Bmw

El Centro de Aviones no Tripulados de El Arenosillo estará listo el 31 de diciembre de 2015

La hoja de ruta prevé que los trámites administrativos estén resueltos en mayo de 2014, así como gestionar la licitación del Proyecto CEUS a principios de este año para comenzar las obras en verano, las cuales tienen una duración estimada de año y medio. La selección para los puestos de trabajo no se iniciará hasta la segunda mitad de 2015.

Las instalaciones constarán de dos hangares y un edificio de oficinas. / Fuente: INTA
Las instalaciones constarán de dos hangares y un edificio de oficinas. / Fuente: INTA

Ana Rodríguez. 31 de diciembre de 2015. Ésa es la fecha tope para que el Centro de Experimentación de Aviones no Tripulados, el llamado Proyecto CEUS, esté listo para empezar a funcionar. Un espacio que se ubicará cerca de las instalaciones del Centro de Experimentación de El Arenosillo (CEDEA) que el Instituto Nacional de Técnica Aeroespacial (INTA) tiene en el municipio de Moguer y que ha sido promovido por este último en cooperación con la Agencia de Innovación y Desarrollo de Andalucía (IDEA) y el Ministerio de Economía y Competitividad.

El director del Cedea-INTA, José Parejo-Bravo, ha indicado que el 31 de diciembre de 2015 es “la fecha de finalización de entrega de certificaciones y de devolución del préstamo de los Fondos Feder, por tanto, antes del último día del año el Centro tiene que estar terminado para empezar a funcionar en 2016”.

Presentación del proyecto en el INTA.
Hace unos días el Proyecto fue presentado por el consejero Sánchez Maldonado, el subdirector de Experimentación y Certificación del INTA, Bartolomé Marqués, y el alcalde de Moguer, Gustavo Cuellar.

Llegar a tiempo y cumplir con los plazos implica seguir una hoja de ruta que Parejo-Bravo detalla de la siguiente manera: “las gestiones administrativas pendientes esperamos que se resuelvan para mayo de 2014. La tramitación de licitación del proyecto y la obra empezaremos a hacerlos a principios de este año que entra con idea de que la construcción se inicie en el verano de 2014 y que esté lista a finales de noviembre de 2015. Así, la selección de personal se iniciaría en la segunda mitad de ese año”.




Los trámites administrativos pendientes a los que hace referencia el director del INTA son la Declaración de Impacto Ambiental, que tiene que publicar el Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente; la Autorización Ambiental Unificada cuya concesión depende de la Consejería de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio de la Junta de Andalucía y, por último, la creación de un Plan Especial por parte del Ayuntamiento de Moguer para modificar los usos urbanísticos de la zona.

En este sentido, los agentes sociales ya han sumado esfuerzos y pedido públicamente agilidad a las administraciones públicas para que se puedan cumplir los plazos fijados desde la UE y hacer realidad este Centro.




El centro de aviones no tripulados estará en el Arenosillo. / Foto: elsiglo.com.
El centro de aviones no tripulados estará en el Arenosillo. / Foto: elsiglo.com.

El Proyecto CEUS supondrá la inversión de 40 millones de euros, de los cuales la Junta de Andalucía, a través de IDEA, aportará seis; el Ministerio de Economía y Competitividad, a través del Fondo Europeo de Desarrollo Regional, 32 millones y los dos restantes correrán por cuenta del INTA. Por otro lado, el INTA aportará toda la infraestructura ya existente en sus instalaciones del CEDEA, así como el conocimiento adquirido por su equipo técnico y profesional especializado en ensayos de calificación y certificación en sistemas aeronavegables.

Infraestructura. En las 75 hectáreas de terreno que ocupará el Centro y que han sido cedidas por el Ayuntamiento de Moguer, se construirán dos pistas, una asfaltada y otra de tierra compacta, dos hangares que serán los laboratorios del Centro y un edificio de servicios generales (oficinas, administración y sala de reuniones). El mayor espacio será para las pistas, fundamentales para realizar los ensayos requeridos en certificación en las que sean necesarias maniobras de despegue y aterrizaje de los aviones no tripulados. Ello implicará realizar importantes movimientos de tierra para solventar los desniveles, tarea imprescindible para optimizar las pistas.

