Submarinos alemanes en Huelva durante la Guerra Civil

Tras una larga patrulla en aguas españolas, el 30 de Octubre de 1937 llegaba a su puerto de origen, procedente de Huelva, el sumergible alemán U-28. Fueron muchos los UBoote que navegaron en tiempos de la Guerra Civil Española por nuestras aguas, y también un número importante los que visitaron el Puerto de Huelva. En un intento por trasladarme a aquella época, me imagino las caras de estupefacción, de los onubenses que vieran entrar y salir de nuestra ría, las naves que por aquel entonces representaban la vanguardia tecnológica a nivel marítimo.

Enrique Nielsen. La guerra civil española se inició en un momento crucial para la Marina Alemana, en el que las nuevas naves y armas alemanas, sobre todo submarinos y torpedos, necesitaban un lugar donde probar su efi­cacia y entrenar a sus tripulaciones. Por ello, la guerra civil fue la excusa perfecta1.

La documentación que existe sobre los submarinos alemanes en la II Guerra Mundial es muy prolífica. Es abundante la literatura que aborda el apasionante mundo de los U-boote y la red tampoco es ajena a esta pasión. Existen páginas “web” especializadas en el tema, con contenidos que van desde sus características técnicas hasta las misiones bélicas en diferentes partes del mundo. Pero no sucede lo mismo cuando se  aborda una investigación perteneciente al periodo de la guerra civil española. En este caso la información no fluye de la misma forma. La que existe se halla dispersa y en ocasiones se muestra contradictoria. Hay escaso número de publica­ciones debido a los pocos documentos existentes. Y a esto hay que añadir que  los miembros de las tripulaciones estaban obligados, por escrito, a mantener la confidencialidad en todas las circunstancias, permaneciendo incluso bajo  amenaza de  pena de muerte2.

1.Flotilla “Saltzwedel” en la base alemana de Wilhelmshaven. Todos ellos fueron enviados a España en apoyo del bando nacional (Col. Juan Carlos Salgado).
1. Flotilla “Saltzwedel” en la base alemana de Wilhelmshaven. Todos ellos fueron enviados a España en apoyo del bando nacional (Col. Juan Carlos Salgado).

Posiblemente por estas razones, la casi totalidad de las acciones llevadas a cabo por los U-boote en el marco de la guerra civil estuvieron, en mayor o menor medida, rodeadas de un gran mis­terio y secretismo. Alrededor de quince submarinos, U-14, U-19, U-23 y aquellos con numerales del U-25 al U-36, fueron desplegados como parte del Comité de No Intervención, desde fi­nales de 1936 a mayo de 1939, realizando más de treinta patrullas con una duración media de cinco semanas cada una3.


Alemania, al igual que otros países, envió a España buques de guerra con la misión de socorrer a sus súbditos y proteger a sus mercantes. El comandante supremo de la Marina alemana en aguas españolas, Rolf Carls, resumía así a sus comandantes las funciones a cumplir en España:

  • Protección y escolta de los barcos dedicados al comercio encubierto con los puertos sublevados.
  • Protección de los intereses y ciudadanos alemanes.
  • Labores de reconocimiento sobre los envíos rusos de material de guerra a la República, mostrando las pruebas en el Comité de No Intervención, en Londres.
  • Labores de reconocimiento y transmisión de esta información a la sede de Franco en Salamanca, más tarde Burgos. 4
U-29 (Col. Juan Carlos Salgado).
U-29 (Col. Juan Carlos Salgado).

El profesor Ricardo Miralles, catedrático de Historia Contemporánea en la Universidad del País Vasco, en su artículo La incidencia de la situación interna­cional en la guerra en Euskadi, 1936-1937, manifiesta que a los pocos días de caer Pasajes bajo el mando nacional, hubo presencia permanente en su puerto de los submarinos U-27 y U-29. Pasajes cayó el 12 de septiembre de 1936, por lo tanto, es posible que  antes del mes  octubre Alemania ya hubiera enviado este tipo de unidades5. A estos dos submarinos se les encomendó, entre otras misiones, vigilar y escoltar a los mercantes alemanes que desde las bases de Kiel o Hamburgo iban habitualmente a los puertos de Pasajes, La Coruña y Ferrol a descargar material de guerra para el bando nacional. Avanzado el conflicto, otros puertos receptores fueron Huelva, Cádiz y Sevilla.                             

Vista aérea de la ría de Huelva (Col. Jesús Copeiro).
Vista aérea de la ría de Huelva (Col. Jesús Copeiro).

