El Hospital Infanta Elena incorpora un nuevo TAC de última generación

Este nuevo TAC permite realizar nuevos estudios cerebrales, oncológicos, vasculares y traumatológicos con menor dosis de radiación

0
101
nuevo TAC
Comparte esta noticia

Redacción. El Hospital Infanta Elena ha incorporado en estos días dentro de su Servicio de Radiodiagnóstico un nuevo equipo de tomografía computarizada (TAC) de altas prestaciones, el segundo de estas características con el que cuenta el centro hospitalario, con el fin de seguir potenciando su capacidad diagnóstica para poder ofrecer una respuesta más rápida, segura y completa al resto de especialidades.

La delegada del Gobierno de la Junta de Andalucía en Huelva, Bella Verano, acompañada de la responsable de Salud en la provincia, Manuela Caro, han visitado esta mañana las nuevas instalaciones junto con el director gerente del hospital, Antonio Carrión, destacando la apuesta de la Consejería de Salud por la mejora de las infraestructuras del centro hospitalario en estos últimos años y la apuesta realizada en inversiones y obras de mejora.

Este nuevo equipo de TAC, que viene a sumarse al incorporado en el año 2021 también considerado de alta gama, cuenta con grandes prestaciones y permitirá la realización de nuevos estudios específicos destinados a mejorar la asistencia sanitaria. “Un esfuerzo inversor importante”, según ha destacado la delegada del Gobierno, “ya que el proyecto total ha requerido de una partida de más de 476.000 euros, teniendo en cuenta las obras y el coste del equipo electromédico”.

Para la instalación del nuevo TAC han tenido que realizarse durante los últimos meses una serie de obras para adecuar la zona, que han afectado a las salas 8 y 7 y al área de control. El objetivo primordial ha sido reorganizar los espacios para permitir la instalación del nuevo equipo, facilitar la accesibilidad de los pacientes encamados y mejorar la comodidad y seguridad para pacientes y profesionales.

Para ello se ha procedido a cambiar los sistemas eléctrico, de gases medicinales y de climatización, las luminarias, carpintería y solería, además de proceder al cálculo e instalación del blindaje protector o plomado de todo el recinto, con el fin de proteger de la radiación y ofrecer una óptima seguridad a pacientes y profesionales.

El nuevo TAC, que presenta importantes prestaciones y que supera en gran medida la capacidad diagnóstica del equipo anterior, es capaz de realizar pruebas para la detección del código ictus, perfusión cerebral, atención oncológica, estudios vasculares y de Traumatología, y todo ello con una menor dosis de radiación.

Una buena noticia teniendo en cuenta la importancia de este equipo para la resolución diagnóstica del resto de especialidades, ya que solo el año pasado se llevaron a cabo en el Hospital Infanta Elena más de 12.500 estudios de TAC a pacientes de su zona de adscripción.



Una vez más los Servicios de Tecnologías de la Información y Comunicación, STIC, han participado de una forma muy activa en la puesta en marcha de estas instalaciones, ya que los equipos están conectados entre sí con el PACS centralizado del Servicio Andaluz de Salud y con el Centro avanzado de Diagnóstico por Imagen (CADI), permitiendo la monitorización en tiempo real del funcionamiento de los equipos, las dosis administradas y la homogeneización de protocolos diagnósticos.

Este nuevo TAC se integra en el proyecto Huella de Energía, que tiene como objetivo que la sanidad pública andaluza disponga de la mejor información diagnóstica por imagen que la tecnología actual pueda ofrecer, con la mayor seguridad para el paciente y dentro de un proyecto de desarrollo sostenible. Esta inversión está financiada por la Unión Europea, a través del Mecanismo de Recuperación y Resiliencia- NextGeneration EU, instrumento financiero de la inversión C18.I1 Plan de inversión en equipos de alta tecnología del SNS, del Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia del Gobierno de España

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here