El anteproyecto de toda esta infraestructura ya se está elaborando y “aunque la idea está más o menos lista, luego tendremos que ir al ajuste fino”, comenta el director del CEDEA-INTA. Para redactar el pliego de prescripciones técnicas a presentar cuando la edificación de la obra salga a licitación pública, los responsables del proyecto CEUS han contratado los servicios de una empres que les está ayudando a afinar las mismas. A este respecto, Parejo-Bravo señala que “probablemente, la empresa que finalmente se haga con el proyecto buscará la mano de obra para realizar la construcción de las instalacines en la provincia de Huelva, independientemente de que puedan venir maquinaria y personal técnico de fuera”.

Recreación de uno de los hangares. / Fuente: INTA
Recreación de uno de los hangares. / Fuente: INTA

Según el director del CEDEA-INTA, el proceso de construcción durará un año y medio y el presupuesto, aunque no está cerrado porque tiene que salir a concurso y dependerá de las ofertas, se estima que rondará entre los 22 y los 24 millones de euros.

Empleo. Respecto al número de puestos de trabajo que generará el Centro y que las autoridades han estimado en 250 directos y 500 indirectos, el director del CEDEA-INTA considera que la cifra barajada de empleos directos será factible a medio-largo plazo pero no necesariamente al comienzo de la puesta en marcha del Centro, incluso afirma ser “más positivo” en las estimaciones realizadas en relación al empleo indirecto, que considera podría superar los 500 puestos de los que se ha hablado hasta ahora. “Por supuesto, todo son hipótesis, pero si soy tan optimista en este sentido es porque estamos hablando un sector productivo en  plena evolución y desarrollo. Todo dependerá de la cartera de clientes que consigamos en los dos próximos años; claro está que nosotros pensamos que será buena, pues hay muchas empresas interesadas en el uso de las futuras instalaciones”, indica José Parejo-Bravo.

Desde que se dio a conocer el dato de los puestos de trabajo que generaría el Proyecto CEUS, no han sido pocos los onubenses que han comenzado a preguntar dónde pueden echar su currículum de cara a un futuro proceso de contratación. A este respecto, el director del Cedea-INTA señala que “las personas que deseen venir al Cedea y dejar su CV pueden hacerlo y lo incorporaremos a nuestra base de datos pero aún no hemos determinado qué tipo de perfiles vamos a necesitar. El año que viene haremos un organigrama del Centro y a partir de él elaboraremos una lista de puestos de trabajo y estableceremos las formas de contratación, aunque no se empezará a trabajar hasta 2016”.

Un momento de la reunión entre empresarios y sindicatos.
Empresarios y sindicatos muestran su apoyo al Centro.

En términos de empleo y generación de riqueza, cabe destacar que el proyecto tendrá gran impacto socio-económico en la provincia de Huelva, al servir de base para el desarrollo de su tejido económico y empresarial . En este sentido, el Centro traerá aparejadas a su construcción y posterior desarrollo nuevas industrias de tecnología punta que se asentarán en los polígonos industriales existentes de San Juan del Puerto, Moguer, Lucena del Puerto, etc. y hasta un centro de prácticas y obtención de horas de vuelo simuladas para pilotos remotos de sistemas UAS, hecho relevante si tenemos en cuenta que la previsión es que hacia el año 2020 las normas de navegación permitirá a los aviones de carga comercial volar sin tripulación, utilizando la tecnología que se experimentará en el CEUS.

También las existentes industrias aeronáuticas desarrolladas en las provincias de Sevilla y Cádiz se verán beneficiadas con el nacimiento de CEUS, así como las universidades andaluzas, con las que se colaborará para poner en marcha nuevos proyectos que permitirán la transferencia del conocimiento de los grupos de investigación a la industria.

Beneficios. La aviación no tripulada, conocida por las siglas inglesas UAS (Unmanned Aircraft Systems), constituye actualmente una de las áreas con mayor proyección de la industria aeronáutica.

