Indignación en La Palma por los graves incidentes provocados por los seguidores del Xerez B

0
284
Comparte esta noticia

S. D. El presidente de La Palma Club de Fútbol, Antonio Roldán, ha mostrado su indignación por los actos protagonizados el pasado domingo por seguidores del Xerez B en el campo del polideportivo Municipal palmerino durante el encuentro que enfrentaba al equipo local con el gaditano, correspondiente al grupo I (Cádiz y Huelva) de la Primera Andaluza. Asimismo ha lamentado profundamente que la excelente imagen de La Palma, donde nunca en su historia se han producido incidentes, se vea envuelta en una polémica en la que nada tiene que ver y en un momento en el que además el equipo tiene a la alcance de su mano el ascenso a Tercera División.

De hecho, los altercados que provocan que el árbitro suspenda el partido se producen con el marcador a favor de La Palma por 1-0 y ya bien adentrado el segundo tiempo, concretamente en el minuto 23, como consecuencia de una tangana generada por jugadores xerecistas tras la expulsión de dos futbolistas de cada equipo y que tiene su punto culminante, según ha relatado muy molesto el presidente del club palmerino, cuando un futbolista del Xerez B pierde totalmente los nervios y golpea brutalmente por dos veces -agresión que queda recogida con claridad en un vídeo- en la cara al portero de La Palma, quien, cuando intentó defenderse, se vio rodeado por otros miembros del equipo contrario que continuaron agrediéndole «una y otra vez», situación que provocó que los jugadores palmerinos acudieran en su ayuda.

Finalmente resultó imposible continuar con el partido porque cuando iba a reanudarse tuvo lugar una invasión del campo por parte de un grupo de seguidores del Xerez que, según ha manifestado el presidente de La Palma, desde antes del inicio del encuentro «dejaron claras sus intenciones de provocar».

El partido quedó finalmente suspendido y varios de los jugadores palmerinos que sufrieron las agresiones tuvieron que ser atendidos por lesiones en el centro de salud de la localidad.

Antonio Roldán, que ha subrayado el «comportamiento ejemplar» que siempre ha tenido tanto la afición de La Palma como los jugadores del equipo, ha afirmado que existen pruebas más que suficientes para aclarar lo ocurrido el domingo en el campo de fútbol del polideportivo Municipal de La Palma.

En este sentido ha dicho que mucho antes del comienzo del encuentro, un grupo formado por 40 ó 50 aficionados del Xerez B accedió a la grada y se dedicó a increpar a los jugadores de La Palma y al público en general. Además, durante el calentamiento ya protagonizaron un amago de invasión del terreno de juego mientras proferían amenazas e insultos a la afición palmerina y hasta a la Virgen del Rocío. Para colmo, según cuenta Antonio Roldán, justo antes del pitido inicial encendieron y lanzaron bengalas al campo que provocaron quemaduras al césped artificial.

Ante tales hechos, un directivo del club telefoneó a la Guardia Civil y a la Policía Local para informar sobre lo que estaba sucediendo y pedir la presencia de las fuerzas del orden público ya que se preveía que podía ocurrir algún incidente.



Con este relato, el presidente de La Palma quiere dejar claro que ni la afición ni los jugadores de La Palma fueron quienes provocaron los incidentes. Y que para avalar lo ocurrido en el campo ya han pedido informes tanto a la Guardia Civil como a la Policía Local. Además, cuentan con el apoyo de numeroso material gráfico y de un vídeo que recoge todo lo acontecido y que presentarán, si fuese necesario, ante la Federación Andaluza de Fútbol, competente en ese asunto.

Además, ha insistido que en ningún momento se produjeron insultos racistas contra un jugador del Xerez B, tal como ha declarado reiteradamente el entrenador del conjunto gaditano. Es más, asegura que ese es el argumento que habitualmente utiliza el técnico xerecista para justificar los constantes y permanentes incidentes que protagoniza en los terrenos de juego. De hecho, el domingo fue expulsado con anterioridad a los altercados de la misma forma que también lo ha sido en otras once ocasiones durante esta temporada. Y, según el presidente palmerino, resulta curioso que varias veces haya empleado para justificar sus actos los insultos racistas.

Antonio Roldán también ha querido destacar que esta lamentable situación se ha producido en un momento crucial para los intereses deportivos de La Palma CF, que tiene al alcance de la mano el ascenso a Tercera División, y en el momento en que ganaba por 1-0 al Xerez B, uno de sus rivales directos en la lucha por dar el salto de categoría, razón de más por lo que considera absolutamente imprescindible atenerse a la realidad de los hechos y no dejarse llevar por versiones que nada tienen que ver con lo ocurrido en Polideportivo Municipal.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here