La bailaora onubense Rocío Fernández, una maestra reconocida por transmitir el arte flamenco

Comenzó a impartir clases con 17 años.
Rocío Fernández./ Foto: Alejandro Rodicio.
Rocío Fernández./ Foto: Alejandro Rodicio.

A.R.E. Rocío Fernández Rodríguez asegura que desde el pasado lunes, 21 de noviembre, está en una nube. ¡Y no es para menos! Aquel día, a primera hora de la tarde, recibió una llamada telefónica comunicándole que le había sido concedido un premio que otorga el Instituto Andaluz de la Juventud, el Premio Huelva Joven 2016 en la modalidad de Arte. La joven de 33 años, que había escuchado alguna vez hablar de estos galardones, se quedó conmocionada, pues ni siquiera sabía que su nombre estaba entre las candidaturas propuestas.

Rocío empezó a formarse desde muy pequeña.
Rocío empezó a formarse desde muy pequeña.

«Ha sido una sorpresa total, -afirmaba- en la vida podía esperármelo. Me ha sorprendido gratamente y aún estoy intentado asumirlo y creerlo. No me lo esperaba y me siento increíblemente halagada, feliz y emocionada«. Y es que, a pesar de llevar toda su vida dedicada al mundo del flamenco, Fernández siempre ha sido una persona muy modesta y discreta, de labor constante y callada, de las que van construyendo grandes edificios pero sin hacer ruido, sin hacerse notar… «Yo tengo mis metas marcadas desde hace muchos años y me encamino hacia ellas. Trato de hacer mi labor con respeto y conocimiento y el que te reconozcan eso es maravilloso«, destaca la onubense.

Comenzó a impartir clases con 17 años.
Comenzó a impartir clases con 17 años.

Rocío es bailaora y profesora de flamenco, de hecho tiene su propia academia en Huelva capital, ‘Los Cabales’, que puso en marcha en el año 2009 con una idea de trasfondo: que ningún onubense tuviera que marcharse fuera de su tierra, como le pasó a ella, para recibir alta formación en este arte Patrimonio Inmaterial de la Humanidad.

Y es que la relación de Fernández con el flamenco comenzó cuando ella era pequeña, en las clases extraescolares y de las asociaciones de vecinos. «Me recuerdo desde chica bailando, porque además mi familia es muy de música popular, de Rocío y sevillanas», comenta la bailaora. Un día, una monitora le dijo a su madre que ya no podía enseñarle más a su hija, que aprendía muy rápido y que tenía sobradas cualidades para la danza.


Puerto de Huelva

Montó su academia en 2008.
Montó su academia en 2009.

Entonces, con ocho años, la apuntaron a una escuela privada de danza en Huelva donde la preparación era equivalente a la que ofrecían en los conservatorios. «Empecé a estudiar la carrera de Danza Española y, antes de terminar, en la misma escuela donde estudiaba, empecé a impartir clase», explica. Tenía por entonces sólo 17 años y llevaba toda su vida compaginando su formación reglada en los centros escolares de Adoratrices, José Regidor (actual IES Estuaria) y Femenino, con la específica de la danza, especialmente flamenco.

Esa doble carrera de fondo, la académica y la artística, continuó en los años sucesivos, diplomándose en Educación Musical en la Universidad de Huelva y estudiando oposiciones de Primaria -que aprobó en 2008 aunque sin plaza-, a la par que trabajaba como profesora en escuelas de danza, hasta que en 2009 decidió montar la suya propia. «Doy clase de flamenco y danza española desde 2008 en la Escuela Municipal de Danza y Música de Aljaraque y lo compagino con la dirección de ‘Los Cabales’, donde además imparto flamenco, aunque también tenemos clases de baile clásico, guitarra flamenca, percusión, etc.», señala Rocío.

Rocío se ha formado con grandes maestros. / Foto: Alejandro Rodicio.
Rocío se ha formado con grandes maestros. / Foto: Alejandro Rodicio.

Para enseñar a sus alumnos y hacerlo con calidad, para Fernández siempre ha sido prioritaria la formación. Por eso, a lo largo de su trayectoria se ha escapado ‘fuera’ -Sevilla, Córdoba, Málaga, Madrid…-, cuando el volumen de trabajo y las responsabilidades se lo han permitido, para aprender con los mejores. Así, sus maestros han sido grandes figuras como Eva Yerbabuena, Antonio Canales, Merche Esmeralda, Rocío Molina, Rafaela Carrasco, Javier Latorre, Javier Barón, Patricia Guerrero, Valeriano Paños y Matilde Coral, entre muchos otros. Además, en este sentido, Rocío nunca para y sigue asistiendo a cursos y seminarios para continuar aprendiendo de aquellos a quien admira y respeta.