El edificio de oficinas incluirá una sala de reuniones. / Fuente: INTA
El edificio de oficinas incluirá una sala de reuniones. / Fuente: INTA

El proyecto CEUS supone una ampliación del Centro del Arenosillo, que incrementa sus posibilidades de actuación y le da además “una proyección de futuro, pues el INTA lo apoya en infraestructura, material, seguimiento, experiencia del personal, etc. Ambos centros trabajarán conjuntamente en el futuro”, afirma Parejo-Bravo. De hecho, el tándem formado por CEUS-CEDEA, merced a sus capacidades integradas, está llamado a ser el mejor Centro de Excelencia europeo de Sistemas no Tripulados.

El Centro de Experimentación de El Arenosillo arrancó en los años 60 como plataforma de lanzamiento de cohetes científicos atmosféricos y, en los 80, sufrió una reconversión, adquiriéndose por entonces la plataforma de telemedida, seguimiento y aviones blanco. En él se realizan en la actualidad certificaciones y calificaciones de aviones catapultados y de ala rotatoria, aeronaves que utilizan como aviones blancos según  las necesidades y también para realizar reconocimientos. El principal problema que entrañan los aviones blancos es su corta autonomía y por tanto, están limitados para los requerimientos exigidos para reconocimiento.

Asimismo, estos aviones no tripulados con los que actualmente se experimenta en Moguer para aplicaciones de defensa, sólo despegan desde rampas de lanzamiento y se recuperan mediante paracaídas, mientras que las nuevas instalaciones permitirán la realización de ensayos, validaciones y simulaciones con prototipos capaces de despegar, volar y aterrizar automáticamente sobre una pista de aterrizaje.

Reunión de la Comisión de Seguimiento del proyecto de aviones no tripulados, celebrada en el INTA.
Reunión de la Comisión de Seguimiento del proyecto de aviones no tripulados, celebrada en el INTA.

En El Arenosillo  se construirá, por tanto, el primer centro español de experimentación de aviones no tripulados de grandes dimensiones y tecnología avanzada, el cual está previsto a su vez que sea una de las mayores instalaciones de certificación y ensayo de aeronaves no tripuladas de toda Europa. La misma contará con importantes ventajas competitivas, tales como equipamiento para mando y control de última generación, una muy buena meteorología y la disposición de una zona de espacio aéreo reservado (Deltas) que abarcando hasta el espacio aéreo superior (UIR) es una de las mayores de su clase.

El Centro de Experimentación de Aviones no Tripulados de Moguer fue aprobado por el Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero en el año 2011, teniendo Huelva que competir para conseguirlo con ciudades de Galicia y Cataluña, entre otras. Las condiciones y los requisitos requeridos para su construcción lo trajeron hasta El Arenosillo, así como la existencia en Andalucía de una potente industria aeronáutica que sitúa a la región como segundo polo aeronáutico nacional y uno de los más importantes de Europa, con 120 empresas que facturan 1.858 millones de euros y emplean a 11.300 personas.




3 Responses to "El Centro de Aviones no Tripulados de El Arenosillo estará listo el 31 de diciembre de 2015"

  1. Fernando Chicon Fernandez   20 noviembre 2013 at 2:53 pm

    Hola muy buenas llevo dos años en paro estoy desesperado.me encantan los aviones y todo relacionado y me encantaría trabajar con vosotros .si me pudieran decir donde acercarme a dejar el currículo se lo agradecería gracias.

    Responder
  2. César   6 marzo 2014 at 11:20 am

    El artículo está muy bien… como publicidad corporativa. ¿Por qué ni una sola mención al impacto medioambiental que el proyecto causará en una zona de importante valor ecológico, tan cercana a Doñana? ¿Por qué no se recogen declaraciones de colectivos como WWF que se han pronunciado al respecto? ¿Siempre tiene que ser Doñana y su perímetro el blanco de todos los proyectos I+D que son ‘el progreso y el futuro’?

    Responder
  3. UAVERO   10 marzo 2014 at 5:35 pm

    César, no te preocupes que conociendo bien lo que trabajan los del INTA, los linces y las cigüeñas casi ni se van a enterar de las oepraciones.

    Responder

Deje un comentario

Su dirección de correo no será publicada.