me llamó mucho la atención sobre todo en el Caribe y en lugares del Pacífico donde parece que todo sea Peace & Love.

Junto a amigos de Perú, Costa Rica y Ecuador, en playa Escondida, México.
Junto a amigos de Perú, Costa Rica y Ecuador, en playa Escondida, México.

– ¿Algún aspecto al que te haya sido complicado adaptarte?
– Sí, como digo, cuando llegué me preguntaron si sabía orientarme por puntos cardinales, yo pensé que sería una broma, pero no, era totalmente cierto, si preguntas por algún lugar te guiarán diciendo “está hacia el Oeste, a 4 cuadras de la pulpería de Diego y 500 metros desde la esquina del garaje verde y luego gira 100 metros al suroeste…” hay que venir con brújula, yo me descargué una para cuando me quedaba sin internet. Por otro lado, la universidad, tiene una metodología muy diferente a la de España, con un ritmo de trabajo diario muy fuerte, donde los alumnos se implican de verdad y tienen una gran ambición por aprender, no solo para pasar el examen. Hacen muchas exposiciones, por lo que alcanzar el nivel de oralidad y soltura es algo que me resultó complicado al principio y de lo que he aprendido muchísimo.

Peregrinación a la Basílica de los Ángeles, en Cartago, Costa Rica.
Peregrinación a la Basílica de los Ángeles, en Cartago, Costa Rica.

– ¿Qué valoras de forma más positiva tu experiencia en el extranjero?
– Vivir cualquier tipo de experiencia en el extranjero siempre es algo muy positivo, pues tanto lo bueno como lo malo te hace crecer como persona, madurar y aprender muchísimo en todos los aspectos, te enfrentas cada día a un sinfín de nuevas situaciones que debes superar. Es increíble cómo puedes abrir la mente y como dejas atrás los prejuicios que tenemos sobre las personas o culturas o respecto a nosotros mismos, te hace ser más fuerte, más empático, en definitiva, mejor persona.

La onubense siempre ha contado con el apoyo de su familia. En la imagen, en playa Dominical, localidad costera en el Pacífico Sur.
La onubense siempre ha contado con el apoyo de su familia. En la imagen, en playa Dominical, localidad costera en el Pacífico Sur.

– Y tu familia, ¿qué pensó cuando tomaste la decisión de marcharte?
. Mi familia, como siempre, me apoyó y ayudó mucho. Tengo una suerte inmensa de tener a la familia que tengo. Mis padres son un pilar fundamental en todo lo que hago en mi vida, sin ellos no hubiera llegado ni a la vuelta de la esquina. Creo que lo vivieron con ilusión y mi madre con cierto miedo al estar tan lejos de casa, pero ella como siempre, apoyándome y respetando mis decisiones. Gracias familia, a todos y a cada uno de ellos.

Anima todos a vivir una experiencia en el extranjero.
Anima todos a vivir una experiencia en el extranjero.

– ¿Qué echas más de menos?
– Pues aparte de echar de menos a mi gente, echo mucho de menos la comida, el puchero de mi madre [ríe], cuando vuelva es lo primero que quiero comer con una tapita de queso y jamón cortado por mi padre. Me gustaría una barbacoa familiar y un ‘relío’ del bueno con mis amigos. 

– ¿Cuáles son tus aspiraciones a corto plazo?
– Termino la carrera en unos meses y tengo muchas ganas de empezar a  trabajar en proyectos con empresas relacionados con los estudios que he realizado, donde poner en práctica los conocimientos adquiridos durante estos años.

– Para terminar: un mensaje a los onubenses. 
– Yo recomiendo y animo 100% a todo el mundo a que viva alguna vez en su vida en el extranjero. Para mí han sido las experiencias que más han marcado mi vida y que me han hecho tener una mentalidad más abierta y social, te hace espabilar, sentirte vivo, maduras a pasos agigantados en poco tiempo y valoras mucho más lo que tienes. Huelva siempre va a estar ahí y los que te quieren de verdad también, por tanto, aparca tus miedos, atrévete a viajar, a relacionarte con todo tipo de personas,  a vivir ¡Pura Vida Costa Rica!




Deje un comentario

Su dirección de correo no será publicada.