Desde septiembre hasta diciembre de 1936 desembarcaron en Cádiz y Sevi­lla los primeros hidroaviones de la “Legión Cóndor”, los bimotores Heinkel He 59 y los monomotores Heinkel He 60, para el reconocimiento marítimo6. Cuatro He 60 serían pronto cedidos a la flota franquista. El 21 de abril de 1937 se accidentó en el puerto de Huelva uno de los He 60 de la “Legión Cóndor”, que portaba la matrícula 513. A este hidroavión se le conocía como El Lobo del mar, nombre es­crito en su fuselaje. No está muy claro quién iba a bordo del aparato, según algunas fuentes, iba a los mandos el alférez Otto Mahl, llevando de paquete a un coman­dante del destacamento italiano apodado Rossi. Ambos resultaron ilesos y el aparato siniestrado fue llevado a Tablada, posiblemente para su desguace.7   


4.Carguero alemán Ilmar http://www.photoship.co.uk/JAlbum%20Ships/Old%20Ships%20I/slides/Ilmar-01.jpg.
Carguero alemán Ilmar http://www.photoship.co.uk/JAlbum%20Ships/Old%20Ships%20I/slides/Ilmar-01.jpg.

Dentro de la colaboración alemana con Franco, el coronel Warlimont propu­so enviar cinco lanchas torpederas en octubre de 1936. Iban provistas de dos tubos lanzatorpedos con un radio de acción de 250 millas y velocidad de 35 nudos. El 10 de febrero de 1937 el carguero Ilmar desembarcó en el puerto de Huelva las lanchas S1, S3 y S5. Una de ellas se averió en el desembarque y el 3 de marzo fue reemplazada por la S6, transportada por el Kandelfels8.

5.Carguero alemán  Kandelfels http://www.photoship.co.uk/JAlbum%20Ships/Old%20Ships%20K/slides/Kandelfels-01.jpg
Carguero alemán Kandelfels
http://www.photoship.co.uk/JAlbum%20Ships/Old%20Ships%20K/slides/Kandelfels-01.jpg

Pero a los submarinos germanos no sólo se les encomendó labores de acompañamiento y escolta sino también las de llevar a cabo misiones secretas. En algunas de estas misiones  Huelva jugaba un importante papel como uno de los Puertos existentes justo antes y después de cruzar el estratégico Estrecho de Gibraltar.

Submarinos alemanes U-33 y U-34 amarrados en el muelle de Levante, junto al torpedero Seeadler. Huelva, entre el 7 y 10 de junio de 1937 (Col. Eduardo Delgado/vía Juan Carlos Salgado).
Submarinos alemanes U-33 y U-34 amarrados en el muelle de Levante, junto al torpedero Seeadler. Huelva, entre el 7 y 10 de junio de 1937 (Col. Eduardo Delgado/vía Juan Carlos Salgado).

Operación Jagdausflug. Se trató de una operación encubierta, tras el supuesto atentado que sufrió el crucero alemán Leipzig a la altura de Orán, por parte de uno o varios submarinos no identificados. Este incidente estuvo rodeado de misterio porque los alemanes no ofrecían pruebas claras de lo que había ocurrido. Británicos y franceses pusie­ron en duda que hubiera algún submarino causante del ataque y que, en realidad, lo que Alemania estaba buscando era una excusa para intervenir en contra de los republicanos. En cualquier caso y en represalia por el supuesto ataque al Leipzig, el contralmirante von Fischel, con fecha 18 de junio de 1937, ordenó a los subma­rinos en la zona, atravesar el Estrecho y hundir cualquier sumergible republica­no que encontraran en el Mediterráneo. En esta operación participaron los sub­marinos U-33, U-34 y U-28. Los dos primeros estuvieron atracados en el puerto onubense del 7 al 10 de junio de 1937, es decir, días antes de recibir la orden de caza. Dichas fechas figuran en la postal que firmó Ottoheinrich Junker, capitán y comandante del U-33, y que dejó como recuerdo a familias alemanas de Huelva.

Reverso de la postal del U-33, firmada en Huelva por el capitán Ottoheinrich Junker (Col. Jesús Copeiro).
Reverso de la postal del U-33, firmada en Huelva por el capitán Ottoheinrich Junker (Col. Jesús Copeiro).

