Fernando Ramírez: «La transparencia inmobiliaria no sólo debe ser bandera de nuestra agencia, sino de todo el sector»

FernandoRamírez
Fernando Ramírez.

Miguel Ángel Velasco. Fernando Ramírez pudiera haberse dedicado a seguir la corriente del negocio paterno. Su padre, también Fernando Ramírez, propietario de la conocida firma onubense Mudanzas Huelva, le ofreció la oportunidad de seguir la estela familiar del negocio pero él, emprendedor donde los haya, rechazó esta invitación y se abrió las puertas a sus propias convicciones.

– ¿Cómo se entiende, Fernando, que teniendo un negocio familiar en el que acogerte y madurar te tiraras por algo tan distinto como este sector?
– En verdad, no te sabría contestar. Es cierto que hubiera podido continuar en el negocio de mi padre pero me metí en este mundo sin que al principio existiera en él algo que me atrajera, pues no lo conocía, me era totalmente nuevo. Antes de montar mi propio negocio estuve trabajando durante unos meses en otra inmobiliaria, a fin de ir conociendo de qué iba esto, de ir forjándome en un mundo que me era totalmente desconocido y decidir si era o no mi meta. Pronto descubrí que si, que me desenvolvía muy bien en este mundo, que me interesaba y quería aprender y aprender para ser cada día un poco mejor. Así que hace dos años monté mi propio negocio, más como Corredor de Pisos, que como Inmobiliaria, en la zona de Isla Chica, de Huelva. Empecé de cero, con mi primer sueldo de 800 euros y una casa que logré vender.

FernandoRamírez4
En su despacho, en el interior de Inmobiliaira FR.

– Y, desde entonces, ¿qué puedes destacar?
El contacto con las personas. Hacer relaciones es algo que me fascina. Este contacto personal, es esencial y enriquecedor, me hace crecer muchísimo. Me encanta saber y notar que la gente confía en mí, que no soy un vendedor de humo al uso, que voy a corazón abierto y que el engaño o la mentira no van conmigo. Por ello, notar la cara de satisfacción de los clientes, sus miradas pidiéndome consejo, me resulta el mejor precio posible que me pueden pagar. Te puedo decir que no hay día en el que no me acueste sin haber aprendido algo nuevo.

Fernando Ramírez2
Cristina López, del equipo de Inmobiliaria FR.

– Aún cuando tu edad no te haya permitido vivir en primera persona el conocido “ crack inmobiliario”, su repercusión si te ha llegado a la actualidad. ¿ Qué opinión te merece todo ello?
– Para poder hablar con conocimiento de causa de todo este asunto, de lo que ocurrió sobre el 2007, he leído mucho sobre el tema e incluso me puse en contacto telefónica con una de las personas de mayor relieve del mercado inmobiliario español. Grosso modo, decirte que creo que el problema nace desde el Gobierno, que es el que deja o no hacer, que permite se den circunstancias como aquellas.. Por un lado, desde el año 99, con Aznar en el gobierno, se liberalizó el mercado inmobiliario que, entre otras muchas cosas, se podía ejercer en el mercado sin título o conocimiento ninguno. Todo valía, siempre y cuando la economía creciera. No existía control ni regulación alguna. Control éste que debiera corresponder al Banco de España, que para ello está y es una de sus funciones, la de controlar el mercado financiero nacional. Aquello parece ser que fue una pequeña “ Jauja” , un terreno sin vallar. Y, en tercer lugar, ante este panorama, los demás bancos siguieron igual estela y abrieron el grifo económico a todo quién se lo pedía sin controlar ingresos particulares, avales o garantías debidas necesarias. En definitiva, el afán recaudatorio del Gobierno es voraz y empuja a la compra en perjuicio, por ejemplo, de el alquiler. Todo viene y nace de una mala gestión gubernamental.


Puerto de Huelva

En la puerta de la inmobiliaria en calle Berdigón.
En la puerta de la inmobiliaria en calle Berdigón.

– Y el resultado de todo aquello lo podemos ver desde hace unos fatídicos años.
– Efectivamente. Se ha pagado precios tan increíbles e imposibles por inmuebles que ha dejado condenada a personas, a familias enteras, de por vida, con hipotecas tan altas , tan por encima de sus posibilidades reales que nunca podrán pagar, ni mucho menos vender al precio de compra original. Ese precio, abusivo al máximo, nunca ya llegará de nuevo. Porque claro, a ese boom de la construcción en el cual se basaba la economía nacional y a su posterior caída, lleva acarreada , como fichas de dominó, todos los demás elementos de ese hipotético Estado de Bienestar. No hay casas no hay trabajo; no hay trabajo no hay dinero; no hay dinero no se puede pagar a los bancos y encima éstos cierran el grifo de los créditos que tan abiertamente nos habían metido antes por los ojos….

