La desconocida biblioteca victoriana del barrio inglés de Bellavista, una joya al descubierto

2
1089
Una biblioteca victoria desconocida.
Comparte esta noticia
Barrio de Bellavista. / Foto: juntadeandalucia.es
Barrio de Bellavista. / Foto: juntadeandalucia.es

Mari Paz Díaz. Las numerosas investigaciones que existen sobre la presencia británica en Huelva hacen pensar que son pocos los detalles que desconozcamos de cómo era la vida de los ingleses en la provincia onubense. Sin embargo, todavía son muchos los hechos, los detalles, los lugares o las personas de esta etapa que permanecen ocultos, esperando salir a luz a través de algún estudio o hallazgo.

Una biblioteca victoriana desconocida.
Una biblioteca victoriana desconocida. / Foto: Pedro Carrasco.

Es el caso de lo que sucede con la Biblioteca Victoriana que durante años fueron creando los ingleses que habitaron en el barrio inglés de Bellavista, en Minas de RiotintoSe trata de una auténtica joya que ahora ha visto la luz a través del trabajo de investigación realizado por licenciada en Filología Inglesa y Humanidades por la Universidad de Huelva María Dolores Carrasco Canelo, profesora de Enseñanza Secundaria en el IES del Andévalo de Puebla de Guzmán.

Los ingleses crearon un club y su consiguiente biblioteca en Bellavista, reproduciendo el modo de vida de las islas británicas. / Foto: Pedro Carrasco.
Los ingleses crearon un club y su consiguiente biblioteca en Bellavista, reproduciendo así el modo de vida de las islas británicas. / Foto: Pedro Carrasco.

Carrasco, que se encuentra realizando su tesis, ha tenido la posibilidad de acercarse a un aspecto hasta ahora poco estudiado de la forma de vida de los ingleses que llegaron a Riotinto tras la venta de las minas a los británicos en el año 1873, es decir, en plena época victoriana. Nos referimos a su interés por la lectura. Sí, porque, como aclara la autora, «a partir de ese momento la sociedad extranjera, principalmente británica, se traslada a esta localidad y se instala allí reproduciendo los patrones y modelos que habían dejado en las islas británicas. Entre estas pautas de estilo de vida se encontraba la fundación de un club social y su consecuente biblioteca, como era lo propio de la época en su tierra natal».

El espacio venía a suplir una necesidad cultural de los ingleses desplazados a Riotinto. / Foto: Pedro Carrasco.
El espacio venía a suplir una necesidad cultural de los ingleses desplazados a Riotinto. / Foto: Pedro Carrasco.

Es decir, la Biblioteca que se fue diseñando en Bellavista era claramente un lugar a imagen y semejanza de otros espacios similares de su país de procedencia, en este caso, para su  formación y enriquecimiento espiritual, contando con unos cimientos puramente victorianos. Su objetivo o finalidad no era otro que la pura satisfacción personal y el desarrollo cultural de los ingleses desplazados a Riotinto para trabajar en las minas.

Directivos de la Riotinto Company Limited, S. A.
Directivos de la Riotinto Company Limited, S. A.

Este centro es un buen termómetro de las relaciones creadas entre ingleses y riotinteños, ya que su desarrollo y evolución fue pareja a las vicisitudes que tuvo la zona minera desde finales del siglo XIX hasta buena parte del XX. No en vano, esta Biblioteca de Bellavista atravesó diferentes momentos a lo largo de su historia, viviendo un punto de inflexión a partir de 1954, cuando las minas volvieron a manos españolas.

La biblioteca cuenta en la actualidad con unos 2.000 ejemplares. / Foto: Pedro Carrasco.
La biblioteca cuenta en la actualidad con unos 2.000 ejemplares. / Foto: Pedro Carrasco.

Por tanto, conocer en profundidad los detalles de esta centro tiene un enorme interés. Para María Dolores Carrasco, «esta Biblioteca es única en su naturaleza, aquí en la provincia de Huelva, pues lo que se conserva de la misma es tan sólo una parte mermada de lo que llegó a ser».

Y es que no se han conservado todos los libros que llegaron hasta Huelva, ya que «existe constancia de que durante una época no se compraban libros para la Biblioteca, porque se tomaban prestado de otros centros (bibliotecas y clubs) de Londres y posteriormente se devolvían, pero no se conserva ningún registro completo de todos los libros que pasaron por las estanterías de la Biblioteca del Club Inglés Bella Vista en Minas de Riotinto», apunta la investigadora.



La profesora acaba de sacar a la luz todos los detalles de esta biblioteca en un libro. / Foto: Pedro Carrasco.
La profesora acaba de sacar a la luz todos los detalles de esta biblioteca en un libro. / Foto: Pedro Carrasco.

Todos estos detalles han visto la luz ahora a través de una publicación que acaba de presentar esta profesora bajo el título de Una Biblioteca Victoriana en Minas de Riotinto, un libro que ha sido publicado por el Servicio de Publicaciones de la Universidad de Huelva. La edición ha sido presentada precisamente en el Club Inglés en Bella Vista dentro de los actos conmemorativos del 135 aniversario de Club.

María Dolores Carrasco, durante la presentación del libro. / Foto: Pedro Carrasco.
María Dolores Carrasco, durante la presentación del libro. / Foto: Pedro Carrasco.