La operación se prolongó hasta mediados del mes de julio, fecha en la que los tres sumergibles pasaron de nuevo del Mediterráneo al Atlántico, haciendo una escala de reaprovisionamiento en Huelva. Volvieron a sus bases de origen el 26 de julio de 1937. Durante los días de permanencia en el Mediterráneo no avistaron sumergi­bles republicanos y no pudieron realizar ataque alguno.9 Los tres submarinos debieron coincidir en Huelva con el U-36, capitaneado por Klaus Ewerth, que estuvo en dicho puerto el 24 de julio de 1937, según la fecha indicada en el matasellos de una carta enviada por un marinero a su familia , anunciada en el portal gothicstamps.com

Submarinos alemanes salen de Huelva para realizar operaciones secretas. El 11 de septiembre de 1937 diversos periódicos se hicieron eco del tes­timonio de J.J. Morgan, tercer ingeniero del Campden Hill, publicado en el diario británico The Daily Herald:

El U-35 en el puerto de Cádiz en la guerra civil (Col. Willi Jacob/vía Hans Mair).
El U-35 en el puerto de Cádiz en la guerra civil (Col. Willi Jacob/vía Hans Mair).

Entramos en el puerto de Huelva, en el sur de España, el 1 de septiembre. Algunos días después vimos llegar cuatro submarinos con los indicativos U-23, U-24, U-35 y U-36. Vi cómo los submarinos volvieron a marchar. Sus indicativos habían sido cubiertos de pintura gris y las letras pintadas en la torrecilla habían sido reemplazadas por otras de tela que podían ser quitadas fácilmente.                              

El Campden Hill era un buque inglés al mando del capitán Williams y tras recibir su carga en el puerto onubense zarpó hacia Liverpool10. El 25 de septiembre de 1937, ABC editó un reportaje especial titulado ¿De dónde salen los submarinos piratas?, en el que se podía ver una gran fotografía de la ría de Huelva con el monumento de Colón al fondo, y la siguiente leyenda a pie de foto: En Huelva preparan los submarinos de Hitler su camuflaje, antes de lanzarse a la conquista del Mediterráneo. En el reportaje se recuerda la no­ticia del 11 de septiembre y se añade un nuevo testimonio, el de la tripulación del Candlestone Castle. Los vapores Candlestone Castle y Sarastone intentaron entrar en el puerto republicano de Gijón, en la mañana del sábado 17 de julio de 1937, pero fueron advertidos con ráfagas de disparos por el minador Júpiter. El Sarastone, que estaba más cerca de la costa, logró llegar a puerto, pero no así el Candlestone que fue capturado, llevado a Ferrol y liberado el 12 de septiem­bre11. La tripulación de este barco confesó haber visto a los cuatro submarinos mencionados, siete días antes de que entraran en el puerto onubense ¿Se estaba preparando en Huelva una operación secreta en el Mediterráneo? Todo apunta a que fue así12.

9.U-28 entrando en el Puerto de Sevilla. Foto tomada desde la cubierta del Torpedero alemán  Tiger. 2 de Octubre de 1937. http://www.uhistoria.com/uhistoria/foro/viewtopic.php?f=10&t=1056&hilit=Submarinos+en+el+puerto+de+Sevilla
U-28 entrando en el Puerto de Sevilla. Foto tomada desde la cubierta del Torpedero alemán Tiger. 2 de Octubre de 1937. http://www.uhistoria.com/uhistoria/foro/viewtopic.php?f=10&t=1056&hilit=Submarinos+en+el+puerto+de+Sevilla

Enrique Nielsen y el U-28 en Huelva.  El submarino alemán U-28 era un sumergible del tipo VIIA que fue comisionado en septiembre de 1936, presentaba una eslora de 64 metros, estaba armado con 11 torpedos y lo gobernaba una tripulación de unos 45 hombres. Tras visitar el puerto de Sevilla el 2 de octubre de 1937 el submarino alemán U-28 debió de sufrir alguna avería mecánica en algún lugar del golfo de Cádiz, ya que el capitán Am­brosius decidió poner rumbo a Huelva, un Puerto que ya había visitado en otras ocasiones y que conocía bien.

Enrique Nielsen acompañado de Manuel Sánchez Tirado (en el centro) y del comandante alemán, teniente de navío Ambrosius, sobre la cubierta del submarino U-28 atracado en el muelle de Levante. (Col. Enrique Nielsen).
Enrique Nielsen acompañado de Manuel Sánchez Tirado (en el centro) y del comandante alemán, teniente de navío Ambrosius, sobre la cubierta del submarino U-28 atracado en el muelle de Levante. (Col. Enrique Nielsen).

