Sobre el futuro de Huelva

3
328

Benito A. de la Morena. No sabía qué escribir hoy al haber tantas y tantas noticias nacionales e internacionales que comentan a diario en los medios de comunicación, pero finalmente me he decantado por ésta que, no por ser más local, se le debe restar importancia, me refiero al futuro de Huelva, ese futuro que nos quieren planificar ahora para los próximos cuatro años, cuando el futuro no debe tener un horizonte tan próximo; ese futuro en el que se nos habla de no sé qué aeropuerto en el intervienen los intereses económicos de unos cuantos, sin plantearse los intereses del colectivo social que pagará con sus impuestos su construcción; ese futuro que nos hace avanzar melancólicamente hacia la ría, cuando los suelos contaminados nos aconsejan mirar hacia el nor-noroeste; ese futuro que nos deja sin tren y sin línea por la que nuestros trenes circulen devolviendo la dignidad al aislado usuario onubense; ese futuro que predice la “espantá” turística ante tanto desatino promocional…

Y podríamos seguir, seguir y seguir, pero ya me cansa predicar en un erial donde la cultura está en un segundo plano y el dominio corresponde a cuatro “césares” que manejan los interés de una ciudadanía a la que han enseñado a dejar en sus manos los temas trascendentes de su ciudad, de su futuro y de sus hijos, pero he aquí que estos “imberbes” jovenzuelos aprendieron a leer y a interpretar lo que sus mayores no entienden y, lo que es mejor, a protestar por aquello con lo que no comulgan y ahora se están empezando a agrupar…

Los “césares” parece que se han dado cuenta y han empezado a sonreír a los “imberbes”, pero éstos sí están más cultivados que sus padres y tienen ese descaro que la juventud permite como para llamar de tú al “césar” y no dejarse engañar y, además están tomando posiciones en los parlamentos, en los ayuntamientos y en unas calles que siempre tuvieron tomadas y, curiosamente, pudiera ocurrir aquí, en mi bonita ciudad, lo mismo que en Cataluña, en donde la democracia cristiana de Convergencia se alía con los radicales y anarquistas de Ezquerra y alguno más, solo por conservar el poder, pues ya se sabe que los “césares” se mezclan con descaro tan solo para buscar el poder, su poder, nunca el bienestar del pueblo…

Los “césares” de Huelva son conocidos de muchos, y ellos seguro que se sienten reflejados en este escrito, si es que llegan a leerlo, y si alguien de ustedes no los recuerda, no se preocupen que cualquier día saldrán en los medios de comunicación como “presuntos” de esos que ni roban, ni matan, pero crecen y enriquecen gracias a todos nosotros, pues existe un orden jurídico que más tarde o más temprano llega a todos los lugares, aunque estemos en el suroeste de Andalucía…

Va uno entrando en edad y reafirmando sus raíces intelectuales que le permiten mirar a la cara y llamar por su nombre a los “césares”, pero me siento feliz de comprobar que ya hay mucha gente que también está dispuesta a hacerlo y, si eso es una manera de limpiar el patio trasero de mi ciudad y de mi provincia, me sentiré feliz de esta humilde contribución escrita.

3 Comentarios

  1. Muy acertado y oportuno el comentario . Habrá que sumar otras voces a esta voz solitaria y valiente para que que no nos manejen por intereses de unos pocos.
    El aeropuerto- una absoluta barbaridad, su construcción- es un ejemplo y el abandono de políticas culturales serias y la desidia ante la contaminación que envenena nuestras vidas y la incomunicación de esta provincia alejada de la mano de dios y de sus propios hijos.

  2. los “césares” se mezclan con descaro tan solo para buscar el poder, su poder, nunca el bienestar del pueblo…
    Eso dice este señor, Don Benito de la Morena, que cada día me asombra más.
    Ya hace mucho que conocí su capacidad de reflexión. Poco tiempoo después, descubrí que, además, es inteligente.
    Con el tiempo, me asombró su cercanía a este suelo magnífico de la provincia de Huelva.
    Hoy, no tenemos más remedio que ponernos a su lado y cantar las mismas notas. Con su ritmo y color. Junto a él, magnífico en sus renglones, que sabe lo que dice y lo dice sabiendo decirlo.
    Que Huelva se ponga de pie para leer con respeto las frases simples y sabias de este Señor.
    Porque la verdad no necesita renglones rebuscados y «resultones». Basta con decirla para que se entienda facilmente.
    Como hace Benito de la Morena, Excelentísimo Señor. Nosotros lo sentimos excelente en todo lo que piensa y dice.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here