La onubense ha participado en multitud de espectáculos. / Foto: Manuel Contioso.
La onubense ha participado en multitud de espectáculos. / Foto: Manuel Contioso.

Asimismo, ella también es muy valorada en su sector, donde ha trabajado con artistas como Manguara o El Peca, ha participado en el Ciclo Jóvenes Flamencos de Cajasol, en infinidad de espectáculos como ‘Escríbeme a la tierra’, de Augusto Thassio, u ‘Origen Flamenco Project’, además de llevar sus raíces a diferentes lugares del mundo realizando actuaciones dentro de circuitos de baile. Su último proyecto es ‘Lo bolero, lo flamenco’, el nuevo espectáculo de Paco Cruzado, que la onubense ha coreografiado y en el que también baila.

A nivel de su escuela, Rocío tiene ahora entre manos una iniciativa llamada ‘Bailando a la Navidad’ en la que participan todos los grupos de alumnos de su centro, desde los pequeños de tres años hasta los más mayores, muchos de los cuales ya han cumplido el medio siglo. Se trata de villancicos populares arreglados al flamenco de manera muy original y coreografiados por Fernández. Una preciosa iniciativa para estas fechas de la que podrán disfrutar los onubenses que acudan al Gran Teatro el próximo 29 de diciembre.

La enseñanza del flamenco es algo que la llena. / Foto: Alejandro Rodicio.
La enseñanza del flamenco es algo que la llena. / Foto: Alejandro Rodicio.

Será una muestra del trabajo que la bailaora realiza con sus alumnas, al que se ha consagrado porque le satisface mucho, como ella bien explica: «sobre todo la faceta de coreógrafa, trabajar con músicos que me inspiren, que me muevan algo diferente. Gente de Huelva, como Fran Roca, Lito Mánez, Carmen Molina, Israel Moro… gente genial y con una visión parecida a la mía. El punto de crear y enseñar me llena muchísimo, incluso hasta más que el mostrarlo y bailar yo».

Rocío también es coreógrafa.
Rocío también es coreógrafa.

Pero además de por concebir el flamenco como su forma de vida, Rocío valora el Premio que recibirá el próximo 29 de noviembre en el Teatro Municipal de Trigueros como una recompensa por su contribución a fomentar y trabajar el potencial artístico onubense. Y es que la joven siempre ha sentido que tenía un compromiso con su tierra, con la danza y con el flamenco, un compromiso que la ha llevado a permanecer en la provincia, formando a nuevas generaciones, en lugar de ser egoísta y centrarse en su carrera como bailaora y olvidarse de la docencia. «Me afinqué aquí y continúo con la labor que quería hacer porque pensé que en Huelva había pocos sitios donde formarse y, a pesar de salir y entrar, sigo aquí, intentando ofrecer una enseñanza de calidad respecto a la danza española, el flamenco en particular, con rigor y seriedad«, explica la artista.

Rocío le dedicará el Premio a su familia y alumnos. / Foto: Manuel Contioso.
Rocío le dedicará el Premio a su familia y alumnos. / Foto: Manuel Contioso.

Por último, Rocío asegura que tiene muy claro a quién dedicará su Premio. Por un lado, a su familia, que la ha apoyado siempre en todas sus decisiones; también a sus alumnos, «porque son el motor de todo, por su entrega, su confianza en mí, su incondicionalidad…»; sin olvidar a sus amigos y, como no, a sus maestros, «porque cada uno me ha aportado un poco de lo que soy», en especial a Rafael Estévez, director del Ballet Flamenco de Andalucía.

Así pues, se trata de un merecidísimo Premio Huelva Joven al Arte, con mayúscula, de esta bailaora que se propuso hacer de su tierra digna cuna de la enseñanza del flamenco.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Mercedes
matsa
Hospital Quirón
Giahsa
Cocehu
Turismo Huelva
Aguas de Huelva
Las cosas del toro
Atlantic Copper
Ayuntamiento de palos de la frontera
Caja Rural hipoteca joven
cepsa
Diputación de Huelva