– Y del presente…
– Hay que ser optimistas, moderadamente optimista para no caer en anteriores lecciones. Hay que partir de la base de que nada ya será igual y que los planteamientos son y deben ser diferentes, radicalmente distintos a los que hasta ahora han venido imperando. Entre comillas podemos decir, que nos encontramos en la “edad de oro de la vivienda”. Los precios se van a tornar reales, lejos de toda especulación anterior, hasta en un 80% de su valor real de mercado. Podemos ver, aunque de forma todavía débil, que los bancos bajan los intereses a la medida que van abriendo la posibilidad de conseguir créditos, que bajan los valores fiscales aún cuando no sean en la rapidez deseada. Pero tenemos que ser optimista y pensar, y así los hechos reales nos lo vienen demostrando día a día, que podemos acceder a viviendas por precios asequibles, reales y auténticamente baratos. Sobre todo si los comparamos con los que reinaban pocos años atrás.

FernandoRamírez5
Atendiendo a una clienta.

– Después de tan amplia como buen compendio que nos ha realizados de las vicisitudes históricas recientes del sector, ¿ qué papel viene a ocupar o suplir Inmobiliaria FR, en el mercado provincial onubense?
– Te puedo decir con toda sinceridad que nosotros, que los servicios que nosotros podemos ofrecer y ofrecemos, son aquellos en los que creemos. No miramos a nadie, ni nos reflejamos en nadie, sino en nosotros mismos. Yo soy un consumidor más, al igual que mis clientes y, por tanto quiero y exijo que me traten con transparencia, con humildad, que me oigan y sepan donde están mis límites. Que estos límites son reales y no están sujetos al hacer artificiosamente profesional de un vendedor que me va a arrojar al precipicio económico. Que todo lo pinta bonito y después nada es real. Algo que antes, con las megas agencias inmobiliarias se daba mucho. Quiero que mi cliente nos vea como un grupo de personas con aptitud y actitud. Como consumidores, vuelvo a repetir, como son ellos. Así pienso que se llega al éxito. Premisas y bandera para ello debe ser la de realizar una valoración seria del producto, no vender humos, no engañar a nadie.

Como resumen, puedo decirte que mi negocio va in crescendo, aunque seamos realista y me conformo, lo digo sin ningún tipo de rubor, en estos momentos, con ir amortizando. En la actualidad tenemos todo aquello con lo que soñé. Un buen local en pleno centro de la capital, todo al exterior, un buen servicio y una mejor clientela. Por tanto, lo que queda es luchar, luchar y luchar y, de seguro, poco a poco, vendrán los resultados.

– Y para continuar, Fernando, sigue manteniéndose en este país la filosofía eterna de comprar antes de alquilar…
– Es muy difícil acabar con el mito de que la vivienda es la mejor inversión que podemos realizar; es algo telúrico como la idea de la herencia, “Heredarás mi casa”. Todo muy del derecho romano donde existía como principio básico la idea de la posesión como elemento aglutinador de la propiedad. Acuérdate que el propio Kant definía el Derecho, en relación con la propiedad, como aquello que siento tan mío que su uso sin mi permiso me hace daño. Pero dejándonos de concepciones históricas te diré que se está alquilando mucho, en la actualidad,. Casi todos los meses son muchas las personas que se acercan a preguntar y formalizar contratos de alquiler. Lo que ocurre es que al ser tan bajos los precios que rigen hoy, la gente se sigue encaminando más hacia la compraventa. Además, por otro lado, está el criterio economicista del Gobierno de turno que favorece la compraventa porque así, a la vez, se ven favorecida la Hacienda pública y lógicamente no fomenta como debiera el alquiler puesto que no les interesa.

– Entonces poseéis una amplia cartera de productos.
– Así es. Aparte de nuestras viviendas ofertadas por los clientes que han confiados en nosotros, en sitios tan distintos y dispares como la zona de El Conquero, Dehesa Golf, Bellavista, Zona Centro, La Orden, Fuentepiña, Isla Chica o La Joya, por nombrarte algunas, tenemos también aquellas otras que nos ofrecen los Bancos para su negociación y venta y que suelen ser Promociones sin vender o pisos y locales nuevos o inmuebles que han sufrido las consecuencias de las que anteriormente hemos hablado. Y además, aparte de la capital tenemos ofertas de toda la provincia e inmuebles y locales desde Alájar, Punta Umbría, toda la costa hasta San Juan del Puerto o Aracena.

– Y finalmente…
– Lo que te dije al principio, Fernando Ramírez, Inmobiliaria FR, trabaja con el lema de que nuestra bandera es la transparencia inmobiliaria, en su gestión y en su ejecución.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Mercedes
matsa
Junta de Andalucía impuestos
Hospital Quirón
Giahsa
Cocehu
Aguas de Huelva
Las cosas del toro
Atlantic Copper
Ayuntamiento de palos de la frontera
Caja Rural hipoteca joven
cepsa
Diputación de Huelva