La realización de este libro realmente comenzó como suelen ocurrir muchas de las cosas que realmente importan, por azar. Según recuerda la autora, fue «la doctora María Losada Friend, mi directora de tesis, quien me habló de la existencia de un conjunto de libros que se encuentra actualmente en la Biblioteca de la Universidad de Huelva y que procedía de lo que fue la Biblioteca de recreo del Club Inglés en la barriada de Bella Vista en Minas de Riotinto». Es decir, las publicaciones de aquella biblioteca se encuentran en estos momentos custodiadas por la Onubense.

María Dolores se inició en esta investigación por azar.
María Dolores se inició en esta investigación por azar. / Foto: Pedro Carrasco.

A partir de este primer contacto, a Carrasco le llamó la atención el hecho de que aquella colección estaba conformada por casi 2.000 ejemplares de una amplia variedad temática, unos datos muy atractivos para una persona como ella, que estaba matriculada en el programa de doctorado sobre ‘Enseñanzas de Lenguas y Canon Literario Occidental’, siendo esta biblioteca un ejemplo claro de canon literario contextualizado en las siempre polémicas barreras entre la época victoriana y el siglo XX.

«La literatura siempre ha sido mi pasión y en estos volúmenes podía estudiar qué obras habían sobrevivido a todas las vicisitudes de llegar desde Inglaterra a Minas de Riotinto a finales del siglo XIX y principios de XX para satisfacer el espíritu, siempre inquieto, de los británicos desplazados a este rincón de su imperio», puntualiza.

Los ingleses trasladaron su cultura y costumbres a Huelva. / Foto: http://www.rfet.es/es_rfet_historia.html.
Los ingleses trasladaron su cultura y costumbres a Huelva. / Foto: http://www.rfet.es/es_rfet_historia.html.

Con todo ello, en este libro se realizan varias aportaciones relevantes. En primer lugar, su principal característica está en haber sacado a la luz la existencia de esta colección de libros y su valor documental que ha estado olvidado e ignorado para el mundo académico durante mucho tiempo.

Pero, además, para la autora, «este trabajo supone un ejemplo de cómo el pueblo británico se ha comportado siempre de forma muy recelosa con su identidad y cultura y la ha salvaguardado y mantenido, incluso cuando se ha encontrado fuera de las islas británicas. Aquí se demuestra que siempre se mantuvieron fieles a sus más puras señas de identidad como son su idioma, ya que la mayoría de estos libros están escritos en inglés, y consecuentemente a su cultura».

Salón de la casa nº 21 de Bella Vista.
Salón de la casa nº 21 de Bella Vista, muestra de la forma de vida de los ingleses.

Por último, no debemos mirar a este libro como un objeto de investigación concreto, sino que es un estudio mucho más amplio al mostrar aspectos de carácter social y cultural de la estancia británica en Huelva al recoger «lo exquisita, rigurosa y ordenada que era la sociedad británica en todo aquello a lo que se dedicaba, incluso con las labores relacionadas con su ocio y tiempo libre, como era la lectura y organización de una biblioteca. Estas peculiaridades también responden a una filosofía victoriana», de ahí que estas páginas complementan otros trabajos que se han centrado en cuestiones económicas y políticas en el ámbito de las minas.

La autora expuso algunas de estas ideas durante la presentación del libro.
La autora expuso algunas de estas ideas durante la presentación del libro. / Foto: Pedro Carrasco.

«Además -añade Carrasco- ofrezco una panorámica del canon literario que se fraguó en esta Biblioteca, partiendo de un gusto por literatura inglesa que se extendió a la de otras nacionalidades como norteamericana, francesa e incluso algunos títulos, aunque en menor medida, de literatura alemana, italiana y rusa. Una huella tangible y material de la presencia británica, unos libros que se conservan en la actualidad en la Biblioteca de la Universidad de Huelva».

Portada del libro presentado.
Portada del libro presentado.

Con todo ello, esta publicación supone una apuesta por la necesidad de conservar este patrimonio cultural  que posee Huelva, a pesar de que esta Biblioteca ha estado olvidada e ignorada durante años.

El libro ofrece ilustraciones. / Foto: Pedro Carrasco.
Un detalle del interior del libro. / Foto: Pedro Carrasco.

Por ello, esta investigación pretende continuar para saber «cómo y dónde se ubicaría esta Biblioteca en la Historia de las Bibliotecas de Reino Unido y sus colonias u otros enclaves que, sin ser colonias, ellos administraron bajo una mentalidad colonial, como era el caso de Minas de Riotinto».

Una cuestión que, sin duda, promete alcanzar mucha difusión, ya que se trata de un aspecto de la historia cercana de la provincia onubense que estaba por descubrir.

2 Comentarios

  1. Está bien que alguien se dedique a divulgar estas joyas casineras que tenemos. Gracias a María Dolores Carrasco por su aportación. Y también a Alfredo, Aquilino y otros amigos del Club de Bella Vista, que están haciendo una extraordinaria labor de conservación y divulgación de su patrimonio.
    Desde Azoteas, proponemos anotar el nombre de este Club Inglés en todas las agendas de viaje que transcurran por las cercanías de Riotinro.

  2. No conviene olvidar que este grupo de Directivos está realizando un excelente trabajo de desarrollo actual de la biblioteca del Club Inglés, que es digna continuación de aquella que nació durante la estancia inglesa.
    Con el apoyo de su presencia permanente y bien cuidada en internet, desde donde informan de cuantas novedades surgen en la actual biblioteca.
    Bien por ellos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here