En Huelva el U-28 fue atendido por Enrique Nielsen, súbdito alemán afincado en Huelva desde 1906 y nombrado por el Consulado Alemán  intérprete de las tripulaciones de los U-boote que visitaban el puerto , resolviendo todo tipo de problemas, desde buscar médico, facilitarles la prensa alemana que él recibía o cam­biarles dinero en los bancos. Por este motivo  tenía el apodo de “el Práctico”. Pedro Weickert comentaba sobre este particular lo siguiente: “Nielsen incluso salía a la Barra con el submarino, llegando a sumergirse, todo un acontecimiento en aquella época”13.

El U-28 navegando en aguas de Kiel. (Col. Enrique Nielsen).
El U-28 navegando en aguas de Kiel. (Col. Enrique Nielsen).

Nielsen estableció buenas relaciones con el capitán y la tripulación hasta el punto de disfrutar de semejante privilegio. En una de estas salidas en submarino, el comandante le ofreció una copa de whisky. Nielsen, que se había educado en un ambiente no precisamente británico, comentó que nunca lo había probado y que en su casa, su madre le había hablado fatal de esa bebida. Finalmente el comandante lo convenció y Nielsen aceptó. Al saborearlo, exclamó: ¡Lástima no haberlo probado antes! Desde entonces el whisky llegó a ser una de sus bebidas favoritas en celebraciones y reuniones. El comandante y la tripulación del U-28 quedaron muy agradecidos por el trato recibido. En una de las fotos que obtuvo como regalo, se puede observar al U-28 navegando en aguas de Kiel. En su reverso se lee la siguiente dedicatoria ya traducida: A nuestro amable ‘Práctico’ dedicada en agradecimiento. El capitán y la tripulación del submarino U-28. Firmado por el teniente y comandante Ambrosius14.

Submarinos alemanes en Huelva: causas y listado. A lo largo de este artículo hemos visto que uno de los objetivos fundamentales, marcado por el Alto Mando alemán era el de escoltar a los cargueros que tenían como destino puertos nacionales. Pues bien, consultado el registro de buques en el Archivo de la Aduana de Huelva15, el número de barcos alemanes que visitaron este puerto entre los meses de junio y octubre de 1937, fue el siguiente:

JUNIO JULIO AGOSTO SEPTIEMBRE OCTUBRE TOTAL
13 buques  7 buques 7 buques 10 buques 15 buques 52 buques

 

Además hay constancia de que más de la mitad de ellos transportaban habitualmente material de guerra para el bando nacional, regresando con materias primas, sobre todo minerales16. Esto nos lleva a pensar que la presencia de los U-boote se debiera al intenso tráfico de mercantes germanos, no sólo hacia Huelva, sino también hacia Sevilla y Cádiz. De hecho, cabe destacar que en Sevilla, entre los meses de enero y marzo de 1937, entra­ron en su puerto 332 buques alemanes. Era tal la afluencia de estos barcos, que para no colapsar la entrada  fluvial a Sevilla, se situaban en cola  en la misma desembocadura del río Guadalquivir, a la espera de poder realizar la descarga en puerto17

En base a los datos que hasta ahora se han podido recabar  sobre esta materia, el siguiente cuadro muestra los submarinos alemanes que visitaron Huelva durante la guerra civil, aunque todo hace indicar que posiblemente el número de visitas aún fue mayor:

SUBMARINOS FECHAS
U-33 y U-34 7 al 10 de junio de 1937(antes de la Operación Jagdausflug)
U-28, U-33 y U-34 julio de 1937(después de la Operación Jagdausflug)
U-36 24 de julio de 1937(según matasellos carta de gothicstamps)
U-23, U-24, U-35 y U-36 septiembre de 1937(según The Daily Herald)
U-28 octubre de 1937(según foto de Enrique Nielsen)
U-25 27 de octubre de 1938(según foto de Jesús Copeiro)
El U-25 estuvo en el puerto de Huelva el 27 de octubre de 1938. Durante la II GM sería el primer submarino alemán en aprovisionarse en las costas españolas. El hecho tuvo lugar en Cádiz, el 30 de enero de 1940, y pudo abastecerse de víveres y pertrechos (Col. Jesús Copeiro).
El U-25 estuvo en el puerto de Huelva el 27 de octubre de 1938. Durante la II GM sería el primer submarino alemán en aprovisionarse en las costas españolas. El hecho tuvo lugar en Cádiz, el 30 de enero de 1940, y pudo abastecerse de víveres y pertrechos (Col. Jesús Copeiro).

