La Plaza de las Monjas de Huelva que nunca conocimos

RFB. Plaza de las Monjas, Huelva. Situémonos a principios del siglo XX, en el lustro comprendido entre 1900 y 1905. La Plaza de las Monjas, nuestra Plaza de las Monjas de Huelva, no era rectangular como ahora, sino más bien cuadrada. Le quedaba poco tiempo.

Tenía entonces 3.250 m2 -hoy en día unos 5.000 m2-. Estas vistas que publicamos fueron tomadas probablemente por Diego Calle -al menos la de las niñas-. Y nos muestran el ocaso de una configuración que provenía del origen de esa nomenclatura tradicional, la ‘de las Monjas’. Habría que ubicarse por tanto en los principios del siglo XVI como punto de partida de la misma, que fue cuando se erigió el Convento.

Plaza de las Monjas de antaño.

La Plaza de San Juan, como la denomina Juan Agustín de Mora en esa fuente básica que es ‘Huelva Ilustrada’, seguramente ya entonces -1762- tenía el apelativo popular relacionado con la proximidad conventual. Después contaría con numerosos nombres formales que fueron sucediéndose, pero la gente siempre habló de ella como Plaza de las Monjas. Y esta plaza en esos primeros años del XX contaba, como podemos apreciar en las imágenes, con unos típicos bancos de fábrica y respaldo central de forja. Debieron ser los adquiridos en 1863, con asientos de mármol, que en todo caso fueron reparados en sucesivas ocasiones, como en el año emblemático de 1892.

Plano dibujo configuración anterior.

Coqueto enclave con dignas casas que se aprecian en su lado sureste. En el noroeste -la espalda de las fotos- entonces aún lindaba con parte del palacio de los Duques, que había sido ocupado antaño por las caballerizas. Así puede apreciarse en los dibujos que mostramos de Diego Díaz Hierro, que nos sitúan en una imagen de la Plaza completamente distinta a la actual.


Puerto de Huelva

Realmente ese cambio profundo se produjo en 1906-1907, con la importante remodelación firmada por el arquitecto municipal Francisco Monís Morales. Al crecimiento de casi un tercio de plaza adicional siguió la construcción de varias casas. Estas reforzaron la imagen de la misma, otorgándole mayor peso señorial.

El candelabro

En las imágenes que ilustran este artículo aparece en el centro el popular candelabro que hoy está en la puerta de la Concepción. Sobre este candelabro, y sus idas y venidas, se ha hablado mucho. De hecho, incluso hay quien ha sugerido, ante tanto vaivén, que en realidad lo que había en la ciudad en su época era más de un candelabro de estas características.

Plano dibujo configuración a partir de 1906.

Y esta hipótesis no es, ni mucho menos, descartable. Hay una edición de tarjetas postales de Rogelio Buendía en la que aparece simultáneamente en una imagen de la Plaza de San Pedro y en otras en la Concepción. Bien es verdad que antaño no era descartable que se unieran vistas de años diferentes para componer una edición. Por ello no podemos sacar una conclusión irrefutable.

Se le ha ubicado en la Plaza de San Pedro, en la de las Monjas -como aquí vemos-, y en la Concepción. Más tarde en el Cementerio de San Sebastián y en su sucesor, el de la Soledad. Hay quien ha indicado que su primer emplazamiento fue la Concepción. Nosotros nos inclinamos por que fue en la Plaza de las Monjas primero, San Pedro después -poco tiempo- y Concepción, antes de ‘destinarse’ al cementerio. Por lo apretado de las fechas, no obstante, quizá se encargasen dos, uno para San Pedro y otro para la Plaza de las Monjas.

Afortunadamente uno -o el- fue restaurado y hoy podemos disfrutarlo en La Concepción. Es el único vestigio, junto al Convento de las Agustinas, que queda de esta imagen de la Plaza de las Monjas que nunca llegamos a conocer.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Mercedes
matsa
Hospital Quirón
Giahsa
Cocehu
Aguas de Huelva
Las cosas del toro
Atlantic Copper
Ayuntamiento de palos de la frontera
Caja Rural hipoteca joven
cepsa
Diputación de Huelva