Las onubenses María Pérez y Natalia Sancha contarán su experiencia como profesionales rompiendo barreras en colegios andaluces

La perforista y la fotoperiodista participan en el Calendario Escolar Coeducativo 2022-2023 del Instituto Andaluz de la Mujer, un recurso por la igualdad y la integración de la mujer en cualquier profesión.

0
438
María Pérez y Natalia Sancha
Comparte esta noticia

C.M. María Pérez y Natalia Sancha. Desde el Instituto Andaluz de la Mujer se ofrece de nuevo el Calendario Escolar Coeducativo 2022-2023, para que todos los centros educativos andaluces de primaria y secundaria dispongan de un nuevo recurso que ayude en el objetivo de enriquecer una visión igualitaria, integradora y transformadora de esta sociedad.

Este año muestran a doce mujeres protagonistas que con su ejemplo, van a poder visibilizar que las barreras están para superarlas y que no hay límites para el crecimiento personal y social. Mujeres que en sus distintos campos profesionales han sido y serán referente para una sociedad desarrollada, justa y plural. Se encargarán de dar una serie de charlas y actividades en los centros escolares que lo soliciten, cada una en un determinado mes.

En este curso incorporan algunas novedades en los calendarios de cada una de las etapas: unas guías didácticas para primaria y secundaria que podrán ser descargadas directamente a través de un código QR que hay en cada uno de los meses del calendario, y con el que podrán acceder a una variedad de actividades, tareas y recursos, que servirán de ayuda al profesorado para sacarle el máximo provecho a cada protagonista. Igualmente este año incorporan una página web que facilitará el uso en cada una de las aulas sin tener que imprimir el calendario.

Aún queda mucho por construir, pero las desigualdades e injusticias no pueden ser un obstáculo para realizarse como persona, sino que tienen que servirnos de motivación para llegar a ser lo que queramos ser. Entre este catálogo de mujeres inspiradoras que destacan en algún perfil profesional, muchos de ellos de sectores masculinizados, se encuentran dos onubenses: María Pérez y Natalia Sancha.

María Pérez, la encargada del mes de marzo

La perforista y minera María Pérez nació en San Bartolomé de la Torre en 1985 y es la primera mujer perforista en minería subterránea y artillera española y una de las primeras del mundo. Con 16 años estudió soldadura y calderería, tras lo que se hizo Técnico superior de construcciones metálicas. Junto a otras 6 mujeres procedentes del mundo de la minería y de la industria, fundó la asociación Women in Mining & Industry Spain (WIM ESPAÑA), cuyo objetivo es visibilizar la labor de las mujeres en estos sectores y lograr la igualdad de oportunidades.

Colabora con la empresa de formación Qualifica2 como dinamizadora, liderando a grupos de chicas y haciendo charlas informativas para guiarlas a formarse en profesiones de sectores masculinizados. Participa en un programa de TV que se llama ‘La minería con Mara’ haciendo entrevistas a personas que trabajaron en las minas de antaño. Incluso se anima con la fotografía en este tema. Hace los guiones y protagoniza cortometrajes en la línea de igualdad de oportunidades. El pasado mes de marzo recibió el premio Clara Campoamor ‘Mujer Referente Juventud Andaluza’.



Además, desde su espacio en las redes, ‘La comunidad de Mara’, promueve el empoderamiento de las mujeres para que accedan a la profesión que desean, impulsando la igualdad de oportunidades y visibilizando a mujeres referentes que trabajan en sectores tradicionalmente masculinizados.

Natalia Sancha, la protagonista de diciembre

Natalia Sancha García es una fotoperiodista y reportera onubense enamorada del mundo árabe. «No es casualidad que me atraiga un mundo tan complejo y conocido mayormente por sus guerras, o una lengua tan rica como el árabe, ya que crecí hasta los 9 años en Argelia. Cansada de cómo se contaba el mundo árabe entre velos y barbudos me propuse buscar historias que acercaran a los lectores de las dos orillas del Mediterráneo. Aún lo sigo intentando», explica la onubense. Su visión tan global de mundo también se debe al hecho de que ha podido estudiar en diferentes lugares, como Madrid, Paris y Georgetown (USA)

Ha sido finalista en dos ocasiones del premio de Periodismo Cirilo Rodríguez por hacer lo que le gusta: reportajear para el periódico El País en Oriente Medio desde países en guerra como Siria, Iraq o Yemen, así como cubrir con su cámara y su libreta las protestas populares de Egipto y Líbano. En la capital de este último, en Beirut, ha vivido durante los últimos 14 años antes de mudarse a Bruselas para trabajar con la Unión Europea.

Es coordinadora del libro ‘Balas para Todas’ en cuyas páginas se habla de una perspectiva de género en la cobertura mediática del mundo árabe.

«A pesar de las dificultades y riesgos de la profesión, estoy convencida de que el reporterismo es el trabajo más bonito del mundo porque me ha permitido vivir 1000 vidas en una. He conocido a gentes de diferentes culturas, clases sociales y creencias religiosas que generosamente me han abierto siempre las puertas de sus vidas para regalarme sus historias más preciadas», sentencia.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here