En resumen, en el ámbito oficial del conflicto, los submarinos alemanes representaban al Comité de No Intervención. Pero en la sombra recababan información naval para el bando franquista, escoltaban a los mercantes alemanes que llevaban armas al bando nacional y desarrollaban operaciones secretas ocultando indicativos y banderas. Y por otra parte, este marco prebélico resultó el ideal para formar a los futuros ases de los U-boote y sus tripulaciones. Importantes comandantes de la II Guerra Mundial realizaron parte de su instrucción y formación en aguas españolas.

Huelva fue una de las primeras zonas de España en ser tomada por parte del bando nacional, y esto  convirtió a su puerto en uno de los primeros destinos de los mercantes alemanes para la descarga de material bélico. La situación estratégica de Huelva fue vital en muchas ocasiones para desarrollar los objetivos de los UBoote, bien sirviendo de punto aprovisionamiento o bien como punto de partida de operaciones secretas, de las cuales a día de hoy todavía se desconocen muchos detalles.

Notas

  1. Claude Huan, La Kriegsmarine y la guerra de España, p. 43.
  2. Deutsches U-Boot Museum: http://www.u-boot-archiv-cuxhaven.de/lang1/the_spanish_ civil_war.html
  3. Bender, Legion Condor, pp. 212-214.
  4. Roger James Bender, Legion Condor. Uniforms, Organization and History, p. 212.
  5. Ricardo Miralles, La incidencia de la situación internacional en la guerra en Euskadi, 1936-1937, p. 499.
  6. Lucas Molina, Heinkel He 60, p. 18; Rafael Permuy y César O´Donnell, “As de Picas”. La escuadrilla de hidros de la Legión Cóndor en la guerra civil española (1936-1939), pp. 11-12.
  7. Aeródromo de Tablada en la Historia: http://tabladasevilla.blogspot.com.es/2011/08/el-lobo-del-mar-en-tablada.html, Pero según Permuy y O’Donnell,“As de Picas”, p. 26, citando tele­grama del general jefe del Ejército del Sur: “Estaba pilotado por comandante Rosi, jefe base naval italiana, y Mahi, alemán, resultaron heridos”. Según estos mismos autores, p. 178, el Oberfeldwebel (sargento) Flieger (piloto) Otto Mahl sirvió en España de julio a noviembre de 1937, lo que no ayuda a aclarar las cosas.
  8. Huan, La Kriegsmarine, pp. 22 y 29.
  9. Bender, Legion Condor, p. 216.
  10. The Daily Herald, 11-9-1937; Diario de Lisboa, 11-9-1937; ABC Madrid, 25-9-1937; Archivo Aduana Huelva. Reg. carp. export. En 1935/Sep 1947.
  11. Asturias Republicana: http://www.asturiasrepublicana.com/cervera5.html
  12. ABC Madrid, 25-9-1937.
  13. Pedro Weickert, en Huelva, 5-12-1989, 6-4-1992 y 16-10-1993.
  14. Documentación de Enrique Nielsen.
  15. Archivo Aduana Huelva. Reg. carp. export. En 1935/Sep1947.
  16. González Echegaray, La marina mercante, pp. 250-253.
  17. González Echegaray, La marina mercante, p. 295.



6 Responses to "Submarinos alemanes en Huelva durante la Guerra Civil"

  1. Pedro Dominguez   28 octubre 2014 at 11:56 am

    Muy interesante y documentado artículo.

    Responder
    • Enrique   28 octubre 2014 at 10:44 pm

      Muchas gracias Pedro, me alegro que te haya gustado, un saludo.

      Responder
  2. José Ramón Iglesias   29 octubre 2014 at 3:54 pm

    Interesantísimo artículo.

    Responder
  3. Luis   29 diciembre 2014 at 6:05 pm

    Muy interesante, los antecesores de los u-boat que causarían terror en la segunda guerra mundial con sus manadas de lobos:
    criticahistorica.com/submarinos-de-guerra/

    Responder
  4. Manuel R. S.   14 abril 2015 at 6:00 pm

    El artículo me parece magnífico, como el soporte documental en el que se basa. Nos descubre la importancia de la retaguardia en general, y de Huelva en particular, en el desarrollo de la guerra civil.
    En la actualidad estoy investigando temas muy relacionados con éste y me gustaría contactar personalmente con el autor.

    Responder
  5. Enrique Nielsen   22 abril 2016 at 6:59 pm

    Para quien desee contactar conmigo:
    nielmartincarre@gmail.con

    Responder

Deje un comentario

Su dirección de correo no será publicada.