Las obras de peatonalización de Plus Ultra marchan a buen ritmo para cumplir con los plazos

Se espera que antes de Semana Santa esté terminado el tramo comprendido entre La Placeta y la Iglesia de La Concepción.

0
87
obras de peatonalización de Plus Ultra
Comparte esta noticia

Redacción. El alcalde de Huelva, Gabriel Cruz, acompañado del teniente de alcalde de Urbanismo, Medio Ambiente y Transición Ecológica, Manuel Gómez Márquez, ha visitado las obras de peatonalización que se están ejecutando actualmente en la calle Plus Ultra para comprobar que “marchan a buen ritmo y las previsiones apuntan que se cumplirán los plazos establecidos para posibilitar con absoluta normalidad la colocación de los palcos de Semana Santa”.

Como ha podido comprobar el primer edil, “los trabajos están mucho más avanzados de lo que parece a simple vista. Todas las infraestructuras, instalaciones básicas de agua, luz o telecomunicaciones ya están terminadas hasta la altura de la Concepción, que corresponde a los trabajos más lentos y laboriosos, mientras que ahora, las tareas se centran en el pavimentado”. En este sentido el alcalde ha reconocido que “al tratarse de piezas muy especiales y de gran formato, elegidas para darle prestancia al lugar, su instalación es más complicada, pero los técnicos están satisfechos con el desarrollo de unas obras que van en la línea de nuestro proyecto de ciudad, creando espacios para los peatones, cualificando nuestras infraestructuras con el objetivo de conseguir una Huelva más moderna, cómoda, ambiciosa y saludable”.

El proyecto de las obras de peatonalización de Plus Ultra

El objetivo general de este proyecto, bajo la denominación de ‘Huelva, Espacio Urbano-Espacio Humano’ e incluido en la Agenda Urbana de Huelva es humanizar el espacio, generando un entorno que mejore la calidad de vida de la ciudadanía y visitantes. En concreto, se trata de la peatonalización de la Plaza de las Monjas y las calles Méndez Núñez, Plus Ultra y Gravina, por un lado; y de la Plaza de San Pedro y las calles La Fuente y Daoiz, por otro. Dos importantes actuaciones de transformación de la escena urbana receptoras de los fondos del Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia para la implantación en la ciudad de Zonas de Bajas Emisiones. Unas actuaciones que suponen la intervención en más de 14.000 metros cuadrados y una inversión de 4 millones de euros.

Las actuaciones incluyen la renovación de las redes de infraestructura existentes, alcantarillado, abastecimiento, alumbrado, telecomunicaciones, electricidad, etc y sus acometidas domiciliarias, afectadas por la actuación; además de dotación de alumbrado y mobiliario urbano.

Aparición de restos óseos

Ante la aparición de los restos humanos encontrados durante las obras, los técnicos han confirmado que “en ningún momento han retrasado los trabajos”, ya que forma parte de la actividad arqueológica preventiva de control arqueológico que se realiza de forma permanente y constante en todas las obras del Centro.



Presentado el informe sobre el hallazgo, que son interpretaciones preliminares en espera del estudio a presentar tras la finalización de las obras, se confirma que se trata de dos enterramientos en fosa, pero integrados en una considerable cantidad de restos óseos humanos. Sobre su existencia se barajan dos hipótesis, una que efectivamente es un osario localizado in situ, y dos, que sea el resultado de una afección que destruyó una hilada de tumbas, posiblemente durante algunas de las urbanizaciones de la calle.

En cuanto a las fechas, se considera plausible que estos enterramientos se correspondan con un núcleo de edificios, religiosos y benéficos, probablemente el Hospital de la Caridad y la capilla ermita de la Caridad, datadas entre 1500 y 1600, ya sea de enfermos, fieles o clero.

La propuesta de conservación, consensuada entre todas las partes (Delegación Territorial de Turismo, Cultura y Deportes, Ayuntamiento de Huelva como promotor, dirección facultativa de la obra y empresa constructora) pasa por la elevación de las infraestructuras en aquellos puntos donde sea necesario; cubrición de los restos arqueológicos con geotextil y una capa de arena estéril; y colocación del pavimento con la metodología que se está ejecutando. En definitiva, los retos se mantienen en el mismo lugar pero protegidos en caso de que se quieran realizar futuras investigaciones, que no estén aparejadas al desarrollo de ninguna obra.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here